La medicina física y rehabilitación, también llamada fisiatría, es una especialidad de la medicina a la que concierne el diagnóstico, evaluación, prevención y tratamiento de la incapacidad con el objetivo de facilitar, mantener o devolver el mayor grado de capacidad funcional e independencia posible.

La medicina física es un área de la medicina relativamente nueva, pero con una larga historia. Surge como especialidad a partir de la Segunda Guerra Mundial por el manejo de los soldados discapacitados que ésta dejó.

Un programa de rehabilitación se diseña específicamente para cada paciente con lesiones agudas o crónicas o con discapacidad permanente o transitoria, sin importar la edad.

El programa es conformado por un equipo multidisciplinario centrado fundamentalmente en enfermedades y problemas que afectan a los sistemas musculoesquelético, neurológico, cardíaco y vascular, respiratorio y endocrino, abordando disfunciones urogenitales, por dolor y cáncer, por quemaduras, trasplantes y amputaciones.

La conformación del equipo que interviene depende de muchos factores, que incluyen las necesidades del paciente, recursos del centro y cobertura del seguro para los servicios.

El equipo multidisciplinario de rehabilitación puede incluir, entre otros, los siguientes miembros:

•Médico rehabilitador o fisiatra médico que evalúa y trata a los pacientes de rehabilitación. El fisiatra es generalmente el director del equipo y es el responsable de coordinar los servicios de cuidados del paciente.

•Enfermero o enfermera de rehabilitación, quien se especializa en cuidados de rehabilitación.

•Fisioterapeuta, responsable de asistir a los pacientes con problemas relacionados con el movimiento, la fuerza muscular, el ejercicio y el funcionamiento de las articulaciones.

-Trabajador social clínico, asesor profesional que trabaja como enlace entre el paciente, su familia y el equipo de rehabilitación. Este proporciona apoyo y coordina los planes para el alta y las derivaciones a otros especialistas, también puede coordinar la asistencia con las compañías de seguros.

•Terapeuta ocupacional. Maneja los pacientes con problemas relacionados con actividades cotidianas, incluyendo el trabajo, la escuela, la familia y las actividades sociales y de ocio.

•Logopeda o especialista en el lenguaje. Responsable de auxiliar a recuperar las funciones cognitivas, de comunicación o de deglución.

 

•Psiquiatra, sicólogo o neuropsicólogo. Dirige la evaluación cognoscitiva del paciente y colabora en el manejo de la depresión tanto del paciente como de su familia. Se ocupa de mantener la motivación y establecer expectativas realistas para la recuperación.

•Terapeuta respiratorio. Asiste para tratar y restablecer la función de los pulmones en los pacientes con problemas de respiración o de las vías aéreas.

*Especialistas como ortopedas, neurocirujanos, cardiólogos, neurólogos, entre otros.

¿Dónde se puede recibir rehabilitación? Un paciente puede recibir rehabilitación en muchos ambientes. Con frecuencia empezará en sala de hospitalización, recuperándose de una enfermedad o lesión. Algunas veces empieza antes de someterse a una intervención quirúrgica planeada y en la mayoría de los casos se realiza de forma ambulatoria, asistiendo al centro de rehabilitación o en su hogar.

Una vez realizada la prescripción del programa rehabilitador por el médico especialista en medicina física el proceso asistencial se desarrolla sin perjuicio de autonomía técnica y científica de los fonoaudiólogos, fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales respectivamente.

Nos distinguimos por ofrecer…

Rehabilitación Geriátrica: se encarga de solucionar mejorar los problemas relacionados con el envejecimiento, incluyendo osteoporosis, artritis y riesgo de caídas; trabaja con los pacientes para desarrollar estrategias de rehabilitación para facilitar mayor idoneidad, movilidad y al mismo tiempo reducir el dolor.

