CIRUJANOS PLÁSTICOS CERTIFICADOS EN CANCÚN

Cirujanos Plasticos en cancun brinda la información de especialistas en cirugía Plastica y Reconstructiva reconocidos y certificados profesionalmente dentro de Cancun, Playa del Carmen y Tulum en Quintana Roo.

 

cirujano-plastico-samanoDr.Víctor Genaro Sámano Guzmán
Cirujano Plástico, Estético y Reconstructivo
Ced.Prof. 4248028 ced. Esp.8536636

Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva

Procedimientos
Blefaroplastia | Cirugía del síndrome compresivo de túnel carpiano |
Lipectomía abdominal | Lipoescultura
Liposucción | Mamoplastia de aumento
Mastectomia subcutanea por ginecomastia
Mastopexia | Micro-restauración capilar

Enfermedades
Cáncer de mama | Cancer de piel |
Cicatriz hipertrófica |
Enfermedad benigna de las mamas
Labio leporino y paladar hendido
Lesiones Ligamentarias en mano y muñeca
Lunar | Ptosis | Queloides |
Seno o fístula de la hendidura branquial

info@samanoplastico.com

Pabellón Caribe Cons. 110. Cancún Q.Roo
Tel.(998)883 96 17 / Cel.9981 00 18 17

 

cirujano-plastico-velascoDr.Rafael Velasco Marín
Cirujano Plástico
Ced. Prof 835597 Ced.Esp. en  Cirugia AE-11439
Ced. Esp. en Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva AE-011438
Certificado 601 del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva
Certificado por AO craneomaxilofacial.

¨La  Cirugía  Plástica no solo transforma cuerpos….transforma  vidas¨

Calle Jurel #63 Sm 3 mza 12 lote 27
Cancún Quintana Roo México

Tel.(998)253 0579
Cel.998-168-67-42

Dr.Rafael Velasco Marín
Cirujano Plástico
Ced. Prof 835597 Ced.Esp. en  Cirugia AE-11439
Ced. Esp. en Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva AE-011438
Certificado 601 del Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva
Certificado por AO craneomaxilofacial.

¨La  Cirugía  Plástica no solo transforma cuerpos….transforma  vidas¨

Calle Jurel #63 Sm 3 mza 12 lote 27
Cancún Quintana Roo México

Tel.(998)253 0579
Cel.998-168-67-42

Dcirujano-plastico-dra.benavidesra. Alicia benavides
Cirujano Plástico

Av. Tulum lote 1 Mz01 Sm12 Fracc. Sta maria Sike
Hospital Galenia Cons. 309.

TEL.998 891 52 00 EXT309
998 802 10 30

dra.aliciabenavides@hotmail.com

logogaleniaDra.Mariana Guadarrama Lara

Cirujano Plástico

Av.Nader #12 Mz7 SM.2a

Tel.(998)884-47-29

Allende & Marenco

Dr. Allende Omar Pérez Novelo
Cirujano Plástico Ced. 5114013
Clínica de especialidades médicas Santa María
Calle 69 N° 430 x 46 y 48 centro
Tel: 928-75-76
allendeperez@hotmail.com

Dr. Carlos Alberto Marenco Correa
Cirujano plástico Ced. Esp.5472226
Star Médica consultorio 402
calle 26 #199 x 15 y 7
Fracc. Altabrisa
Tel.943-7943 /930-28-80 ext.2402
marencocarlos@yahoo.com.mx

Torre Médica CÉNIT consultorio 1008 y 1009
Calle 15 #501 x 18 y 22 fracc. Altabrisa.
Tel.4060153

www.allendeymarenco.com.mx

cirujanos plasticos en merid

Dr. Ramón Javier Navarro Ceballos.

Cirujano Plástico Reconstructor.

Ced.209037 / Especialista SEP # AE.0131821

Reg. Consejo Mexicano de Cirujanos Plasticos 071

Recertificación 20 jun 2015

Calle 54 No. 365 Int 102

Citas en las tardes de 4pm a 8pm

TEL.FAX: (999) 9273563

CITAS EXCLUSIVO 5-8 PM. 927-35-63

Cel. 044(999)990-0899
Enviar whatsapp 

Dr. Jorge F Rangel Ortiz

Cirujano Plástico

Miembro fundador de la Asociación de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva de Yucatán.

  • Cirugía plástica facial y de cuerpo
  • Cirugía de mano, labio leporino y paladar hendido.
  • Secuelas de quemaduras y cicatrices indeseables
  • Los tumores de la piel
  • Microcirugía y Cirugía de las Orejas

Torre milenium cons. 304,Calle 15 Num. 491 x 22 y 28 Fracc. Altabrisa

Teléfono 9828209

Cel. 9992154421
Enviar whatsapp  

Emergencias 24hrs

cirplas_99@yahoo.com.mx

www.cirujanoplasticomerida.com

Dr. Mario Díaz Valencia
Cirujano Plástico
Ced. 8532952

Certificacion No 1959

  • Reconstrucción facial
  • Reconstrucción nasal
  • Implantes mamarios
  • Liposucción de contorno corporal
  • Implantes gluteos
  • Blefaroplastia
  • Cirugia estetica facial
  • Rellenos faciales
  • Cirugia estetica de cuello
  • Implante de menton
  • Reconstrucción de mano
  • Reconstrucción de seno
  • Abdominoplastia

Calle 63·513 x 66-A,Centro Mérida Yucatán. México

Tel:/Fax 999 928-41-24

www.centrodermatologicodrvc.com.mx

Dr. Tomas E. Pacheco Pérez

Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

Egresado de Centro Médico Nacional Siglo XXI y UMAE Victorio de la Fuente Narváez.

