¿Te cuidas igual desde que has sido madre? La verdad es que no. La mayoría de mujeres que se ven inmersas en la crianza de sus hijos no tienen el tiempo suficiente para cuidarse como siempre y dejan de lado algunos aspectos de su vida, como la salud dental. A parte del problema que esto representa para tu boca, no olvides que también puede influir en la prevención en salud dental de tu hijo.

 

LAS MADRES COMO EJEMPLO A SEGUIR

¿Cómo puede pasar? En realidad es tan sencillo como que eres un referente a imitar para tu hijo. Si ve que vas sin problemas y de manera habitual a tus revisiones en el dentista, él verá como normal seguir su plan de prevención en salud dental.

Uno de los hábitos más importantes que puedes inculcar a tu hijo es el cuidado de su salud, y ser un buen ejemplo para él en cuanto al mantenimiento de visitas regulares al dentista, sin traumas ni comentarios desagradables, será clave para conseguir que vea el cuidado de sus dientes como algo de lo más normal.

 

LA HIGIENE DENTAL

Por supuesto, eres consciente de que necesitas cepillarte los dientes dos veces al día como mínimo y aplicarte todo el proceso completo de higiene oral. Es decir, colutorio e hilo dental para luchar contra la acumulación de placa en el esmalte de tus dientes. ¿Tu hijo te ve realmente hacerlo? ¿Por qué no te conviertes en el espejo de lo que él debe hacer?

Introduce a tu hijo en la higiene dental desde muy niño para que vaya asumiendo cuáles son las pautas de prevención en salud dental que debe seguir a medida que crezca. De esta manera, lo asumirá como algo normal y contribuirás a que quiera imitarte en cuanto tenga ocasión.

 

LA DIETA

Los dulces y las bebidas azucaradas no son lo mejor para la salud de los dientes. En cambio, las frutas y verduras se convertirán en tus mejores aliadas a la hora de ingerir los nutrientes que necesitas sin dañar tus dientes.

¿Quieres que tu hijo siga las mismas pautas? Demuéstrale lo importante que es para ti comer bien, y enséñale que esto tiene un impacto positivo en tus dientes. Sin duda, verá normal seguir tus pasos.

LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

Aunque muchos padres no prestan atención a los dientes de leche de sus hijos, es evidente que estos juegan un papel importante en su salud dental actual y, sobre todo, futura. Como madres puedes colaborar muy fácilmente en que tu hijo adopte estos hábitos sanos para el futuro de su boca.

Finalmente, es básico que le conciencies de la necesidad de hacerrevisiones periódicas para detecta cualquier pequeño problema en los dientes. Si tus hijos te ven acudir con normalidad a la consulta del dentista, ellos también adoptarán una mejor actitud cuando llegue su turno.