Las quemaduras ocasionadas por sustancias químicas ocurren cuando la piel o los ojos toman contacto con sustancias irritantes, por ejemplo, ácidos o bases (sustancias alcalinas).

Las sustancias químicas que toman contacto con la piel pueden provocar una reacción en la piel o en el cuerpo. Si una persona traga una sustancia química, la quemadura puede afectar los órganos internos.

En el caso de que una persona trague una sustancia química, debe revisarse de inmediato la boca de la persona para detectar la presencia de cortes o quemaduras. Asimismo, debe llamarse al centro local de control de intoxicaciones para solicitar asistencia o dirigirse al centro de emergencias más cercano. No le administre nada por boca a la persona, a menos que así lo indique el profesional del centro de control de intoxicaciones. Si la persona está inconsciente, llame al 911.

Causas

La mayoría de estas quemaduras se produce por el contacto con ácidos y bases. Los ácidos fuertes pueden causar quemaduras graves. Las quemaduras ocasionadas por sustancias químicas que se producen por ácidos y bases también se denominan “quemaduras por sustancias cáusticas”. Estas quemaduras pueden ocurrir en la escuela, en el trabajo, en el hogar o en cualquier lugar donde se manipulen materiales químicos. Algunos de los productos más comunes que provocan este tipo de quemaduras son, entre otros, los siguientes:

  • ácido de baterías para automóviles
  • productos de limpieza
  • lavandina
  • amoníaco
  • productos de limpieza para prótesis dentales
  • productos para blanqueamiento dental
  • productos para cloración de piscinas

Riesgos

Los niños pequeños, las personas mayores y las personas discapacitadas, ya que es probable que no estén en condiciones de manipular correctamente las sustancias químicas. Las quemaduras ocasionadas por sustancias químicas pueden deberse a un accidente o al incumplimiento de los procedimientos de seguridad adecuados cuando se usan sustancias químicas en el trabajo o la escuela. Las personas con movilidad reducida podrían correr un riesgo más alto de sufrir quemaduras por sustancias químicas si manipulan ácidos u otras sustancias químicas sin ayuda ni orientación.

Síntomas

Los síntomas pueden variar según el modo en que se haya producido la quemadura. Las quemaduras provocadas por tragar una sustancia química recibirán un tratamiento diferente de las quemaduras que ocurren en la piel. Los síntomas de una quemadura ocasionada por sustancias químicas pueden depender de algunos de los siguientes factores:

  • el lapso en el que se estuvo en contacto con la sustancia química
  • el hecho de que se haya inhalado o tragado la sustancia química
  • el hecho de que la piel quede intacta o no al producirse el contacto con la sustancia química (es decir, si se producen o no heridas o cortes)
  • la parte del cuerpo donde se produce el contacto
  • la cantidad de la sustancia química utilizada
  • el grado de concentración de la sustancia química
  • la potencia de la sustancia química
  • si la sustancia química se encontraba en estado sólido, líquido o gaseoso

Por ejemplo, si la sustancia química es alcalina y una persona la traga, provocará quemaduras en el interior del estómago, lo cual puede provocar síntomas distintos de los que se presentan en otros tipos de quemaduras ocasionadas por sustancias químicas. En general, entre los síntomas comunes relacionados con las quemaduras por sustancias químicas, se incluyen los siguientes:

  • piel ennegrecida o muerta (principalmente, en el caso de quemaduras con ácido)
  • irritación, enrojecimiento o ardor en el área afectada
  • adormecimiento o dolor en el área afectada
  • pérdida de la visión o cambios en la visión si la sustancia química ha tenido contacto con los ojos

Si una persona traga una sustancia química, también pueden presentarse algunos de los siguientes síntomas:

  • latidos cardíacos irregulares
  • dolor de cabeza
  • presión arterial baja
  • paro cardíaco (ataque cardíaco)
  • tos o falta de aire
  • convulsiones
  • sensación de debilidad o mareo
  • espasmos musculares