Certificado por el Consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, AMCPER.
No. Certificación 1757

Centro Médico Edificio Platino
Av. Peréz Ponce
Calle 33 x 54 y 56. Col. Centro, Mérida, Yuc.

Consultorio 12
Citas. 9260924 y 9260285
Cel. 9995937407 (Solo turno matutino)

tomaspacheco@gmail.com

SERVICIOS.

  • Cirugía de contorno corporal: 
    Abdominoplastía, mastopexia, implantes de mama, liposucción.
  • Cirugía de Mano
  • Cirugía microvascular
  • Cirugía de armonización facial: 
    rinoplastia, bichectomia, blefaroplastia, otoplastia.
  • Cirugía de rejuvenecimiento facial y de cuello.
  • Fracturas nasales, de orbita y del macizo facial
  • Heridas cronicas extensas
  • Reconstrucción en cáncer de piel y sarcomas de tejidos blandos
  • Reconstrucción post cáncer de mama
  • Defectos congénitos: 
    Labio-paladar hendido, sindactilia

Trabajamos con aseguradoras*
Aplican restricciones.

Dr. Ernesto Acosta Abeyta

Cirujano Plástico

Ced. prof.3579293.

Ced. Esp. 6933617

Certificado por el consejo Mexicano de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva

Cirugía de Rejuvenecimiento facial.

Cirugía Estética de Busto.

Cirugía Estética de Cara.

Cirugía Estética de Abdomen.

Lipoescultura.

Cirugía de Pabellones Auriculares.

Cirugía Plástica reconstructiva.

Centro Médico Star Médica

Consultorio 417, Piso 4

Calle 26 No. 199

Fraccionamiento Altabrisa

C.P. 97133 Mérida Yucatán

Teléfono: (999)9433334

Celular: 9992595968
Enviar whatsapp

Ver pagina web cirujano plastico

Seguire module Advanced settings.

Cirugías plásticas más comunes

Cirugías plásticas más comunes

1. Cirugía de aumento de senos (Mamoplastia de aumento). Es una de las cirugías más demandadas en el mundo y en Colombia una de las más realizadas, no existe edad ideal para aumentar el busto, este procedimiento quirúrgico es recomendable practicarlo desde los 17 o 18 años de edad, cuando el cuerpo se haya desarrollado lo suficiente. De los 18 años en adelante son recomendables, siempre y cuando la persona tenga claras las razones por las cuales se sometería a este procedimiento, además de las consecuencias del mismo. Es importante tener presente el tamaño del implante dependiendo del grosor o la estatura del paciente.

2. Lipoescultura. Este es el segundo procedimiento quirúrgico más popular y demandado entre las mujeres en Colombia, para moldear y dar forma al cuerpo. Esta cirugía consiste en quitar acumulaciones de grasa del cuerpo e inyectar esta misma en otra zona que se desee aumentar, como la cola o las piernas. Se puede  realizar desde los 18 años en adelante,  pero la Dra. Luisa Plata recomienda realizarla después de los 20 años  debido a que el metabolismo de las personas jóvenes es mucho más veloz y es más  fácil bajar que cuando ya se es un adulto mayor.

3. Cirugía de nariz (Rinoplastia). Es uno de los procedimientos quirúrgicos más solicitados en el mundo, pero también uno de los más complejos debido a la técnica y a la precisión que se debe tener para no perjudicar al paciente. Lo ideal de esta cirugía es realizarla después de que el tabique haya terminado de crecer y es muy importante tener en cuenta la fisonomía de la cara para que la nariz no vaya a chocar con ella, también es importante que uno, además de verse estéticamente bien, pueda respirar bien.

4. Lipectomía o Lipoabdominoplastia. Esta cirugía es muy popular entre las mujeres que hayan tenido hijos y que ya no deseen tener más, consiste en quitar el exceso de piel del abdomen, debilidad y estrías estirándola  hasta dejar el abdomen plano, es ideal para personas que han tenido hijos y ya no piensan tener más.

5. Lipoinyección glútea. Este proceso quirúrgico es puntualmente en la cola, no hace referencia a la gluteoplastia, intervención quirúrgica en la cual se aumenta el tamaño de la cola con implantes de silicona. Sino que la Lipoinyección glútea es aquella en la que se aumenta el tamaño de la cola con la misma grasa del paciente, este es el procedimiento más recomendable para aumentar cola debido a que muchos centro de estética y belleza recomiendan productos de baja calidad para inyectar, en la cola o en el busto, aunque los resultados de esto a largo plazo pueden resultar desastrosos.

6. Cirugía de parpado (Blefaroplastia). Esta cirugía se ha hecho popular ya que aunque a simple vista parecería una cirugía para rejuvenecer el rostro a causa del paso de la edad, muchas mujeres lo practican porque por genética tienden a tener grandes ojeras o el parpado caído. Se recomienda practicar esta cirugía después de los 35 o 40 años, pero si es por razones genéticas, se recomienda practicarla a una edad que supere los 20 años.

