Si eres de los que cuando llega la primavera tienes los ojos llorosos, te gotea la nariz, estornudas y sufres urticaria y lo único que te apetece es meterte en la cama, es que padeces alergia. Las alergias pueden hacerte perder energía y sentirte desmotivado, pero hay soluciones para ello.

Una alergia es una reacción inmunitaria a ciertas sustancias que normalmente nos resultarían inofensivas. Con la intención de proteger el cuerpo, el sistema inmunológico produceanticuerpos para ese alérgeno. Dichos anticuerpos hacen que algunas células del cuerpo liberen mediadores químicos en la sangre y uno de ellos es la histamina. Es por ello que los médicos recetan antihistamínicos para evitar los síntomas producidos por la alergia.

No obstante, el cuerpo es sabio. El sistema inmunitario reconoce y elimina las sustancias nocivas del cuerpo. Las reacciones alérgicas (los síntomas) como los estornudos, la inflamación, la tos, asma, etc son los métodos que utiliza el sistema inmunológico para expulsar las sustancias peligrosas de nuestro cuerpo.

Las alergias y la quiropráctica

Muchas alergias están causadas por desequilibrios internos o por la disfunción de algún órgano o sistema, lo que impide que el cuerpo se adapte bien a los factores externos. Es por ello que la quiropráctica puede ayudarte a restablecer el equilibrio interno, devolviéndole al cuerpo su capacidad de sanar por si mismo y activando el correcto funcionamiento de nuestro sistema inmunológico.

Resultados sobre las alergias y la quiropráctica

Un estudio publicado en una revista médica de Holanda informó que en un grupo de 115 familias con niños asmáticos, el 73% había utilizado atención quiropráctica para el asma y el 92% de las familias informó que la Quiropráctica fue beneficioso para sus hijos.

El Estudio del Asma en Brisbane (Australia) informó que la quiropráctica es el cuidado más consultado, en referencia a la atención de la salud alternativa y que el 29,6% de las familias con niños asmáticos usan la quiropráctica para el tratamiento del asma. En comparación con otras formas de medicina alternativa, la quiropráctica recibió el mayor índice de satisfacción del 86,5% .

En un estudio de la publicación “Today’s Chiropractic November/December 2000”, se tuvieron en observación durante 2 años, 47 pacientes con asma persistente debido a alergias. El cuidado administrado consistió en ajustes vertebrales específicos. Los resultados fueron positivos para todos los pacientes. La mejoría se notó con un alivio de los síntomas y un descenso en el uso de los medicamentos para los ataques de asma. Asimismo, todos los participantes en el estudio informaron de un mantenimiento de su mejoría 2 años después del estudio.