El infarto agudo de miocardio ocurre principalmente en presencia de la enfermedad arterioesclerótica. La enfermedad arterioesclerótica es una enfermedad progresiva que ocurre por tres hechos: uno es la inflamación, el segundo es la oxidación y el tercero es la trombosis. ¿Qué quiere decir la trombosis? La trombosis significa que ocurre un trombo, o bien llamase un coágulo en una de las arterias del corazón.

Nosotros tenemos un músculo cardíaco que necesita estar vascularizado, necesita sangre, necesita que sus arterias le den irrigación. Cuando ocurre un infarto agudo de miocardio, uno de los vasos coronarios principales, una de las arterias principales del corazón se ocluye. Se forma un trombo en su interior. Y al formarse el trombo en el interior el resto del músculo cardiaco no está vascularizado y entonces muere. A este hecho se le llama infarto agudo de miocardio.

Existen factores genéticos desencadenantes, pero en general son los factores ambientales, son nuestros hábitos de vida. El llevar o no llevar una vida cardiosaludable.

Los principales factores que nos gustaría que sepas son la hipertensión. Tenemos que controlar la tensión arterial, tanto la alta, como la baja. En segundo lugar, es el control del colesterol, el cual hace que tus arterias tomen rigidez y tapen su interior evitando el paso de la sangre en estas. El tercer factor importante es evitar el tabaco, no debemos fumar. Los niños pequeños están fumando y eso indica que puede haber progresión en la enfermedad cardiovascular desde pequeños. La hipertensión, la hipercolesterolemia, el tabaquismo. Pero sin duda un gran factor de riesgo, que es muy importante, que no debemos de olvidar es el sobrepeso, la obesidad, y la inactividad física.

Cabe mencionar que existen otros factores importantes, evidentemente una persona que se estresa, las emociones son unos factores influyentes de forma determinante en algunos tipos de personas, personas estresadas, personas que tienen un ambiente familiar con dificultades, personas que tienen un ambiente de trabajo con problemas. Ese estrés laboral, el estrés familiar, incluso algunos determinantes genéticos pueden influir también como factor de riesgo coronario.

La pérdida de estrógenos en la mujer cuando alcanza la menopausia favorece que aumente el colesterol malo, lo que llamamos colesterol de baja densidad (LDL), y que baje el colesterol bueno, colesterol de alta densidad (HDL). Esto aumenta el riesgo cardiovascular en la mujer, por eso cuando cumple los 50 años es cuando tiene mayor posibilidad de padecer un infarto; en cambio los hombres en una década anterior a las mujeres tenían mayor tendencia y mayor prevalencia a poder tener un infarto, ya que las mujeres en la edad menopáusica tienen que controlarse especialmente, evitando la obesidad, haciendo ejercicio, controlando el colesterol, y, sobre todo, siendo felices. Porque las emociones son un factor de riesgo determinante en las mujeres en esa edad.

Al final la recomendación es visitar a su cardiólogo o en su defecto visitar nuestro sitio web para encontrar el especialista que mejor se adapte a sus necesidades.