7. Elevación de las cejas (Frontoplastia). Este procedimiento consiste en elevar la frente para darle al rostro un toque mucho más juvenil y para corregir las cejas caídas. La edad ideal para realizar esta cirugía varía, porque al igual que la cirugía de parpado puede ser por envejecimiento o por genética.

8. Rejuvenecimiento facial. Esta es la suma de diferentes cirugías que se practican sobre el rostro y el cuello para rejuvenecer el aspecto del paciente. Lo ideal para esta cirugía es comenzar a realizar pequeñas intervenciones como la elevación de las cejas sobre el paso de los años, empezando desde los 45 o 50 años para que el envejecimiento no sea tan notorio, porque al realizar el rejuvenecimiento facial completo a una edad muy avanzada sería un cambio muy drástico y la idea original de la cirugía plástica es que sea lo más natural posible.

9. Rejuvenecimiento vaginal. Es la intervención quirúrgica para mejorar y rejuvenecer la apariencia de los genitales externos, aunque parezca extraña y poco común esta cirugía, las razones por las cuales una persona se sometería a este procedimiento son absolutamente  comunes entre la mayoría de las mujeres. Esta cirugía tiene demanda por tres causas diferentes: por postparto, por herencia o por perdida dramática de peso.

10. Las orejas. Son un punto dramático no solo para las mujeres sino para la mayoría de las personas, muchas mujeres se realizan está cirugía para mejorar el aspecto del rostro y poder hacerse una cola de caballo sin tener que ocultar con el cabello las orejas. Esta cirugía a diferencia de las demás se puede practicar desde los 6 años de edad, momento en el cual los niños pueden llegar a ser muy crueles con otros niños, por lo que con esta intervención quirúrgica se ahorrarían apodos como Dumbo o tacita de té.

Cirugía de apéndice

Cirugía de apéndice

La apendicectomía es la extracción del apéndice vermicular que se encuentra en el ciego (región del intestino) y que esta inflamado o infectado.

El apéndice (en rojo en la imagen) es un pequeño fondo de saco, en forma de dedo de guante, de tejido intestinal ubicado entre el intestino delgado y el intestino grueso (colon).

Si el apéndice se infecta (apendicitis), debe ser extraído (apendicectomía de emergencia) antes de que se desarrolle una perforación en el intestino y se disemine la infección en el espacio abdominal (peritonitis).

Técnica de realización

La cirugía se realiza con el paciente dormido y libre de dolor, usando anestesia general.

Se realiza una incisión pequeña en el lado derecho inferior del abdomen y por ésta se accede a la cavidad abdominal, y se extrae el apéndice.

Si se ha formado una acúmulo de pus infectado (absceso) o el apéndice se ha desgarrado, debe lavarse muy bien el abdomen durante la cirugía y se dejará un tubo pequeño para el drenaje de exudado o pus.

Otro tipo de técnica que se puede utilizar es la cirugía por vía laparoscópica. La apendicectomía por laparoscopia es todavía motivo de controversia, aun cuando la mayor parte de las publicaciones le confieren ventajas sobre la operación convencional tanto en tiempo de hospitalización, complicaciones de la herida, formación de adherencias y aspectos estéticos. En un porcentaje bajo de casos se debe convertir en cirugía abierta, sin que esto suponga un problema añadido serio.

La apendicectomía por vía laparoscópica fue descrita hace más de 20 años y no tuvo el impacto ni la aceptación que ha tenido la colecistectomía laparoscópica, ya que aunque ha habido algunos estudios que demuestran su seguridad, sus ventajas sobre la apendicectomía abierta son menores que las obtenidas con la colecistectomía, ya que el dolor y la incapacidad después de la operación tradicional no son importantes.

Su principal problema para la generalización es que requiere de equipos familiarizados con esta técnica, y dado la alta frecuencia de apendicitis que se presentan en hospitales de todos los niveles y la sencillez de la técnica tradicional, no se ha generalizado su uso.

Indicaciones de la intervención

Esta intervención se realiza en el caso de una infección o inflamación del apéndice (apendicitis aguda). Los síntomas de apendicitis aguda incluyen:

  • Dolor abdominal (en el lado derecho inferior del abdomen).
  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Náuseas.
  • Vómitos.

Su médico lo puede confirmar:

  • Explorando su abdomen para comprobar su dureza y tensión.
  • Tacto rectal (introducirá su dedo por el ano) mediante lo que puede palpar la distensión del apéndice.
  • Aumento de la diferencia de temperaturas rectal con respecto a la axilar (superior a 1ºC)
  • Aumento de células blancas de la sangre.

Si los síntomas son bastante claros se debe realizar la intervención. En el 25% de los casos el cirujano encontrará que el apéndice no está infectado. En este caso verificará completamente los órganos abdominales y quitará el apéndice de cualquier manera.

Expectativas tras la operación

La recuperación de una apendicectomía simple, es completa y normalmente rápida. Si el apéndice ha desarrollado un absceso o una perforación, la recuperación será más lenta y más complicada, requiriendo el uso de medicaciones para tratar la infección (antibióticos).

Se puede vivir sin apéndice y no se ocasiona ningún problema conocido de salud.

Es posible revertir la esterilización femenina

Es posible revertir la esterilización femenina

Si la mujer desea tener hijos después de una esterilización quirúrgica femenina (EQF), tiene dos alternativas: una fertilización in-vitro o la recanalización de trompas (esta última requiere de una intervención quirúrgica).

