Algunos problemas oculares son menores y efímeros. Pero otros, pueden causar pérdida de la visión permanente.

Los problemas oculares comunes incluyen:

  • Errores de refracción
  • Cataratas: Cuando el cristalino se nubla
  • Trastornos del nervio óptico, incluyendo glaucoma
  • Enfermedades de la retina: Problemas con la capa de nervios en la parte posterior del ojo
  • Degeneración macular: Enfermedad que destruye el enfoque central de la visión
  • Problemas de los ojos asociados con la diabetes
  • Conjuntivitis: Infección de la conjuntiva

Su mejor defensa es hacerse chequeos regulares, porque las enfermedades del ojo no siempre tienen síntomas. La detección temprana y el tratamiento temprano pueden prevenir la ceguera. Si presenta cambios repentinos en la vista, tiene la vista borrosa o ve destellos de luz, busque de inmediato la ayuda de un especialista del ojo. Otros síntomas que requieren atención rápida son dolor, ver doble, secreción líquida en el ojo e inflamación.