El 85% de los adolescentes tieneacné. Y no es un problema frívolo ya que el acné, aunque parezca un problema estético, es una fuente de sufrimiento importante para muchos jóvenes. Además en muchas ocasiones produce cicatrices que son difíciles de eliminar totalmente.
El tratamiento del acné se basa en 3 escalones:

 

– El primer escalón son las cremas antiacné que contienen sustancias como el peróxido de benzoilo, antibióticos o derivados de la vitamina A (retinoides), que son útiles para casos deacné leves.
– El segundo escalón se basa en el uso de antibióticos orales, fundamentalmente la doxiciclina y la minociclina. Hay que tener en cuenta que la doxiciclina puede producir molestias gastrointestinales en casos excepcionales, y la minociclina puede producir pigmentación de la piel. El problema de los antibióticos es que si abusamos de ellos pueden crear RESISTENCIAS, es decir, que las bacterias que producen el acné se hacen insensibles al antibiótico y éste deja de funcionar. Se ha demostrado que EL USO DE PEROXIDO DE BENZOILO EN CREMA DISMINUYE LAS RESISTENCIAS DE LOS ANTIBIOTICOS. Por ello siempre nos gusta asociar el tratamiento antibiótico a cremas con peróxido de benzoilo.
– El tercer escalón es el uso de isotretinoina oral. Hace años lo reservábamos para casos graves de acné. Hoy lo usamos para casos leves pero resistentes. Con controles adecuados (analíticas, precaución de evitar embarazo y alcohol, etc.) se ha convertido es un fármaco seguro y eficaz. Probablemente es el fármaco más revolucionario que se ha desarrollado en la dermatología moderna en los últimos 50 años. Si quieres más información sobre este fármaco la puedes encontrar en: Isotretinoina.
Nunca hay que olvidar las causas ocultas del acné como el estrés, los fotoprotectores, el móvil, determinados cosméticos, algunas medicinas, etc. Pueden ver el listado completo de causas ocultas en: Las causas ocultas del acné.