DENTISTAS EN CANCÚN

DENTISTAS EN CANCUN es un directorio de servicios odontológicos en la ciudad de Cancún y Playa del Carmen

medicosencancun

Dr. Marcela Ramírez

Dentista

 

Pabellón Caribe” Ph-11 22 Av. Nichupte,  Sm.19, Mz.2

Tel.(998)  8874199
Cel.  998  1198069

 

dentistas-dentalevolutionDENTAL EVOLUTION
Dentistas Especializados-Clínica Dental – Odontología Integral.

Avenida Coba Mza 1 Lote 1 Smza 35 Plaza Hollywood, local 25 y Calle Xcaret
Cancún, Quintana Roo.

Tel.(998) 887 8561

dentistas integralesServicios Dentales Integrales.
Servicios de Alta calidad profesional en Estética Dental

Tel.  (998) 898-1328

Emergencias 044 (998) 218-6065

Tipos de tratamientos de otrodoncia

Tipos de tratamientos de otrodoncia

Existen tres tipos de ortodoncia según el avance de la problemática a solucionar, así pues distinguimos entre la ortodoncia preventiva, la interceptiva y la correctiva.

Muchas personas sufren de maloclusión dental, que pueden producir diversos trastornos:

  • Problemas al morder.
  • Enfermedad periodontal y caries por el apiñamiento,ya que dificulta la higiene.
  • Dolor de articulación mandibular

Hay varios tipos de ortodoncia y técnicas disponibles en clínicas Propdental:

  1. Invisible: es con alineadores transparentes de invisalign y solo se pueden extraer para comer y poder cepillar los dientes .Es mas higiénico que los brackets y mas estético.
  2. Ortodoncia lingual: brackets van por detrás del diente no se ven.
  3. Ortodoncia estética con brackets de zafiro: son transparentes y se disimulan con el color de los dientes por lo que es mas estético.

Tipos de ortodoncia preventiva, interceptiva y correctiva

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se ocupa de estudiar y corregir las alteraciones de posición de los dientes, las arcadas dentarias e incluso los problemas de disfunción temporo-mandibular (ATM). La ortodoncia tiene dos objetivos, conseguir una buena oclusión y una correcta alineación de los dientes, algo que implica tanto beneficios estéticos como beneficios funcionales.

Dependiendo del momento de actuación, aplicamos un tipo u otro de ortodoncia. No es lo mismo actuar de forma preventiva que intentar corregir un problema avanzado, por eso distinguimos entre la ortodoncia preventiva, la interceptiva y la correctiva.

Aparte de los tres tipos de ortodoncia según el momento en que el dentista decide o puede actuar sobre el problema ortodóntico, también hay otros dos campos de la odontología: la ortopedia funcional de los maxilares y la ortodoncia ortográfica. Veamos pues, los cinco tipos distintos de ortodoncia:

  1. La ortodoncia preventiva es la parte de la ortodoncia que pretende actuar antes de la aparición de desviaciones cuando el diagnóstico nos indica que éstas se van a producir y alterarían el desarrollo normal del complejo bucofacial. Para ella se utilizan técnicas de desgaste dentario y aparatos removibles que eliminan los riesgos que tiene el paciente de sufrir un problema en el crecimiento bucodental. Suele aplicarse en cortas edades, por lo que se aplica en odontopediatría, principalmente para evitar una posible mala oclusión. Esto tipo de ortodoncia suele ir acompañado de la corrección de hábitos nocivos que pueden empeorar el riesgo existente. Algunos de los ejemplos son los mantenedores de espacio, la extracción de dientes supernumerarios u otras acciones que se avancen a los problemas causados por la erupción de piezas. El conocimiento de los dentistas de Propdental será básico en este aspecto ya que la ortodoncia preventiva se basa en la intuición y el entendimiento de hacia dónde puede evolucionar una situación todavía no problemática.
  2. La ortodoncia interceptiva está encaminada a corregir desviaciones que se están produciendo en ese momento pero que todavía pueden tratarse para cambiar su evolución. Es decir, se usa donde ya se estableció una mala posición o hábito que todavía puede corregirse. Sirve para evitar que el crecimiento del complejo craneofacial se desarrolle de forma anormal, por lo que suele aplicarse en pacientes jóvenes y en muy pocos casos en personas adultas. Un buen ejemplo de ella es la actuación en pacientes con maloclusión antes que empeore la anomalía. Sus aplicaciones tienen que ver tanto con los dientes como todo el complejo mandibular. Suele implicar aparatos fijos que eviten la complicación del problema.
  3. La ortodoncia correctiva se aplica cuando el problema ortodóntico o la maloclusión ya se han instaurado y han alterado el curso normal del complejo bucofacial. Estos pueden ser una deformación de la forma del arco dentario o alteraciones en la función. Suele estar indicada en jóvenes y puntualmente en adultos. Se utilizan tanto aparatos removibles como aparatos fijos que tienen como objetivo devolver la normalidad morfológica funcional y estética. Como se trata de un problema que ya evolucionado suele ser necesario un buen estudio del caso particular que se ayude de radiografías panorámicas y estudios sobre modelos. De esta forma los ortodoncistas de Propdental podrán aplicar el tratamiento idóneo para corregir un problema que ya está causando estragos.
  4. La ortopedia funcional de los maxilares tiene que ver tanto con la ortodoncia interceptiva con la correctiva y tiene la peculiaridad de poder reorientar el crecimiento craneofacial (normalmente aplicada en edades jóvenes). Tiene que ver básicamente con una función esquelética y de localización macilofacial. Con ella se inhibe o modifica el patrón de crecimiento de los maxilares para corregir la displasia que originó y mantiene una maloclusión.
  5. La cirugía ortognática es el nombre que se le da a la actuación en alteraciones maxilofaciales que necesitan intervenciones quirúrgicas para corregir la malformación del paciente en cuestión. Se aplica cuando los problemas son más severos que en otros casos, ya que se trata de evitar siempre que sea posible.