– Rehabilitación Vasculo-Linfática: este es un servicio dirigido a los pacientes con enfermedades venosas y linfáticas, especialmente para quienes presentan algún tipo de edema o linfedema secundario a trastornos circulatorios como la insuficiencia venosa profunda y al cáncer.

-Rehabilitación del Lenguaje y Deglución: esta rehabilitación se basa en el tratamiento integral de todos los aspectos del desarrollo del habla y el lenguaje, incluyendo el lenguaje expresivo y receptivo, articulación, respiración y fluidez. Los terapeutas del habla trabajan los problemas cognitivos como la habilidad de resolver problemas y razonar.

– Post-Rehabilitación: es un programa que introduce progresivamente la actividad física después de una lesión o patología crónica. El objetivo principal de la post-rehabilitación es mantener el máximo nivel de funcionalidad. Promueve el acondicionamiento físico, mejora la coordinación y la movilidad articular.

Los tipos de rehabilitación que ofrece la Plaza de la Salud

En el Hospital General de la Plaza de la Salud contamos con un departamento que ofrece:

-Rehabilitación neurológica: abarca trastornos, enfermedades y lesiones del cerebro incluyendo enfermedades como Alzheimer, esclerosis múltiple, hemiparesias/plejias secundarias a accidentes vasculocerebrales u otros daños cerebrales y lesiones medulares o del sistema nervioso periférico.

Su enfoque se centra en ayudar a los pacientes a mejorar o superar los impedimentos asociados a trastornos neurológicos, incluyendo parálisis, pérdida del equilibrio y dificultad para caminar.

-Rehabilitación pediátrica: se enfoca en el tratamiento de una amplia gama de patologías en bebés, niños y adolescentes, como parálisis cerebral, espina bífida, retrasos en el desarrollo y lesiones deportivas.

Este tipo de terapia pretende impulsar el equilibrio, la coordinación, la fuerza, la resistencia y las habilidades motoras, además de mejorar el procesamiento sensorial y cognitivo.

-Rehabilitación traumatológica y ortopédica: consiste en un área especializada dentro de la fisioterapia que se centra en las lesiones y enfermedades del sistema osteomuscular.

Las lesiones músculo esqueléticas u osteomusculares son las lesiones en articulaciones, músculos, huesos, tejidos blandos y nervios. Se enfoca en la musculación, movilizaciones articulares, correcta alineación de segmentos corporales y medios físicos.

Las ventajas de la rehabilitación cardíaca

La rehabilitación cardiaca es un programa dirigido a pacientes que tienen una enfermedad cardiaca o han sido operados del corazón. Estudios internacionales reportan que la mortalidad por enfermedad cardiaca disminuye entre un 20 y un 30 % si se lleva a cabo este tipo de tratamiento. El porcentaje aumenta hasta un 43 % si el programa se cumple en totalidad, no sólo en el aspecto del ejercicio físico, sino en los cambios en hábitos alimenticios y estilo de vida.

Los beneficios de los programas de rehabilitación cardíaca son:

• Mejoría en la condición física

• Disminución o desaparición de los síntomas clínicos del paciente, tales como los episodios de dolor de pecho y la sensación de falta de aire en las actividades de la vida diaria.

• Reanudación de una actividad sexual satisfactoria para el paciente y su pareja.

• Disminución del colesterol malo y los triglicéridos (además favorece la elevación del colesterol bueno).

• Disminución del porcentaje de grasa corporal, favoreciendo la pérdida de peso.

• Incremento de los niveles de fuerza muscular y del consumo máximo de oxígeno.

• Contribución al cese del tabaquismo y modificaciones en el estilo de vida.

-Rehabilitación obstétrica y ginecológica: trata las distintas disfunciones del suelo pélvico consideradas como la afectación que se relaciona con la anatomía y fisiología, en ellas se incluyen complicaciones como: prolapso de órganos pélvicos, alteración de la percepción, vaciamiento del tracto urinario y digestivo, disfunciones sexuales y también algún otro síndrome doloroso crónico a nivel pélvico.