Enfermedades del corazón

eL CARDIOLOGO realizando una angiografía.

En la realización de una angiografía se utilizan rayos X y sustancias radiopacas para visionar el interior del corazón y de los grandes vasos. Esta prueba permite al médico valorar los resultados de intervenciones quirúrgicas delicadas y complejas, sin provocar ninguna o escasas molestias o traumatismos al paciente.

 Electrocardiograma

Un electrocardiograma (ECG) registra la actividad eléctrica del corazón. Antes de cada contracción del músculo cardiaco se genera un impulso eléctrico en el nodo sinoauricular; las ondas registradas en el ECG muestran el recorrido de este impulso y su propagación a través del corazón. Las irregularidades del ECG reflejan trastornos en el músculo, en el aporte sanguíneo o en el control nervioso del corazón.Photo Researchers, Inc./Hank Morgan/Science Source Ampliar Las enfermedades cardiovasculares siguen siendo la principal causa de muerte en los países occidentales. Sin embargo, se han realizado importantes avances en su diagnóstico y tratamiento. El diagnóstico mejoró con la técnica de la cateterización cardiaca, que permite medir la presión en varias cámaras del corazón y en los grandes vasos, y con la angiografía, un procedimiento para visionar estas áreas mediante rayos X.

Las nuevas técnicas de imagen permiten evaluar la extensión del daño cardiaco y la fuerza de bombeo en personas que han sufrido un infarto de miocardio. De los muchos fármacos disponibles, un grupo importante consiste en bloqueantes de algunas funciones del sistema nervioso simpático. Estos fármacos se utilizan para tratar la angina de pecho (dolor torácico por estrechamiento de la arteria coronaria), las alteraciones del ritmo cardiaco y la hipertensión.

Angiografía de un corazón normal

La coronariografía, el examen mediante rayos X del corazón después de inyectar un medio de contraste o colorante radiopaco, se utiliza para detectar la presencia y extensión de una enfermedad coronaria. Las arterias coronarias principales aparecen como cordones amarillentos a través del corazón.Photo Researchers, Inc./Science Source Ampliar Corazón artificial Jarvik A principios de la década de 1980 el doctor William DeVries implantó el corazón artificial Jarvik-7 en varios pacientes. Aunque uno de los pacientes sobrevivió 620 días, este corazón artificial produjo muchas complicaciones médicas graves. En la actualidad, los corazones artificiales se utilizan sólo de forma temporal a la espera de poder disponer de un corazón humano.Photo Researchers, Inc./NIH/Science Source Ampliar