Estos son pues los cinco tipos de ortodoncia que distinguimos en nuestras clínicas dentales de Barcelona según el momento en que el ortodoncista puede actuar sobre la problemática en cuestión. En ortodoncia, como en cualquier otro tratamiento dental, la prevención es básica para evitar tratamientos más invasivos que produzcan una mayor incomodidad para el paciente y tengan también costes más altos. Por eso, desde Propdental aconsejamos la realización de visitas periódicas en nuestras clínicas dentales de Barcelona que sirvan para poder prevenir problemas de maloclusión, entre otros aspectos.

Esto será muy importante en pacientes jóvenes, que pueden ver comprometida su salud y sus funciones bucodentales de forma muy rápida, ya que se encuentran en una fase de crecimiento en que las condiciones de sus sistemas bucodentales pueden cambiar rápidamente. Si tenéis hijos pequeños, recordad que Ejecutar procedimientos ortodónticos en la dentición temprana reduce alteraciones y problemas de oclusión, minimizando la invasividad de los tratamientos no solo durante su infancia, sino también en la dentición adulta. Pide una cita para tu hijo en Propdental y anticípate a los problemas que pueda padecer.

¿Cómo se hace una endodoncia?

¿Cómo se hace una endodoncia?

De forma previa, antes de practicar una endodoncia, el odontólogo debe haber realizado una historia clínica completa del paciente y una evaluación subjetiva del dolor, esto es, tiempo, intensidad o zonas a las que afectan, entre otros.

A continuación, se lleva a cabo un examen dental incluyendo pruebas de vitalidad pulpar, que consisten en la respuesta dental a los estímulos térmicos (frío y calor) y de percusión (pequeños toques). El diagnóstico de la patología pulpar también debe apoyarse en pruebas radiográficas para determinar si aquélla es reversible, irreversible, supurativa, etcétera, y valorar el estado de las estructuras dentales adyacentes.

La endodoncia en sí se realiza con anestesia local, lo cual quiere decir que no es un procedimiento doloroso. Una vez anestesiado el paciente, el profesional elimina el tejido enfermo por caries y accede al nervio o nervios, dependiendo de la pieza dental que esté afectada, ya que existen piezas con uno o más nervios.

A continuación, procede a eliminar el tejido pulpar (nervio) de manera mecánica, limpiando minuciosamente el conducto o canal resultante y localizando, si fuese el caso, la existencia de más de un nervio y el final de la raíz (ápice) con ayudas radiográficas o de aparatos endodónticos. Al mismo tiempo se busca la longitud de la raíz y le da una forma cónica al conducto para facilitar el relleno del mismo.

Por último, y tras las confirmaciones radiográficas pertinentes, se procede a obturar –cerrar o rellenar– los conductos con materiales endodónticos que los sellan y rellenan en su totalidad.

Asimismo, durante el tratamiento el profesional considerará si es necesario que el paciente tome antibióticos ya sea de forma previa o posterior a la intervención.

