El consumo habitual de tabaco es causante de muchas enfermedades respiratorias, también afecta a numerosos órganos e incrementa la posibilidad de sufrir cáncer. Dejar el hábito del tabaco resulta muy difícil, se necesita de mucha determinación y de tomar conciencia sobre el daño que nos hacemos. Si eres un consumidor habitual de tabaco, y estas pensando en dejarlo, conocer los cambios positivos en tu salud que se inician una vez que lo dejas, puede resultar un incentivo para tomar la decisión de eliminar el hábito por completo. A continuación te mencionamos 5 beneficios que notaras en tu salud al dejar el tabaco:

SE NORMALIZA LA TENSIÓN ARTERIAL

Tan solo 20 minutos después de dejar el tabaco se nota la regulaciónen la frecuencia cardiaca y la presión arterial, favoreciendo a la disminución de la hipertensión arterial.

MEJORA EL FUNCIONAMIENTO DE LOS PULMONES

Aproximadamente a los 3 días, aumenta la capacidad pulmonar, debido a que los bronquios se relajan y los cilios (estructuras celulares similares a cabellos, que extraen microbios y residuos de las vías respiratorias) vuelven a funcionar, limpiando los pulmones de mucosidadesy eliminando la las sustancias toxicas contenidas a causa del tabaquismo.

DISMINUYE EL RIESGO DE ENFERMEDADES CORONARIAS

Un año después, el nivel de riesgo de enfermedad cardíaca coronaria disminuye, aunque se mantiene más alto que el de una persona que nunca ha consumido tabaco, pero el riesgo es un 50% menor que el de una persona que continúa con el hábito del tabaco.

SE RESTABLECEN LOS SENTIDOS DEL GUSTO Y EL OLFATO

Al dejar el tabaco se rehabilitan las terminaciones nerviosas del olfato y del gusto y se recupera la capacidad de saborear y oler.

DISMINUYE LA TOS

De 1 a 9 meses después de dejar el hábito del tabaco se reduce la tos crónica, además de la fatiga y la sensación de ahogo.

Es recomendable acompañar la decisión de dejar el hábito del tabaco con asesoría médica especializada.