NEUROLOGOS EN CANCÚN

Portal especializado en médicos Neurologos, especialistas en padecimientos neurologicos que brindan sus servicios dentro de la península de yucatánEl especialista en Cirugía Neurológica es llamado también Neurocirujano. Es un profesional de la medicina quien tiene como misión realizar intervenciones en el sistema nervioso (cerebro, médula espinal, nervios periféricos) y sus cubiertas. Debido al campo de acción, las personas dedicadas a tan delicada tarea necesitan muchos años de estudio y práctica para ofrecer soluciones quirúrgicas adecuadas a problemas de pacientes neurológicos, el neurocirujano actúa dentro de límites muy precisos sin posibilidad de error.

 

 

logogalenia

Dr. Rafael Maciel Morfin
Neurocirujano Neuroendoscopista
Neurocirugía de mínima invasión

 

Hospital Galenia Consultorio 209

Tel.(998)112 5966

 

 

americano

Dr. Francisco Brito Barrera
Neurocirujano

 

 

Hospital Americano
Tel.(998)892 2791

 

 

logogalenia

Dr. Héctor Navarrete González
Enfermedades del Sistema Nervioso
Hospital Galenia Consultorio 307
889 9584

 

 

medicosencancun

Dr. Omar Saul
Neurológo Pediatra

 

Pabellón Caribe  Consultorio 202

 

Tel.884-84-88

 

 

 

Dr. Jorge Efraín Salazar Ceballos

Neurólogo Clínico. Atención niños y Adultos
Postgrado: Neurología Clínica Hospital de Especialidades del Centro Medico Nacional Siglo XXI (México DF)
Tel: (999) 920 1274
Cel: 9992 43 18 32 (24horas)
Enviar whatsapp 
Dirección: Centro Médico Pensiones.
Consultorio 101

Dr.Mario Enrique Cool Uc

Neurólogo
Ced. Prof. 1107575 
Posgrado en el Hospital C.M “la Raza” DF.
Dirección: Centro Médico Pensiones
Consultorio 316
Tel: (999) 920 1166
E-mail: neuronacool@hotmail.com

Dr. Jary D. Couoh Castañeda

Neurología pediatrica
Ced. Especialidad. 5008390
Posgraduado del Instituto Nacional de Pediatría UNAM
Tel: 999 925 0499
Cel: 9992 22 35 57
Enviar whatsapp 
Driección: Centro Médico Pensiones
Consultorio 118

L.C.S. Diego Arturo Can Mena

Técnico en manejo de aparatos electrodiagnóstico
H.G.R  NO. 1 ”Ignacio García Tellez”.

www.neurofisiología.com

 

 

 

¿Qué es la meningitis?

¿Qué es la meningitis?

Las infecciones en el cerebro y la médula espinal pueden causar una inflamación peligrosa. Esta inflamación puede producir una amplia gama de síntomas, como fiebre, dolor de cabeza, o confusión y en casos extremos, puede causar daño cerebral, accidente cerebrovascular, convulsiones, o la muerte.

La infección de las meninges, las membranas que rodean al cerebro y la médula espinal, se llama meningitis y la inflamación del cerebro solo se llama encefalitis. La mielitis es una infección de la médula espinal. Cuando el cerebro y la médula espinal se inflaman, la enfermedad se llama encefalomielitis.

¿Qué causa la meningitis y la encefalitis?

La meningitis y la encefalitis comúnmente están causadas por virus o bacterias. Comúnmente, el sistema inmunitario corporal puede contener y vencer una infección. Pero si la infección pasa al torrente sanguíneo y luego al líquido cefalorraquídeo que rodea al cerebro y la médula espinal, puede afectar los nervios y viajar al cerebro y las membranas circundantes causando inflamación. Esta inflamación puede dañar o destruir neuronas y causar sangrado cerebral.