Cuánto cuesta una endodoncia

Respecto al precio del tratamiento endodóntico, el coste irá en función del grado de complejidad del diente que haya que tratar. Es decir, endodonciar un diente de un conducto (donde se aloja el nervio) siempre será una intervención más sencilla que un diente con tres o más conductos.

El precio de la endodoncia también será mayor o menor en función de la tecnología que se emplea para la elaboración del tratamiento y que acorta el tiempo de trabajo como es el caso, por ejemplo, de la microscopia odontológica o los instrumentos mecánicos que evitan tener que realizarla manualmente. De ahí que el coste oscile entre los 70 € y los 250 €, aproximadamente.

¿Cada cuánto tiempo se debe ir al dentista?

¿Cada cuánto tiempo se debe ir al dentista?

Frecuencia recomendable para los adultos

Como decía, normalmente un adulto debería ir una vez al año a visitar a su dentista. El proceso de desarrollo de caries o sarro es relativamente lento si se tiene una higiene de vida razonable (lavarse los dientes tras las comidas, no comer muchos dulces, no fumar, no beber alcohol), por lo que un control cada 12 meses permite anticipar los problemas y mantener sanos boca y dientes.

Sin embargo, para algunas personas con patologías previas o malos hábitos, es posible que sea necesaria una frecuencia mayor, que suele ser de dos veces al año. Es el caso de las personas que sufren de periodontitis o gengivitis, que suelen necesitar una limpieza cada 6 meses.

 

Ventajas de la prevención

Como es habitual en los temas de salud, una buena prevención tiene muchos beneficios. En el caso de los dientes, las ventajas son diversas. En primer lugar, existe una ventaja económica, ya que el precio de una visita de control o de una limpieza suele ser muy barato, mientras tratar a una carie avanzada puede llegar a costar mucho dinero. Como en España la Seguridad Social no cubre casi nada de la salud buco dental, el argumento económico es válido.

Pero también hay que tomar en cuenta otro factor. Como bien explica la Organización Mundial de la Salud, las dolencias bucodentales comparten factores de riesgo con las cuatro enfermedades crónicas más importantes -enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedades respiratorias crónicas y diabetes- pues se ven favorecidas por las dietas malsanas, el tabaquismo y el consumo nocivo de alcohol. Pero no solo comparten las causas, sino que a menudo una mala salud bucal es un síntoma de la existencia de una enfermedad cardiovascular, de un cáncer o de diabetes. Por lo tanto, visitar el dentista puede permitir detectar enfermedades graves.

 

Más argumentos para hacer esa visita

Ya no tienes porque tener miedo a ir al dentista. Las técnicas han evolucionado y los profesionales se preocupan de que sus pacientes no sufran ningún dolor.

Con el fenómeno de los cupones, puedes encontrar muy buenas ofertas para una limpieza dental o una visita de control. Claro que los establecimientos lo hacen porque saben que se encontrarán un cierto porcentaje de pacientes con patologías que tratar, pero de todos modos es bueno porque si llevas tiempo sin ir, tendrás acceso a un control y a un diagnóstico.

 

Por lo tanto, no lo dudes, si llevas más de 12 meses sin ir, piensa en reservar una cita. Añado que este artículo no está patrocinado por dentistas, es solo un consejo salud de sentido común.

¿Para qué sirve el paladar en la ortodoncia?

¿Para qué sirve el paladar en la ortodoncia?

Con el nombre de disyuntor de paladar, o popularmente expansor, nos referimos a un aparato de tratamiento de ortodoncia que se utilizar para favorecer una expansión rápida del maxilar y evitar así casos de mordida cruzada.


Se tienen que colocar durante la etapa de crecimiento y desarrollo del paciente y sirven para que ayuden a que el maxilar crezca de la manera adecuada y así no se generen posibles problemas en el futuro.

Es importante conseguir una detección temprana del problema para poder empezar el tratamiento de ortodoncia con el disyuntor de paladar de manera inmediata, lo que viene a demostrar la importancia de acudir a la ortodoncista de clínicas Propdental con cierta frecuencia, sobre todo en los primeros años de los niños para conseguir así detectar cualquier problema inicial.

En el caso de que se detecte el problema en edad adulta, el disyuntor de paladar o expansor palatino no sería efectivo y en estos casos se recomienda cirugía, siendo, entonces, un tratamiento mucho más invasivo.

¿Cuáles son las etapas del tratamiento de ortodoncia con disyuntor de paladar?

