La acupuntura es una antigua medicina natural que procede de China. A través de la acción de finas agujas aplicadas al sistema nervioso es capaz de regular el equilibrio del cuerpo y recuperar la salud.
Del tratamiento de obesidad con acupuntura; lo primero que hay que aclarar es que las agujas no adelgazan por sí solas. Las agujas tienen una serie de efectos que analizaremos a continuación que son de gran ayuda para poder llevar una dieta adecuada que nos permita perder peso.

Los efectos de la acupuntura durante el tratamiento son:


– En primer lugar; un efecto regulador y de control sobre la sensación de hambre; por acción directa sobre el centro del hambre y de la saciedad que se encuentran en el hipotálamo del cerebro. Se ha comprobado por ensayos clínicos que las agujas son capaces de disminuir la sensación de hambre y la ingesta incluso en individuos normales, no sometidos a dieta. Lo cual es de gran ayuda al paciente a la hora de “conformarse” con una dieta reducida que le permita perder peso. También el tratamiento induce paulatinamente una reducción del volumen del estómago lo que facilita el seguimiento de una dieta adecuada y un mejor mantenimiento.

– En segundo lugar un efecto regulador del metabolismo general, lo cual permite eliminar la grasa sin perder músculo, esto se ha comprobado con las modernas técnicas de impedanciometría corporal, y a la vez perder peso a un ritmo adecuado con una disminución armónica y uniforme del volumen.
Esto, unido al efecto relajante que la acupuntura tiene sobre el sistema nervioso hace que el paciente evolucione adecuadamente sin síntomas de irritabilidad y mal humor, tan frecuentes en estados de dieta, y sin efectos secundarios.
Las agujas son capaces de estimular la secreción natural de unas hormonas que segrega nuestro cuerpo, llamadas endorfinas, que relajan el sistema nervioso y mejoran la calidad del sueño.

– En tercer lugar, no debemos olvidar nunca que la acupuntura es una medicina integral y por tanto que no trata las enfermedades sino los enfermos. Este matiz la diferencia de cualquier otro método de tratamiento, dado que una serie de síntomas funcionales que suelen acompañar al paciente van a mejorar y desaparecer, a la vez que se adelgaza.


Habitualmente, el médico Acupuntor realiza un historial médico y una exploración física al paciente. A menudo es necesario realizar algún análisis de sangre para valorar el estado de nutrición.

Una vez realizada esta primera parte el médico Acupuntor informa al paciente de su estado de sobrepeso, de cuántos Kilos es necesario rebajar y cuál sería el peso saludable para su caso (Depende de muchos factores y cada persona tiene un peso adecuado de salud, donde debe mantenerse).
Posteriormente le pone un tratamiento y le informa acerca de las sesiones de acupuntura (Cuánto tiempo, con qué frecuencia, qué va a notar el paciente, etc) y le aconseja una dieta personalizada que le ayude a conseguir el peso saludable.

Con frecuencia se comenta que al dejar el tratamiento es fácil recuperar el peso perdido. Hay que aclarar que esto no es a causa de la acupuntura sino del médico que no ha sabido educar a su paciente en la salud y del propio paciente que vuelve a caer en los malos hábitos alimentarios que causaron su obesidad.

Educar al paciente en una correcta forma de nutrición forma parte del tratamiento y no se puede terminar un tratamiento de obesidad sin un buen programa de mantenimiento, donde el paciente va a aprender a comer para su salud y con revisiones periódicas distanciadas que garanticen con sesiones de recuerdo el mantenimiento del estado de equilibrio que el tratamiento indujo en su día.

También pueden tratarse aquellos casos de obesidad localizada en zonas concretas del cuerpo. A veces la grasa no se deposita uniformemente sino que tiende a acumularse en determinadas zonas del cuerpo como caderas, pistoleras, abdomen, sobrebarba, etc. Incluso aunque no tengamos un gran sobrepeso. La acupuntura se ha desarrollado mucho en estos temas a raíz de extenderse por Occidente y a su sombra han crecido técnicas tan modernas como la electrolipolisis para el tratamiento de la celulitis.