La técnica de la fecundación in-vitro o fertilización in vitro consiste en que el laboratorio reproduce de forma artificial el funcionamiento de las trompas de Falopio donde debe producirse la fertilización del óvulo y los primeros días de vida del embrión y a continuación se implanta el embrión obtenido en la mujer.

Es posible revertir la esterilización femenina

La segunda posibilidad consiste en la repermeabilización de trompas, también conocida como recanalización o reanastomosis. Se trata de una intervención quirúrgica mediante la cual se restituye la permeabilidad de las trompas.

¿Qué es más eficaz: la fecundación in vitro o la recanalización de trompas?

En primer lugar, antes de tomar la decisión de practicar una recanalización, es conveniente que su pareja haga una prueba de su esperma. Si la calidad del esperma es buena, entonces la mujer puede considerar las dos opciones para lograr un embarazo. Pero si los espermatozoides son de poca calidad, la fecundación in vitro será la mejor opción.

Para quien se recomienda realizar la recanalización de trompas

En general las mujeres que desean recanalizarse las trompas suelen ser aquellas que ya tuvieron hijos pero que por el hecho de tener una nueva pareja deciden intentar un nuevo embarazo.
También se recomienda a aquellas que han perdido algún hijo y desean ser madres de nuevo.

Qué es la recanalización o repermeabilización de trompas

Si en el momento de realizar la ligadura, el trauma sobre la trompa de Falopio fue muy severo y como consecuencia quedan menos de 6 cm de trompa después de la recanalización, las posibilidades de lograr un embarazo son escasas.

Sin embargo, si en el momento de la esterilización quirúrgica el médico no provocó un daño excesivo a la trompa, los resultados de esta técnica son excelentes, con una posibilidad de embarazo superior al 80 %.

A pesar de que las trompas hayan sido ligadas o cortadas, siempre es posible realizar una reanastomosis. En mujeres mayores de 40 años es preferible realizar una prueba de reserva ovárica antes de intentar la reanastomosis. Esta prueba tiene como objetivo conocer cuántos óvulos le quedan al ovario. Si la prueba es satisfactoria se puede intentar la reanastomosis. En mujeres de entre 40 y 44 años el porcentaje de éxito es del 40 %.

Por qué la longitud de las trompas de Falopio determina el éxito de la cirugía de recanalización

La longitud de las trompas de Falopio después de la ligadura (o cauterización, si los tubos se quemaron en lugar de atarse o recortarse) es muy importante ya que cuanto más largas sean las dos porciones restantes de cicatrices en cada lado de las trompas, mayor es el porcentaje de éxito de la cirugía de recanalización y, por tanto, de lograr el embarazo.

En cambio, cuanto más corta sea la parte interior, menores serán las posibilidades de embarazo. En efecto, si después de la reanastomosis quedan menos de 6 cm de trompa, el pronóstico es malo. Normalmente las trompas de Falopio miden 12 cm y en ellas tiene lugar el proceso de fertilización y maduración por el que todos los óvulos deben pasar para poder implantarse en el útero. Los óvulos pasan cuatro días en las trompas. Si la trompa tiene una longitud inferior a 6 cm este proceso de maduración no se lleva a cabo y cuando el embrión llega al útero está inmaduro para implantarse, por lo tanto no es posible lograr el embarazo.

Cómo conocer la longitud aproximada de las trompas de Falopio después de la repermeabilización

Lamentablemente, no se puede saber antes de la operación de recanalización qué longitud tendrán las trompas después de la operación. Esta información solo puede optenerse durante la operación. Una histerosalpingografia puede revelar la longitud del fragmento de trompa de Falopio que queda junto al útero (llamado muñón proximal) pero la prueba no puede indicar la longitud del fragmento de trompa que se ha separado del útero (llamado muñón distal).

En ciertos casos, la longitud de las trompas de Falopio después de la cirugía de repermeabilización es muy corta.

Cómo se realiza la cirugía de repermeabilización o recanalización de las trompas de Falopio

La técnica implica una nueva intervención quirúrgica con apertura de la cavidad abdominal llamada laparotomía, con el fin de acceder a las trompas y proceder a la reanastomosis mediante microcirugía.

La pareja puede iniciar las relaciones sexuales tres semanas después de la intervención y es posible lograr el embarazo en los primeros meses.

Apendicectomía

Apendicectomía

El apéndice es un órgano pequeño en forma de dedo que se extiende desde la primera parte del intestino grueso. Cuando se inflama (hincha) o se infecta, la afección se denomina apendicitis. Cuando tiene apendicitis, su apéndice puede necesitar ser removido. Un apéndice con un agujero puede filtrar e infectar toda el área abdominal. Esto puede ser mortal.

Una apendicectomía se hace empleando ya sea:

  • Anestesia raquídea. A usted le ponen un medicamento dentro de la espalda para insensibilizarlo de la cintura para abajo. También le administrarán un medicamento para hacerlo dormir.
  • Anestesia general. Usted estará dormido y no sentirá ningún dolor durante la cirugía.

El cirujano hace una incisión pequeña en el lado inferior derecho del área abdominal y extirpa el apéndice.

El apéndice también se puede extirpar empleando pequeñas incisiones quirúrgicas y una cámara. Esto se denomina apendicectomía laparoscópica.