  1. Confección: Se toman las medidas oportunas de la boca del paciente y se introducen los parámetros en un software de ordenador para la confección y fabricación del disyuntor de paladar.
  2. Colocación: El dentista coloca el disyuntor en la boca del paciente y muestra  a los padres como hay que activarlo y desactivarlo. No podemos olvidar que en este caso el paciente es un menor, por lo que son los padres los que deberían tomar responsabilidad del uso correcto del disyuntor de paladar.
  3. Tratamiento: Esta fase dura entre 15 y 20 días y permite que se expanda la arcada superior, consiguiendo así que desaparezca momentáneamente el problema. Es habitual que durante esta fase se abra un espacio entre los dientes incisivos centrales, comúnmente denominados paletos.
  4. Bloqueo: Se bloquea el funcionamiento del disyuntor de paladar para intentar mantener los resultados que ya se han obtenido en la fase anterior.
¿Para qué sirve la endodoncia?

¿Para qué sirve la endodoncia?

El tratamiento de endodoncia se lleva a cabo cuando la pulpa del diente se infecta, de este modo se evitará que la infección pase a otros tejidos y se evitará la pérdida del diente afectado. Este daño a la pulpa se puede producir por caries dentales no tratadas o por accidentes que afecten a los dientes.

Para el correcto diagnóstico de la endodoncia, es necesario el uso de radiografías que permitan al endodoncista estudiar el diente a fondo, para determinar si hay presencia de infección avanzada a nivel del hueso o determinar si tan solo si hay inflamación de la pulpa con infección leve.

Actualmente hay muchos avances en endodoncia que permiten llevar a cabo este tratamientodental con un alto porcentaje de éxito, por esta razón, cuando el paciente se encuentra ante esta situación, debe acudir a un endodoncista capacitado para que le realice el tratamiento de endodoncia y le ayude a mantener su diente en boca.

¿Por qué se realiza el tratamiento de endodoncia?

Cuando a un paciente con el nervio de su diente afectado por una caries o por una pulpitis irreversible, el dentista no le realiza el tratamiento de endodoncia necesario, se puede producir un absceso que provoca que la infección pase a los tejidos circundantes.

Cuando esta infección se expande dentro del hueso, se produce una inflamación que provoca una sensación de movilidad del diente y dolor. El paciente también puede presentar ganglios inflamados y hasta fiebre.

Ante esta situación, no siempre es necesario hacer la extracción del diente afectado, ya que retirando el tejido pulpar dañado y el contenido bacteriano, el diente y los tejidos circundantes volverán a su estado de salud dental.

Mientras más rápido se realice el tratamiento de endodoncia, mejor será el pronóstico del diente afectado y mayor su probabilidad de mantenerse en la boca del paciente por muchos años más.

Es por ello que a los pacientes que acuden a Clínicas Propdental con el nervio de dientes afectados, se le realizará el tratamiento de endodoncia para permitir mantener los dientes en la boca y evitar así la perdida del diente y del hueso.

Fuente: https://www.propdental.es/endodoncia/tratamiento-de-endodoncia/

¿En qué consiste la limpieza dental?

¿En qué consiste la limpieza dental?

La limpieza dental profesional, conocida también con el nombre de profilaxis oral, es una de las intervenciones más habituales que realizamos en Clínicas Propdental. Estamos ante un tratamiento indoloro y rápido que tiene como principal objetivo eliminar tanto la placa bacteriana como el sarro alojado en el esmalte dental, por lo que se trata de una intervención preventiva y que nos ayudará a evitar el desarrollo de todo tipo de patologías orales como por ejemplo la caries o la gingivitis, además de ello hay que destacar que a través de este proceso obtendremos una interesante mejora de la estética dental. A continuación vamos a explicar en que consiste la limpieza dental para conocer los detalles de este proceso tan habitual en las clínicas dentales.

¿En qué consiste la limpieza dental? | Procedimiento

Antiguamente este proceso se llevaba a cabo mediante instrumentos manuales de acero inoxidable, a día de hoy el sector se ha modernizado y la limpieza dental se realiza a través de instrumentos ultrasónicos, de esta forma el especialista podrá eliminar tanto la placa bacteriana como el sarro de forma rápida y sencilla gracias a las vibraciones de frecuencia que emite este instrumento.

Una vez que se ha procedido a la limpieza es necesario realizar un pulido de dientes con la finalidad de dejar un mejor aspecto a la dentadura y para ello se aplica pasta profiláctica, siendo este un proceso que tiene una duración aproximada de 30 minutos.

¿Es dolorosa la limpieza dental?