Se sabe que produce una disminución considerable del apetito y en la estimulación del sistema digestivo, pero de todas formas es necesario que la persona que emplee este tratamiento alternativo para adelgazar siga paralelamente una dieta de apoyo.
Los expertos que se dedican a los tratamientos que ayudan a adelgazar con acupuntura insisten en que se trata de un tratamiento que debe ser complementado con otro tipo de medidas que ayuden a mantener un control adecuado del peso, esto quiere decir que recurrir a un tratamiento de acupuntura para adelgazar no nos adra resultados milagrosos frente a un problema de obesidad.

Sin embargo, en el caso de que el paciente tenga este problema y desea cambiar este estilo de vida, adelgazar con
acupuntura puede ser de gran ayuda. Cuando se aplican agujas en determinados punto de acupuntura que posee el cuerpo y la oreja, se liberan endorfinas que provocan una sensación calmante y relajante que resulta ideal para resolver todas aquellas situaciones de stress, frustración o ansiedad que generalmente, conducen a las personas con problemas de obesidad a comer más de lo que acostumbran. Además, estas endorfinas influyen en el sistema digestivo y en el hormonal, y precisamente por esta razón la acupuntura para adelgazar ayuda a mantener un cierto equilibrio en dos factores fundamentales para bajar de peso tales como el metabolismo y la voluntad. Es importante que antes de llevar a cabo un tratamiento para adelgazar con acupuntura, se compruebe que el profesional que lo imparta tenga las correspondientes certificaciones.

En la primera sesión de dicho tratamiento, el médico le realizará una entrevista a modo de cuestionario para poder determinar cuales son los motivos del problema de obesidad en cada uno de los pacientes y a partir de allí, diseñar un plan para el tratamiento de acupuntura para adelgazar que sea el mas indicado. Con respecto a la duración del mismo podemos decir que ésta dependerá de las metas del paciente en cuanto a la cantidad de peso que desea perder y lógicamente, la rapidez con la que quiera hacerlo, pero para ello es importante tener en cuenta que el paciente debe tener un predisposición para cambiar todos sus hábitos. Los médicos que se dedican a realizar tratamientos para adelgazar con acupuntura suelen hacer muchas recomendaciones con respecto a alimentos que se deben comer; generalmente estas dietas son bajas en grasa y altas en fibras con cantidades moderadas de hidratos de carbono y proteínas que no contengan grasa. Es importante también destacar que además de la pérdida de peso, la acupuntura para adelgazar ayuda a controlar los niveles de ansiedad y stress que genitalmente conducen a la sobrealimentación. El tratamiento de acupuntura para adelgazar se realiza mediante la inserción de microagujas en diferentes puntos de acupuntura que se encuentran situados en la oreja. En el caso de que alguna de las agujas pudiera causarle molestias, entonces la misma debe ser retirada, y si se llegan a caer antes del noveno día
de tratamiento es importante que se dirija a la consultoría médica en donde fue atendido para que el doctor se las vuelva a colocar.

RECOMENDACIONES:

La dieta que acompaña al tratamiento para adelgazar con acupuntura esta ideada para que el paciente no pase hambre, por ello se puede comer la cantidad de veces que sean necesarias pero en cantidades pequeñas, ya que no se debe abusar de la comida, aunque esta sea dietética. En el caso de que el paciente se salga de la dieta debido a que ha comido un exceso de carbohidratos y grasas se debe revertir el proceso causante de su subida de peso, por ello es muy importante que el paciente ponga mucha voluntad de su parte ya que es importante no retroceder en el tratamiento. En el caso contrario, cuando el paciente sigue rigurosamente la dieta correspondiente al tratamiento de acupuntura para adelgazar, los triglicéridos y el colesterol disminuirán y el metabolismo utilizara la grasa correspondiente a los depósitos trasformándolos en energía y por esta razón es que el paciente perderá peso medidamente, y la ventaja de esto es que los kilos perdidos no se recuperarán, y en el caso de que se estén consumiendo medicamentos específicos para la pérdida de peso, es importante que los mismos sean suspendidos.