Si el apéndice se ha roto o se ha formado una cavidad de infección (absceso), se lavará el abdomen completamente durante la cirugía. Se puede dejar un tubo pequeño en el área ventral para ayudar a drenar los líquidos o el pus.

Por qué se realiza el procedimiento

Una apendicectomía se practica para una apendicitis. La afección puede ser difícil de diagnosticar, sobre todo en niños, ancianos y mujeres en edad reproductiva.

Con mayor frecuencia, el primer síntoma es el dolor alrededor del ombligo.

  • El dolor puede ser leve al principio, pero se vuelve agudo e intenso.
  • El dolor con frecuencia se traslada al cuadrante abdominal inferior derecho y se vuelve más concentrado en esta área.

Otros síntomas incluyen:

  • Diarrea o estreñimiento
  • Fiebre (generalmente no muy alta)
  • Náuseas y vómitos
  • Disminución del apetito

Si usted presenta síntomas de apendicitis, busque ayuda médica urgente de inmediato. NO use compresas calientes, enemas, laxantes ni cualquier otro tratamiento casero para tratar de aliviar los síntomas.

Su proveedor de atención médica le examinará el abdomen y el recto. Igualmente, se pueden realizar otros exámenes:

  • Exámenes de sangre, como un conteo de glóbulos blancos, que se puede hacer para verificar la presencia de infección.
  • Cuando el diagnóstico no es claro, el médico puede ordenar una tomografía computarizada o una ecografía para estar seguro de que el apéndice es la causa del problema.

No existen exámenes propiamente dichos para confirmar que usted tiene apendicitis. Otras enfermedades pueden causar los mismos síntomas u otros similares.

El objetivo es extirpar un apéndice infectado antes de que se abra (se rompa). Después de revisar sus síntomas y los resultados del examen físico y los exámenes médicos, el cirujano decidirá si usted necesita una operación.

Riesgos

Los riesgos de la anestesia abarcan los siguientes:

  • Reacciones a los medicamentos
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos o infección

Otros riesgos de una apendicectomía después de una ruptura del apéndice abarcan:

  • Acumulación de pus, lo cual puede requerir drenaje y antibióticos
  • Hospitalizaciones más prolongadas

Después del procedimiento

A la mayoría de las personas le dan el alta del hospital 1 a 2 días después de la cirugía. Usted puede reanudar las actividades normales al cabo de 2 a 4 semanas después de salir del hospital.

Si usted tuvo cirugía laparoscópica, se recuperará rápidamente. La recuperación es más lenta y más complicada si el apéndice se ha roto o se ha formado un absceso.

Vivir sin el apéndice no causa problemas de salud conocidos.

Cirugía de reducción de senos

Cirugía de reducción de senos

La cirugía de reducción de mamas por lo regular se hace bajo anestesia general. Esto es un medicamento que la mantiene dormida y libre de dolor.

Para una mamoplastia de reducción, el cirujano extirpa parte del tejido mamario y de la piel. Los pezones pueden moverse para arriba para reubicarlos, por razones estéticas.

En el procedimiento más común:

  • El cirujano hace tres incisiones quirúrgicas: alrededor de la areola (la zona oscura en torno a los pezones), desde la areola hacia abajo hasta el pliegue por debajo de la mama y a través del pliegue inferior de la mama.
  • Se extraen la grasa, la piel y el tejido mamario adicionales. Se traslada el pezón y la areola a una posición más alta. Con frecuencia, la areola se hace más pequeña.
  • El cirujano cierra las incisiones con puntos de sutura para remodelar la mama.
  • Algunas veces, la liposucción se combina con la mamoplastia de reducción para mejorar la forma de la mama y de las zonas de la axila.

La operación puede durar de 2 a 5 horas.

Por qué se realiza el procedimiento

La mamoplastia de reducción puede recomendarse si usted tiene los pechos muy grandes (macromastia) y:

  • Dolor crónico que afecta su calidad de vida. Puede estar teniendo dolores de cabeza, de cuello o de hombros.
  • Problemas nerviosos crónicos causados por la mala postura, que ocasionan entumecimiento u hormigueo en brazos o manos.
  • Problemas estéticos, como surco de la tira del sostén, líneas similares a cicatrices en la piel (estrías), dificultad para encontrar ropa que le sirva y baja autoestima.
  • Salpullidos crónicos bajo las mamas.
  • Atención indeseada que la hace sentirse avergonzada.
  • Incapacidad para participar en deportes.

Algunas mujeres pueden aprovechar los tratamientos no quirúrgicos, como:

  • Hacer ejercicio para fortalecer la espalda y los músculos de los hombros
  • Reducir el exceso de peso
  • Usar sostenes o sujetadores de soporte

Riesgos

Los riesgos de la anestesia y de la cirugía en general son:

  • Reacciones a las medicinas
  • Problemas respiratorios
  • Sangrado, coágulos de sangre, o infección

Los riesgos de este procedimiento son:

  • Dificultad para amamantar o ser incapaz de amamantar
  • Cicatrices grandes que tardan mucho tiempo en sanar
  • Pérdida de la sensibilidad en la zona del pezón
  • Posición desigual de los pezones o diferencias de tamaño entre las mamas

Antes del procedimiento

Dígale a su proveedor de atención médica:

  • Si está o podría estar embarazada.
  • Qué medicinas está tomando, incluso fármacos, suplementos o hierbas que haya comprado sin una receta.

