Desde hace tiempo he querido escribir sobre esto, y me parece el tema ideal para empezar a comunicarme con ustedes y compartir mis ideas.

Recibo llamadas frecuentes a mi consultorio preguntando si soy Fisiatra, cuando contesto que no, que soy Fisioterapeuta la mayoría de las personas me dicen que no sabían que había una diferencia, creen que somos lo mismo. En las próximas líneas explicaré desde mi punto de vista en que consiste cada profesión y cuales son los objetivos de cada una.

El Fisiatra: también llamado Médico Rehabilitador o Médico especialista en Medicina Física y Rehabilitación es un profesional de la salud que se encarga de: evaluar, diagnosticar, medicar y sugerir un tratamiento de rehabilitación para la recuperación del paciente que ha sufrido una lesión. Debe estudiar la carrera de medicina y luego realizar la especialización en Medicina Física y Rehabilitación. Puede realizar otras especialidades de la Rehabilitación en diversas áreas médicas para atender pacientes con problemas traumatológicos, neurológicos, urológicos-ginecológicos, reumatológicos, etc.

El Fisioterapeuta: también llamado Terapista Físico (que no me agrada mucho) y Kinesiólogo en algunos países como Argentina o Chile. Luego de recibir al paciente que viene con un diagnóstico médico, el Fisioterapeuta está encargado de realizar una evaluación funcional del paciente, realizando un diagnóstico funcional o fisioterapéutico y determinando el alcance de su discapacidad de acuerdo a su lesión y en función de eso elabora un plan de tratamiento y lo ejecuta. Realizamos estudios en Fisioterapia, no somos médicos, por lo tanto no estamos facultados legalmente para prescribir fármacos, aunque en Inglaterra recientemente se aprobó una ley que permite a los Fisioterapeutas prescribir fármacos sin necesidad de que el paciente tenga que ir a un médico. Igual que el Fisiatra, podemos realizar especialidades en técnicas de evaluación y tratamiento para rehabilitar pacientes con problemas ortopédicos, neurológicos, etc. Debido a la gran cantidad de investigaciones en el área especializada de Fisioterapia, se han desarrollado diversas técnicas de evaluación y tratamiento que le permiten al Fisioterapeuta ser más efectivo para ayudar al paciente a recuperarse de una lesión, disminuyendo la cantidad de sesiones a las que el paciente debe acudir y asegurando que su mejoría sea mas duradera en el tiempo, evitando una recaída en el corto y mediano plazo si el paciente realiza los cambios en sus hábitos de vida que en principio lo llevaron a sufrir la lesión.

Es fundamental resaltar que la evaluación del Fisioterapeuta resulta imprescindible al momento de recibir al paciente y que el diagnóstico en Fisioterapia en absoluto tiene que ver con el diagnóstico médico que realiza un especialista. He visto colegas aplicar un tratamiento sin antes evaluar al paciente, cosa que no me parece correcta, ya que no se podría medir la evolución del paciente de forma objetiva.