Una de las preguntas más comunes entre los pacientes es la de si causa dolor esta intervención. Por norma general estamos ante un proceso totalmente indoloro y un ejemplo de ello es que estamos ante una de las pocas intervenciones dentales que no requiere el uso de anestesia local, sin embargo en algunos casos es posible que aquellos pacientes que padezcan de sensibilidad dental tengan molestias durante el proceso así como también en aquellas personas que padezcan cualquier patología oral como por ejemplo la enfermedad periodontal, por esta razón es recomendable solucionar cualquier enfermedad oral antes de llevar a cabo una limpieza dental.

En definitiva podemos decir que estamos ante una de las intervenciones orales más sencillas y más recomendables si tenemos en cuenta que a través de este proceso simple podremos eliminar la totalidad de placa y sarro que se acumula entre los dientes, que a su vez es una de las principales causas de la aparición y desarrollo de la caries dental o la gingivitis. Finalmente hay que decir que se recomienda realizar una limpieza dental de forma semestral, aunque debe ser el especialista que dictamine cuando es el momento adecuado para someternos a este proceso, que además mejorará el aspecto y la estética de nuestra boca.

Tipos de tratamientos de ortodoncia

Tipos de tratamientos de ortodoncia

Existen tres tipos de ortodoncia según el avance de la problemática a solucionar, así pues distinguimos entre la ortodoncia preventiva, la interceptiva y la correctiva.

Muchas personas sufren de maloclusión dental, que pueden producir diversos trastornos:

  • Problemas al morder.
  • Enfermedad periodontal y caries por el apiñamiento,ya que dificulta la higiene.
  • Dolor de articulación mandibular

Hay varios tipos de ortodoncia y técnicas disponibles en clínicas Propdental:

  1. Invisible: es con alineadores transparentes de invisalign y solo se pueden extraer para comer y poder cepillar los dientes .Es mas higiénico que los brackets y mas estético.
  2. Ortodoncia lingual: brackets van por detrás del diente no se ven.
  3. Ortodoncia estética con brackets de zafiro: son transparentes y se disimulan con el color de los dientes por lo que es mas estético.

Tipos de ortodoncia preventiva, interceptiva y correctiva

La ortodoncia es la especialidad de la odontología que se ocupa de estudiar y corregir las alteraciones de posición de los dientes, las arcadas dentarias e incluso los problemas de disfunción temporo-mandibular (ATM). La ortodoncia tiene dos objetivos, conseguir una buena oclusión y una correcta alineación de los dientes, algo que implica tanto beneficios estéticos como beneficios funcionales.

Dependiendo del momento de actuación, aplicamos un tipo u otro de ortodoncia. No es lo mismo actuar de forma preventiva que intentar corregir un problema avanzado, por eso distinguimos entre la ortodoncia preventiva, la interceptiva y la correctiva.

Aparte de los tres tipos de ortodoncia según el momento en que el dentista decide o puede actuar sobre el problema ortodóntico, también hay otros dos campos de la odontología: la ortopedia funcional de los maxilares y la ortodoncia ortográfica. Veamos pues, los cinco tipos distintos de ortodoncia:

  1. La ortodoncia preventiva es la parte de la ortodoncia que pretende actuar antes de la aparición de desviaciones cuando el diagnóstico nos indica que éstas se van a producir y alterarían el desarrollo normal del complejo bucofacial. Para ella se utilizan técnicas de desgaste dentario y aparatos removibles que eliminan los riesgos que tiene el paciente de sufrir un problema en el crecimiento bucodental. Suele aplicarse en cortas edades, por lo que se aplica en odontopediatría, principalmente para evitar una posible mala oclusión. Esto tipo de ortodoncia suele ir acompañado de la corrección de hábitos nocivos que pueden empeorar el riesgo existente. Algunos de los ejemplos son los mantenedores de espacio, la extracción de dientes supernumerarios u otras acciones que se avancen a los problemas causados por la erupción de piezas. El conocimiento de los dentistas de Propdental será básico en este aspecto ya que la ortodoncia preventiva se basa en la intuición y el entendimiento de hacia dónde puede evolucionar una situación todavía no problemática.
  2. La ortodoncia interceptiva está encaminada a corregir desviaciones que se están produciendo en ese momento pero que todavía pueden tratarse para cambiar su evolución. Es decir, se usa donde ya se estableció una mala posición o hábito que todavía puede corregirse. Sirve para evitar que el crecimiento del complejo craneofacial se desarrolle de forma anormal, por lo que suele aplicarse en pacientes jóvenes y en muy pocos casos en personas adultas. Un buen ejemplo de ella es la actuación en pacientes con maloclusión antes que empeore la anomalía. Sus aplicaciones tienen que ver tanto con los dientes como todo el complejo mandibular. Suele implicar aparatos fijos que eviten la complicación del problema.
  3. La ortodoncia correctiva se aplica cuando el problema ortodóntico o la maloclusión ya se han instaurado y han alterado el curso normal del complejo bucofacial. Estos pueden ser una deformación de la forma del arco dentario o alteraciones en la función. Suele estar indicada en jóvenes y puntualmente en adultos. Se utilizan tanto aparatos removibles como aparatos fijos que tienen como objetivo devolver la normalidad morfológica funcional y estética. Como se trata de un problema que ya evolucionado suele ser necesario un buen estudio del caso particular que se ayude de radiografías panorámicas y estudios sobre modelos. De esta forma los ortodoncistas de Propdental podrán aplicar el tratamiento idóneo para corregir un problema que ya está causando estragos.
  4. La ortopedia funcional de los maxilares tiene que ver tanto con la ortodoncia interceptiva con la correctiva y tiene la peculiaridad de poder reorientar el crecimiento craneofacial (normalmente aplicada en edades jóvenes). Tiene que ver básicamente con una función esquelética y de localización macilofacial. Con ella se inhibe o modifica el patrón de crecimiento de los maxilares para corregir la displasia que originó y mantiene una maloclusión.
  5. La cirugía ortognática es el nombre que se le da a la actuación en alteraciones maxilofaciales que necesitan intervenciones quirúrgicas para corregir la malformación del paciente en cuestión. Se aplica cuando los problemas son más severos que en otros casos, ya que se trata de evitar siempre que sea posible.

Estos son pues los cinco tipos de ortodoncia que distinguimos en nuestras clínicas dentales de Barcelona según el momento en que el ortodoncista puede actuar sobre la problemática en cuestión. En ortodoncia, como en cualquier otro tratamiento dental, la prevención es básica para evitar tratamientos más invasivos que produzcan una mayor incomodidad para el paciente y tengan también costes más altos. Por eso, desde Propdental aconsejamos la realización de visitas periódicas en nuestras clínicas dentales de Barcelona que sirvan para poder prevenir problemas de maloclusión, entre otros aspectos.

Esto será muy importante en pacientes jóvenes, que pueden ver comprometida su salud y sus funciones bucodentales de forma muy rápida, ya que se encuentran en una fase de crecimiento en que las condiciones de sus sistemas bucodentales pueden cambiar rápidamente. Si tenéis hijos pequeños, recordad que Ejecutar procedimientos ortodónticos en la dentición temprana reduce alteraciones y problemas de oclusión, minimizando la invasividad de los tratamientos no solo durante su infancia, sino también en la dentición adulta. Pide una cita para tu hijo en Propdental y anticípate a los problemas que pueda padecer.

La caída de los primeros dientes

La caída de los primeros dientes

La caída de los primeros dientes suele comenzar alrededor de los cinco o seis años, cuando empieza un largo proceso de caída y renovación de dientes hasta lograr la dentadura definitiva. A medida que los dientes definitivos crecen y empiezan a salir, empujan a los anteriores, provocando que éstos últimos se desprendan.

El momento de exfoliación o caída de cada diente de leche, que son 20 en total piezas, es aproximado, ya que puede haber variaciones debido a la genética u otros motivos. Los dientes inferiores, que probablemente fueron los primeros en aparecer, también suelen ser los primeros en caer.

¿Cómo salen los dientes definitivos a los niños?

– Inferiores. Los incisivos inferiores nacen en la parte interna de la encía, por detrás de los dientes de leche empujándolos hacia afuera. En la boca de los niños se pueden apreciar los piquitos de los nuevos incisivos por detrás de los incisivos de leche, que aún no han caído.

– Superiores. Nacen por delante de la encía empujando los dientes de leche hacia adentro antes de su caída. Los incisivos centrales superiores salen alrededor de los 6 o 7 años.

¿Qué hacer cuando empieza a moverse un diente?

La recomendación es no forzarlo, debido a que puede pasar bastante tiempo desde que empieza a moverse hasta que se cae y los movimientos pueden dañar el dientedefinitivo o la encía. Es importante evitar tocarlo con la lengua o con los otros dientes para provocar su desprendimiento.

Sin embargo, cuando está muy suelto y se mueve tanto que molesta al niño para hablar o comer, podemos permitir que se lo quite él mismo. Si al movérselo, no le duele, es que está bien suelto.

Por qué se caen los dientes de leche

La caída de los dientes de leche se produce cuando el diente permanente, que está bajo la encía, empieza a presionar el diente de leche y va aflojándolo poco a poco. Los dientes se caen dejando un hueco por donde aparece el diente nuevo. Los dientes definitivos despuntan en la encía desgastando las raíces de los dientes de leche, que comenzarán a moverse hasta su caída.

Las 7 fases o etapas de la ortodoncia

Las 7 fases o etapas de la ortodoncia

¿A qué nos referimos con fases de ortodoncia?

El proceso de ortodoncia es el conjunto de movimientos dentarios que se realizan para mejorar la estética, función y masticación de tu boca. Éste se divide en varias etapas hasta lograr la sonrisa deseada.

¿Cuáles son las etapas de la ortodoncia? En total la ortodoncia tiene 7 fases, una fase 0 en la que se realiza un estudio y otras 6 fases de ortodoncia activa.

Fase cero de la ortodoncia, el estudio de ortodoncia

Una vez realizada la primera consulta y elegido el tratamiento mas adecuado para el paciente, ya sean brackets metálicos u ortodoncia invisible como Invisalign. Lo primero que hay que confeccionar es un estudio de ortodoncia para determinar el diagnóstico preciso y poder elaborar el plan de tratamiento. Para ello el ortodoncista realizará:

Evaluación del caso: la ortodoncista determina los problemas bucales que puedas tener: mordida, mandibulares, líneas medias…

    • Radiografías: de los laterales del cráneo y panorámicas con las que podrá ver si hay infecciones, el estado de las raíces, y ausencia de muelas entre otras cosas.

RADIOGRAFIA PANORAMICA MORDIDA
    • Fotografías extraorales e intraorales: para analizar la simetría facial y malposiciones dentarias entre otras cosas.

EXTRAORALES ORTODONCIA
  • Modelos de estudio: con la realización de impresiones con las que se realizará la aparatología, gracias a nuestro escáner, ya no es necesario realizar incómodos moldes de escayola para tratamientos como incógnito o Invisalign.

IMPRESIONES ORTODONCIA

Una vez hemos colocado la aparatología (sea Invisalign, incógnito, brackets transparentes o brackets metálicos) se empieza a producir el movimiento de los dientes. Esto es lo que se conoce cómo fase activa del proceso de ortodoncia.

La fase activa

1 – Alineamiento y nivelación

El objetivo de esta fase es corregir las discrepancias verticales y el apiñamiento dentario. Para ello se utilizan fuerzas ligeras. Se corrige la mordida cruzada dentaria y se tracciona de dientes que no hayan salido. Esta etapa suele durar de 6 a 8 meses y tras su finalización las arcadas estarán niveladas y los dientes en línea.

NIVELAR MORDIDA

2 – Corrección de la mordida y relación molar

En esta fase se corrige la oclusión o mordida y se empiezan a encajar los dientes en su posición correcta en sentido anteroposterior y vertical. A veces es necesario utilizar elásticos (o gomas) como fuerzas externas para ayudarnos a corregir la mordida.

PROCEDIMENTO ORTODONCIA

3 –  Cierre de espacios

Esta es la siguiente fase en la que se deben cerrar los espacios que hay entre los dientes una vez todo está alineado y colocado.

DIASTEMAS TRATAMIENTO ORTODONCIA

4 – Acabado y terminación

Al comenzar esta fase los dientes deben estar alineados, los espacios deberán estar cerrados y la mordida debe estar en una relación correcta. En esta fase haremos pequeños ajustes de perfeccionamiento de la posición dentaria:

  • Igualar las raíces y comprobar que todas queden paralelas.
  • Ajustar pequeñas posiciones dentales individuales (pequeñas versiones o rotaciones que puedan quedar)
  • Corregir pequeñas discrepancias de línea media para que la línea media superior e inferior coincidan.
  • Realizamos el asentamiento final de los dientes.

QUITAR BRACKETS

5 – Retirada de los aparatos

Una vez consideramos que todos los objetivos se han conseguido: los dientes están alineados, no hay espacios entre los dientes, la mordida está corregida y la estética es correcta quitaremos los aparatos para pasar a la fase de retención.

RETIRADA-ORTODONCIA

6 – Etapa de retención

Es una fase muy importante ya que gracias a ella mantendremos los resultados conseguidos ya que los dientes tienen memoria y querrán volver a su posición anterior. Para ello pondremos retenedores fijos arriba y abajo y unas fundas transparentes que se utilizarán para dormir.

RETENCION ETAPA ORTODONCIA

¡Así los dientes se mantendrán perfectos para siempre!