En la semana de la cirugía o dos semanas antes:

  • Posiblemente necesite una mamografía antes de la operación. El cirujano plástico le hará un examen rutinario de las mamas.
  • Le pueden solicitar que deje de tomar medicinas que dificulten la coagulación de la sangre. Estas incluyen ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin), warfarina (Coumadin) y otros.
  • Pregúntele al cirujano qué fármacos debe tomar aun el día de la cirugía.
  • Si fuma, trate de dejarlo. Fumar hace más lento el proceso de sanación e incrementa el riesgo de problemas. Pida ayuda para dejar de fumar a su proveedor de atención médica.

En el día de la cirugía:

  • Siga las instrucciones sobre cuándo dejar de beber y comer.
  • Tome los fármacos que el cirujano le recomendó con un pequeño sorbo de agua.
  • Póngase o lleve ropa suelta que abotone o cierre con cremallera por el frente.
  • Llegue a tiempo al hospital.

Después del procedimiento

Posiblemente tenga que pasar la noche en el hospital.

Después de la cirugía, se le envolverá un apósito (vendaje) de gasa alrededor de las mamas y el tórax o usará un sostén quirúrgico. Use el sostén quirúrgico o un sujetador de soporte suave por el tiempo que el cirujano le indique, lo cual probablemente será por algunas semanas.

Los tubos de drenaje pueden ir pegados a las mamas. Estos tubos se retirarán al cabo de unos días.

El dolor debe disminuir en unas pocas semanas. Tome analgésicos para controlarlo. Asegúrese de tomarlos con alimento y bastante agua. NO aplique hielo ni calor en las mamas, a menos que el médico le haya dicho que puede hacerlo.

Al cabo de unas semanas, la hinchazón y los hematomas alrededor de las incisiones deben desaparecer. Usted puede experimentar una pérdida de la sensibilidad de manera temporal en la piel de la mama y los pezones después de la cirugía, pero esta volverá con el tiempo.

Siga las instrucciones que le den sobre los cuidados personales.

Programe una consulta de seguimiento con su cirujano. En ese momento revisarán qué tan bien está sanando. Las suturas (puntadas) se retirarán en caso de ser necesario. Su proveedor de atención médica le hablará sobre ejercicios especiales o técnicas de masaje útiles para usted.

Expectativas (pronóstico)

Es probable que usted tenga un buen desenlace clínico (resultado) de la cirugía de reducción de mamas. Puede sentirse mejor con respecto a su apariencia y puede estar más cómoda con diversas actividades.

El dolor o los síntomas de la piel, como las estrías, pueden desaparecer. Posiblemente necesite usar un sujetador de soporte especial durante unos meses para remodelar las mamas.

Las cicatrices son permanentes. Serán más visibles durante el primer año, pero se desvanecerán luego. El cirujano hará su mayor esfuerzo para hacer los cortes de manera que las cicatrices queden ocultas. Los cortes normalmente se hacen en la parte inferior de la mama. La mayoría de las veces, las cicatrices no deben ser notorias, incluso en ropa con escote profundo.

Posibles riesgos de toda cirugía

Posibles riesgos de toda cirugía

Sin duda que una persona cuando sabe que debe someterse a una operación, piensa inmediatamente en si puede sufrir algún inconveniente en plena cirugía. Son varios los casos que se han conocidos de pacientes que tienen problemas con la anestesia, infecciones o, simplemente, por lo avanzado en edad.

Existen edades de mayor riesgo para una operación y cirugías más complicadas que otras, pero hay precauciones que cada paciente debe seguir para evitar las dificultades tanto en el pabellón como en el tiempo de recuperación.

“Antes de realizarse un procedimiento quirúrgico, hay que tener en cuenta que el paciente necesita una preparación fisiológica y psicológica. Es el momento en que se inicia un vínculo especial entre el médico y el paciente”, comenta el doctor Claudio Mora, docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

“En términos generales, las edades más extremas son las más riesgosas para una cirugía, es decir, los menores de un año y los mayores de 65. El envejecimiento produce cambios en los tejidos y órganos, disminuyendo la capacidad de adaptación y reservas funcionales de las personas”, dice el profesional.

Según el médico cirujano, “más que el concepto cronológico de la edad, lo que mayormente importa es el concepto fisiológico. Es decir, podemos tener a un paciente de 65 años sin ninguna enfermedad asociada, totalmente sano, que se somete a una cirugía electiva, cuyo riesgo sea igual a uno más joven. Al contrario, podemos tener una persona más joven, pero con múltiples enfermedades asociadas, como diabetes, hipertensión, etc, donde el riesgo operatorio de una cirugía electiva puede ser mayor”, explica.

Sin duda que las cirugías más riesgosas son aquellas sobre órganos vitales como el corazón o pulmón, también por un cáncer.

Complicaciones

Se deben diferenciar las cirugías electivas de aquellas de urgencia, las cuales tienen un mayor riesgo asociado. También se deben considerar las características del paciente, ya que cada uno tiene un riesgo individual asociado a su cirugía, su edad y patologías.

Pese a ello, las estadísticas determinan que las complicaciones más frecuentes son las respiratorias. “Van desde atelectasias, es decir, colapsos de parte del pulmón, hasta neumonías. Esto se evita con una buena evaluación preoperatoria del paciente”, dice el doctor Mora.