Meningitis

La meningitis comúnmente está causada por una infección bacteriana o viral. También puede estar causada por una infección fúngica, una reacción a ciertos medicamentos o tratamientos médicos, una enfermedad inflamatoria como el lupus, algunos tipos de cáncer, o una lesión traumática en la cabeza o la columna.

La meningitis bacteriana es una enfermedad rara pero potencialmente mortal. Puede estar causada por varios tipos de bacterias que primero producen una infección de las vías respiratorias altas y luego viajan por el torrente sanguíneo al cerebro. La enfermedad también puede producirse cuando ciertas bacterias invaden directamente las meninges y puede bloquear los vasos sanguíneos cerebrales, causando un accidente cerebrovascular y daño cerebral permanente.

La meningitis neumocócica es la forma más común de meningitis y la forma más seria de meningitis bacteriana. Cada año se informan unos 6,000 casos de meningitis neumocócica en los Estados Unidos. La enfermedad está causada por la bacteria Estreptococo pneumoniae, que también causa la neumonía, envenenamiento sanguíneo (septicemia), e infecciones sinusales y de los oídos. Los niños menores de 2 años y los adultos con  sistemas inmunitarios deprimidos se encuentran particularmente a riesgo. Las personas que tienen meningitis neumocócica a menudo sufren daño neurológico que varía desde la sordera al daño cerebral grave.

La meningitis meningocócica, causada por la bacteria Neisseria meningitides, es común en los niños de 2 a 18 años. Anualmente en los Estados Unidos alrededor de 2,600 personas contraen esta enfermedad altamente contagiosa. Los grupos de alto riesgo comprenden a los bebés menores de 1 año, las personas con sistemas inmunitarios suprimidos, los viajeros a países extranjeros donde la enfermedad es endémica, y los estudiantes universitarios (en particular del primer año) que residen en dormitorios. Entre el 10 y 15 por ciento de los casos es mortal, con otro 10 a 15 por ciento que causa daño cerebral y otros efectos secundarios serios.

La meningitis por Haemophilus en algún momento fue la forma más común de meningitis bacteriana. Afortunadamente, la vacuna para Haemophilus influenzae b ha reducido enormemente el número de casos en los Estados Unidos. Quienes corren mayor riesgo de contraer la enfermedad son los niños en guarderías infantiles y los que no tienen acceso a la vacuna.

Otras formas de meningitis bacteriana son la meningitis por Listeria monocytogenes, que puede cruzar la barrera placentaria y hacer que el bebé nazca muerto o muera poco después del nacimiento; la meningitis por Escherichia coli, que es más común en los ancianos y recién nacidos y puede transmitirse a un bebé por el canal de parto, y la meningitis por Micobacteria tuberculosis, una enfermedad rara que se produce cuando la bacteria que causa la tuberculosis ataca las meninges.

La meningitis viral o aséptica es la forma más común de meningitis en los Estados Unidos. Esta enfermedad típicamente leve que no es mortal está generalmente causada por enterovirus, virus comunes que entran al cuerpo por la boca y viajan al cerebro y los tejidos circundantes donde se multiplican. Los enterovirus están presentes en el moco, la saliva y las heces y puede transmitirse por contacto directo con una persona infectada o un objeto o superficie infectado. Otros virus que causan la meningitis son la varicela zoster (el virus que causa la varicela y que puede aparecer décadas después como herpes), influenza, papera, VIH, y herpes simple tipo 2 (herpes genital).

Muchas infecciones fúngicas pueden afectar el cerebro. La forma más común de  meningitis fúngica está causada por el hongo criptococo neoformans (encontrado principalmente en la suciedad y los excrementos de pájaros). La meningitis criptocócica es común en los pacientes con SIDA. Aunque es tratable, la meningitis fúngica a menudo reaparece en cerca de la mitad de las personas afectadas.

Causas de la epilepsia

Causas de la epilepsia

La epilepsia no es una enfermedad psiquiátrica ni mental, se trata de un problema físico causado por un funcionamiento anormal esporádico de un grupo de neuronas.

Puesto que su único síntoma son las crisis epilépticas que se manifiestan de forma intermitente, la mayor parte de las personas con epilepsia son plenamente capaces el resto de su tiempo.

El término epilepsia deriva del griego epilambaneim, que significa ‘coger por sorpresa’ y se refiere a un conjunto de enfermedades que se manifiestan por crisis epilépticas causadas por un problema en el cerebro. Generalmente, una crisis epiléptica se desencadena por un exceso de actividad eléctrica de un grupo de neuronas (células cerebrales) hiperexcitables y puede afectar a funciones como el movimiento o el comportamiento, o al nivel de conciencia (la noción de lo que sucede alrededor de uno).

Las crisis generalmente duran apenas unos segundos o unos minutos, después de los cuales finaliza y el cerebro vuelve a funcionar con normalidad. El tipo de convulsión depende de la parte del cerebro afectada y la causa de la epilepsia.

A grandes rasgos se distinguen dos tipos de crisis: las generalizadas, que afectan a toda la superficie del cerebro y provocan la pérdida de conocimiento y las crisis parciales o focales, donde la descarga comienza en una zona concreta que puede extenderse al resto de la corteza cerebral.

En algunos casos, justo antes de la crisis, el paciente experimenta el aura. Se trata de la sensación de que inmediatamente va a sufrir una crisis parcial o generalizada. En realidad es una crisis epiléptica parcial que está a punto de extenderse, aunque no todas las auras son precursoras de crisis graves.

Para padecer epilepsia hay que haber tenido más de una crisis. La epilepsia puede verse acentuada por varias circunstancias, como cambios hormonales o falta de sueño.

¿Cuántas personas sufren la epilepsia?

En España, la prevalencia se estima en torno a 8 pacientes por cada 1000 habitantesEsto supone que cerca de 400.000 personas padecen epilepsia y, aunque esta enfermedad puede afectar a cualquier persona en cualquier momento de su vida, en la mayoría de los casos se manifiesta en la infancia y a partir de los 65 años. En el mundo, un total de 50 millones de habitantes conviven diariamente con la epilepsia y, aunque existen circunstancias como cambios hormonales o la falta de sueño que la podrían acentuar, esta patología afecta por igual a todas las razas y en todos los países.

Algunas personas pueden tener más de una crisis convulsiva a causa de fiebre elevada, diabetes, otras enfermedades, estrés, alcohol o consumo de drogas. Estas personas no tienen epilepsia porque sus crisis no se deben a enfermedades del cerebro.

Cada año se dianostican más de 20.000 nuevos casos en España, y es una de las enfermedades neurológicas crónicas más habituales, hasta convertirse en el segundo motivo de consulta ambulatoria neurológica después de las cefaleas. Pese a ello, a día de hoy los pacientes con epilepsia aún deben hacer frente además a un grave estigma derivado del desconocimiento y la discriminación social. Sin embargo, aproximadamente el 70% de las personas con epilepsia pueden disfrutar de una vida plena, sin crisis, gracias a la administración de tratamientos antiepilépticos.

Es bastante común que las personas sufran al menos una crisis epiléptica a lo largo de su vida. Se estima que entre entre un 2 y un 5% de la población experimentará un episodio de epilepsia en algún momento; sin embargo, esto no implica que se trate de un paciente con epilepsia. Según la Liga Internacional contra la Epilepsia (ILAE), para padecer epilepsia hay que haber tenido más de una crisis. Además, hay que tener en cuenta que algunas personas pueden tener más de una crisis convulsiva causadas por fiebre elevada, diabetes, otras enfermedades, estrés, alcohol o consumo de drogas. Y no por ello estas personas tienen epilepsia.

¿Cuáles son las causas la epilepsia?

Todas las funciones del cuerpo están controladas por el cerebro. