Hay dos tipos básicos de infección. La infección localizada normalmente se ve cuando la piel esta rota y una herida o corte que se infecta. Si la infección es transportada a través del cuerpo en el torrente sanguíneo es sistémica. Reconocer los signos de la infección y saber cómo tratarla puede evitar que una pequeña infección localizada se convierta en un problema mucho más grave.

Signos y cuidados de la infección localizada

  1. 1

    Busca un corte o herida en la piel. Normalmente, la piel protege nuestros cuerpos de bacterias, virus y hongos, pero una rotura en la piel abre la puerta a la infección.

  2. 2

    Comprueba el corte o herida para ver si la piel está tibia o caliente al tacto. Determina si el corte o la herida está causando dolor.

    1. Busca enrojecimiento o vetas rojas alrededor de la herida, inflamación o secreción de pus espeso amarillo, verde o gris de la herida o corte. Esto indica la presencia de infección que los glóbulos blancos combaten.

    2. 4

      Lava la herida a diario con agua normal. No uses agua oxigenada, yodo u otro antiséptico sin consultar a un médico, porque estos químicos pueden irritar la herida.

    3. 5

      Aplica un desinfectante o triple antibiótico a la herida dos veces al día.

    4. 6

      Cubre la herida con una gasa estéril antiadherente y cinta adhesiva para proteger del roce contra la ropa o podría ensuciarse.

    5. 7

      Revisa la herida diariamente para prevenir una infección sistémica.

    6. 8

      Consulta a un médico si no se ha curado la infección localizada en tres o cuatro días.

    Signos y tratamientos de la infección sistémica

    1. 1

      Ten cuidado con la fiebre, temblores, escalofríos, fatiga, confusión, dolores articulares o pulso acelerado ya que éstos pueden ser signos de una infección localizada que se ha convertido en sistémica.

    2. 2

      Presta mucha atención a las infecciones oculares. Los ojos son un portal para que la infección entre en el cuerpo y ataque órganos vitales como el cerebro. Las infecciones de los ojos pueden causar daño permanente o pérdida de la vista.

    3. 3

      Comprueba las heridas de los niños pequeños y ancianos muy de cerca para evitar una infección sistémica ya que ellos son más susceptibles a las complicaciones de las infecciones.

    4. 4

      Se extremadamente cuidadoso cuando una persona con diabetes, trastornos de sangre, insuficiencia renal o VIH/SIDA desarrolla una infección. Ellos tienen sistemas inmunitarios debiles y por lo tanto pueden mostrar menos síntomas.

    5. 5

      Visita al médico inmediatamente si existe cualquier signo de infección sistémica o una infección localizada es lenta en la curación. Las infecciones sistémicas pueden causar daños graves si se las deja sin tratamiento y pueden ser fatales.