Se viene el verano y junto con él, el boom de los bloqueadores y bronceadores, y a pesar que estos productos tienen grandes diferencias, muchas personas creen que son casi lo mismo. Entonces, ¿cuáles son las diferencias entre el bloqueador y el bronceador? ¿Cuándo usarlos y cuándo no?, si eres de las personas que no conoce  muy bien las diferencias de estos productos, acá te las contamos para que no cometas errores a la hora de comprarlos y/o usarlos.

El bloqueador, tiene la capacidad de absorber los rayos UVA y UVB, por ende no deja pasar la radiación solar ni que ésta dañe al máximo nuestra piel. Este producto, es ideal para las personas que tienen piel sensible, muy clara o fina, ya que ellos son los más perjudicados por  la radiación solar. Generalmente, el protector solar es utilizado por personas que están expuestas al sol por un largo tiempo, es por esto, que lo más recomendable es que utilices un bloqueador de FPS 30 o mayor.

El bronceador, se caracteriza por mantener nuestra piel humectada y lubricada en todo momento, generalmente, lo podemos encontrar con un FPS (factor de protección solar) muy bajo y en su contenido encontramos extractos de vegetales y aceites, todo esto, acelerar el bronceado de nuestra piel ya que al tener bajo FPS y mantener nuestra piel humectada, los rayos UVA penetran con mayor facilidad en los lugares donde nos aplicamos bronceador, dejándonos un color prolijo e intenso.

En resumen, la gran diferencia de estos productos, es que el bloqueador, tiene una función netamente protectora, mientras que el bronceador es utilizado principalmente para fines de estética y mejoramiento del color de la piel.

¿Cuál  me conviene usar?

Lo primero de lo que debemos estar consientes, es que podemos estar bajo el sol sin ningún tipo de protección por unos 20 minutos, siempre y cuando nuestra  piel sea normal.

Si lo que quieres es divertirte en la playa, lo más recomendable es que utilices bloqueador solar, porque este producto te protegerá de los rayos del sol y no cambiará al máximo el color de tu piel. Si eres de las personas que está constantemente bajo el sol por diferentes situaciones, también te recomendamos que utilices bloqueador solar, ya que te protegerás de los rayos solares y de las enfermedades que se generan por un exceso de exposición al sol.

Si lo que buscas es conseguir un bronceado espectacular y natural, obviamente el bloqueador no te será de mucha ayuda, por ende, deberás optar por un bronceador, ya que como te lo contamos anteriormente, este producto acelerará todo el proceso de bronceado y tendrás un color y acabado perfecto. Te recomendamos que no te expongas mucho tiempo al sol, recuerda que este producto no tiene la protección solar necesaria para tu piel.

*El FPS (factor de protección solar) indica la capacidad de protección de un bloqueador o bronceador frente a los rayos del sol. Cuanto más alto es el FPS, más protegido estamos de los rayos UV, así que según el factor de tu bronceador o bloqueador, podrás calcular más o menos cuánto tiempo puedes estar expuesto al sol sin tener efectos negativos. Su aplicación debe renovarse cada 2 horas.