Otra complicación menos frecuente, pero que puede ser grave, incluso mortal, es la que se refiere a los fenómenos trombóticos de las extremidades inferiores o en los pulmones, “estos últimos graves y mortales. El hecho de someternos a cualquier cirugía, nos hace correr un porcentaje de riesgo, este se puede disminuir casi a cero tomando las medidas necesarias, como la compresión neumática o con vendas elásticas durante la cirugía y el uso de heparinas (anticoagulantes) en el post operatorio; además de la movilización precoz”, subraya el docente de la UNAB.

Antes se pensaba que si el paciente se levantaba de su cama el mismo día o al siguiente, se podía abrir la herida operatoria: eso es un mito, y hoy se propone todo lo contrario.

Infecciones y anestesia

Las complicaciones infecciosas son un fenómeno muchas veces inevitable de una cirugía, y que el paciente debe tener en cuenta a la hora de operarse. “Esto dependerá del tipo de herida y las características del paciente. Por ejemplo, en una cirugía de colon, la herida tiene mayor posibilidad de infectarse que en una de hernia; o en un paciente diabético la posibilidad de infección es mayor que en uno sin esta enfermedad. El uso de antibióticos en forma profiláctica puede disminuir el riego de infección, pero tampoco hace que esta sea cero”, dice el doctor.

El doctor aclara que una infección de la herida o incluso de otros lugares del organismo después de una cirugía, no es necesariamente una infección intrahospitalaria, ya que ésta es producida por gérmenes que habitan en el ambiente hospitalario, cuyo problema es el desarrollo de resistencia a los antibióticos tradicionales.

“Para que se produzca la infección intrahospitalaria deben haber una serie de fenómenos, como que el paciente esté muchos días hospitalizado o se encuentre en un contexto de inmunosupresión que favorezcan esto”, explica. Por tanto, la conducta actual es que los estudios preoperatorios se hacen en forma ambulatoria y el paciente ingresa listo para operarse.

Las complicaciones anestésicas son un fenómeno mucho menos frecuente. “Van desde problemas en la intubación y respiratorios durante la anestesia, hasta problemas cardiacos. Todos ellos se pueden evitar o manejarán mejor con una buena evolución preoperatoria y con una buena monitorización durante y en las primeras horas de la cirugía”, comenta el cirujano.

Precauciones

Antes de someterse a una operación, el doctor Mora explica que lo más importante es que el paciente se informe bien con su cirujano: “debe consultarle sobre el procedimiento, el tipo de anestesia que se usará, las complicaciones propias de la cirugía, entre otros temas”, dice el docente de la Escuela de Medicina de la Universidad Andrés Bello.

El profesional entrega algunas recomendaciones:

• No debe olvidarse la preparación sicológica del paciente y que inevitablemente las complicaciones existirán, pero cuando hay una buena comunicación, éstas son mejor aceptadas y manejadas.

• Si el paciente tiene patologías agregadas, éstas deben estar bien manejadas para que no tengan mayor repercusión sistémica. Por ejemplo, si el paciente es hipertenso, que su presión este en rangos normales.

• Si el paciente es fumador, debe suspender este hábito por lo menos diez días antes e idealmente un mes.

• El resto de las indicaciones dependerá del procedimiento y del paciente.

Adolescentes que juegan a videojuegos son mejores con la cirugía virtual que médicos de un hospital

Adolescentes que juegan a videojuegos son mejores con la cirugía virtual que médicos de un hospital

Hubo una época en la que los videojuegos estuvieron demonizados, ha ocurrido siempre a lo largo de la historia de la humanidad cada vez que ha aparecido algún invento novedoso y en este caso no iba a ser diferente.

Ahora, los fans de este tipo de entretenimiento ya tienen un argumento más a su favor porque han descubierto que los quinceañeros son mejores a los mandos de un sistema de cirugía virtual que los propios médicos de un hospital.

 

Te preguntarás cómo llegó alguien a esta conclusión y si algún fabricante de videoconsolas está en el ajo, pero parece que no.

La historia comienza en la Universidad Médica de Texas en Galveston donde llevaron un experimento con dos grupos de voluntarios. Uno de ellos estaba compuesto por estudiantes jóvenes acostumbrados a pasar entre dos y cuatro horas al día jugando a videojuegos. El segundo grupo estaba compuesto por médicos residentes del propio hospital.

A cada uno de los grupos se les puso a los mandos de un simulador virtual de cirugía y se les pidió que realizaran diversas operaciones.

En el experimento se midió la precisión con la que realizaban las tareas que se les encomendaba, la tensión que aplicaban con los instrumentos y la coordinación visión-mano en general.

El resultado es que los quinceañeros mostraron más pericia que los propios médicos. ¿Extraño? no, porque en realidad, cada hora que pasas delante de un videojuego estás de alguna manera entrenando algunas habilidades mentales y manuales más allá que sentarte pasivamente delante de un televisor.

