En la medicina existen las especialidades que son las encargadas de atender cada enfermedad. En la infancia se acude con el pediatra, así como las mujeres regularmente visitan al ginecólogo quien es el encargado de checar las enfermedades propias de las féminas; así como los urólogos revisan que todo marche bien con los hombres respecto al aparato reproductor.

También está el médico que se encarga de las enfermedades de la cabeza, los neurólogos; los que gastroenterólogos analizan los padecimientos del aparato digestivo.

Cuando se presenta un síntoma de alguna enfermedad, es posible que acudamos al médico sin saber que hay un especialista que dará un mejor seguimiento a la enfermedad y por ende un buen tratamiento para combatirla; sin embargo, ¿cómo saber a que especialista recurrir? La respuesta es ir con un médico internista.

Los médicos internistas atenderán de manera integral al paciente, y no en partes, afirma el doctor Ernesto Alcántar Luna, médico internista.

En la primera cita se hará una entrevista y una exploración física se establece cuales son los factores de riesgo que presenta la persona y como pueden influir en futuros desenlaces.

Un ejemplo sería cuando una persona con antecedentes de diabetes, tiene obesidad y poca o nula actividad física, con seguridad en poco tiempo presentará la diabetes o hipertensión arterial. El médico internista se encargará de advertir al paciente el futuro a corto plazo que estará enfrentando.

Si la persona que acude al internista, presenta una enfermedad del aparato digestivo, el médico lo canalizará con un especialista, no obstante, señala el doctor Alcántar, también se puede continuar periódicamente visitando al médico internista.

Todos deberían acudir con el especialista en medicina interna, a partir de los 20 años, asegura Alcántar Luna; desafortunadamente no hay personas sanas refiere. El fumar, beber y comer en exceso, es un indicador de que ya hay una enfermedad que atender. Es posible que no se tengan síntomas hasta que ya el padecimiento esté muy avanzado, de ahí la importancia a acudir al chequeo médico por salud, y no después de que un familiar murió de tal o cual enfermedad.

En México, sigue siendo la obesidad, diabetes, hipertensión y las alteraciones en el colesterol y triglicéridos, las enfermedades que se presentan en mayor número. Después y con el paso de la edad, la osteoporosis y enfermedades cardiovasculares. Concluyo el especialista en medicina interna, doctor, Ernesto Alcántar Luna.