Ortodoncia: ¿qué es y qué tipos hay?

Ortodoncia: ¿qué es y qué tipos hay?

La ortodoncia es una especialidad odontológica que estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las formas de las arcadas dentarias, las formas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial (1).

El objetivo de la ortodoncia es la movilidad de los dientes buscando su normalización oclusal (la superficie de masticación), o el desplazamiento de todo el conjunto dentario (arco dentario), sobre todo, para corregir trastornos funcionales de la masticación. La oclusión se basa en las relaciones de contacto que existen entre los dientes de las distintas arcadas (es decir entre los dientes superiores y los inferiores) (1).

El tratamiento correctivo está dirigido principalmente a corregir una maloclusión consolidada. Para este tipo de tratamiento se utilizan principalmente tres tipos de aparatos:

 a) Aparatos funcionales

aparatos ortodoncia funcionales

Cuando hablamos de aparato funcional nos referimos a una variedad de aparatos removibles diseñados para alterar la posición de los distintos grupos de músculos que influyen sobre la función y la posición de la mandíbula para aumentar su longitud (2). Por lo general, se recomiendan durante la dentición temporal o la mixta. Son aparatos que en un principio sólo realizan modificaciones funcionales, pero que luego dan lugar a cambios estructurales. Los aparatos funcionales cambian y transforman la dirección e intensidad de las fuerzas musculares y producen desplazamientos dentarios (3). Los efectos de estos aparatos son la inclinación de los dientes y los cambios en el hueso que soporta los dientes (2).

 b) Aparatos removibles (1)

aparatos ortodoncia removibles

Son los aparatos que el paciente se puede quitar para limpiarlos, pero cuando se los coloca van firmemente sujetos a los dientes. Estos aparatos aplican presiones controladas sobre los dientes que se desean desplazar mediante la acción de elementos mecánicos activos, como resortes, arcos, tornillos, etc. Estas fuerzas son, en su totalidad, artificiales o mecánicas, y actúan directamente desplazando los dientes, sin tener nada en común con las fuerzas creadas por la acción de los músculos, que participan en las funciones de masticación, deglución y fonación entre otras.

Los aparatos removibles, comúnmente conocidos como “placas”, son muy útiles para la expansión de los maxilares, sobre todo del superior, en especial para la corrección de “mordidas cruzadas” y apiñamiento leve, cuando este? indicada la expansión, así como para movimientos dentarios muy específicos.

 c) Aparatos fijos (brackets) (1)

aparatos ortodoncia fijos

Es una ortodoncia formada por la combinación de brackets, elementos metálicos o cerámicos pegados a los dientes y de arcos de metal que los atraviesan. Los aparatos fijos tienen capacidad para desplazar de forma individual todos y cada uno de los dientes en cualquier dirección, lo que no sucede con los demás aparatos.

Para conseguir resultados precisos, los aparatos fijos necesitan de una meticulosa técnica mediante la colocación precisa de bandas y brackets cementados sobre todos y cada uno de los dientes, así como de una serie de sofisticados arcos para lograr los desplazamientos necesarios, de acuerdo con el plan de tratamiento elaborado.

Estos aparatos se recomiendan en aquellos casos en los que hay malposicio?n dentaria, dientes rotados, para cerrar espacios, y todo tipo de movimientos a la vez.

Los brackets pueden ser visibles, como los metálicos, o estéticos como los de cerámica que son translúcidos o transparentes y se pegan a la superficie exterior de los dientes tomando su color. Pueden ponerse en la cara externa o interna del diente (ortodoncia lingual).

El tratamiento de ortodoncia con aparatos fijos puede estar asociado a una mayor inflamación gingival y sangrado de encías, entre otras afecciones, ya que la higiene bucal es más complicada de realizar (especialmente las zonas interproximales), por lo que las personas que van a iniciar un tratamiento de ortodoncia deben tener un buen estado periodontal y un seguimiento continuo durante todo el tratamiento.

Una parte integral de la práctica de ortodoncia debe ser un programa estructurado de higiene bucal que incluya una explicación detallada de la relación entre la placa bacteriana y la inflamación, un asesoramiento sobre la dieta, formación sobre las técnicas y los productos disponibles para la eliminación de la placa y, por último, un seguimiento de la eficiencia de estos al ser usados durante todo el periodo de tratamiento (4, 5).

Durante el tratamiento de ortodoncia, es fundamental prestar una especial atención a la salud bucodental, realizando un correcto cepillado de los dientes y aparatos con productos específicos para portadores de ortodoncia.