Por lo tanto, una de las curiosas consecuencias que se derivan de ésto es que las nuevas generaciones ‘PlayStation’ de médicos y de otras profesiones quizás sean mejores en sus trabajos gracias al entrenamiento que han llevado a cabo matando marcianitos o haciendo saltar personajes pixelados a través de mundos virtuales. El vídeo inferior está en inglés pero si tienes curiosidad puedes echar un vistazo al simulador en el minuto 1:40. [Vía Popsci]

Un Videojuego Mexicano Para Cirujanos

Un Videojuego Mexicano Para Cirujanos

Un equipo de científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (México), desarrollaron un sistema virtual de entrenamiento para médicos cirujanos, con el cual adquieran habilidad, experiencias y seguridad para realizar operaciones quirúrgicas.

Se trata de un simulador quirúrgico, con un ambiente  similar al de un videojuego, conformado por una pantalla que muestra el tejido blando y que puede ser “sentida” por el usuario, gracias  a un dispositivo háptico (traslado de una sensación en presencia del operador) para lograr un corte del tejido con este dispositivo, pero sintiendo la incisión.

El software está ideado como entrenamiento de médicos en cirugías laparoscópicas, esto es, intervenciones de mínima invasión, en el corte de tejidos blandos, como estómago, hígado, tumores, entre otros. Además, está dirigido a médicos, instituciones de salud y educativas.

Corrección de las orejas de soplillo gracias a la cirugía estética

Corrección de las orejas de soplillo gracias a la cirugía estética

La corrección de las orejas de soplillo es hoy día posible gracias a las operaciones de cirugía estética que se han desarrollado en este ámbito.

Cuando una persona tiene las orejas muy separadas de la cabeza o su tamaño es un poco más grande de lo habitual, se suele decir que tiene orejas de soplillo u orejas procidentes.

Aunque las consecuencias de tener unas orejas de soplillo son puramente estéticas, la carga psicológica que conlleva para quienes las poseen puede convertirlas en la causa de un complejo severo.

Para corregir las orejas de soplillo existen muchos remedios, aunque no todos adecuadamente verificados. Solo la cirugía estética específica para esta zona (denominada otoplastia) es, hoy por hoy, el remedio más rápido y eficaz.

 

Corrección de las orejas de soplillo: Otoplastia

Quienes deseen someterse a una operación para acabar con las orejas de soplillo deben saber que se trata de unaintervención en la que se suele corregir la forma de las mismas haciendo múltiples suturas en la zona. Estas correcciones, sin embargo, no son seguras al cien por cien y, en muchos casos, acaban por soltarse las suturas. Para evitarlo, algunos profesionales de la cirugía como el doctor Gustavo Sordo han desarrollado una técnica combinada de otoplastia que ofrece mejores resultados.

En la operación de otoplastia combinada se talla el cartílago de las orejas al tiempo que se fija el resultado con suturas a los pliegues de la oreja. De esta manera, se consigue armonizar la forma y el tamaño de la oreja al conjunto de la cabeza; y obtener una mejor fijación del pabellón auricular. El resultado no depende sólo de las suturas, sino que al tallar el cartílago el resultado es más estable y seguro.

Las operaciones para corregir las orejas de soplillo suelen realizarse desde la parte trasera de la oreja, lo que permite esconder la cicatriz, siendo casi invisible a los ojos de los demás.

La intervención no suele prolongarse más de hora, no requiere ingreso hospitalario, permite a la persona incorporarse a su vida habitual a los dos días, y sus resultados son inmediatos.

Así pues, si tienes orejas de soplillo olvida los remedios caseros y acude a una clínica de cirugía estética de confianza como la del Dr. Gustavo Sordo. ¡Pide cita sin compromiso! El cirujano plástico analizará tu caso personalmente.

Tras una cirugía por cáncer de seno, el 20% de las mujeres requiere otra

Tras una cirugía por cáncer de seno, el 20% de las mujeres requiere otra

Un estudio realizado en Inglaterra muestra que 40% de las mujeres que necesitaron una segunda operación, fue sometida a una mastectomía

Una de cada cinco mujeres con cáncer de mama que optan por una cirugía conservadora en lugar de una mastectomíarequieren una segunda operación, según un estudio publicado el jueves por la revista médica British Medical Journal.

El cáncer de mama, que en Inglaterra se diagnostica cada año a alrededor de 45,000 mujeres, puede abordarse con una tumorectomía, una cirugía en la que se conserva la mama, o con una mastectomía, en la que se extrae uno o los dos senos.

La mitad de las mujeres diagnosticadas en Inglaterra optan por la primera opción, y de ellas, el 20% necesita pasar por el quirófano en una segunda ocasión, según este estudio en el que participaron 55,297 mujeres mayores de 16 años que fueron operadas por el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido entre 2005 y 2008.

La cirugía conservadora, en combinación con radioterapia, ofrece porcentajes similares de supervivencia que la mastectomía, explicó David Cromwell, el investigador de la London School of Hygiene and Tropical Medicine y autor principal del artículo.

Sin embargo, dado que algunos tumores son difíciles de detectar, la cirugía conservadora puede ser insuficiente y precisar una segunda operación para suprimir por completo el tejido canceroso.

El 29.5% de las mujeres con un carcinoma in situ -aquel que no se ha extendido fuera de los límites del tumor- necesitó una segunda operación, frente al 18% de las pacientes con cáncer de mama invasivo.

Entre las mujeres que necesitaron una segunda operación, el 40% de los casos requirió una mastectomía.

El estudio también indica que las mujeres de más edad tenían menos probabilidad de necesitar una segunda cirugía.

Share this: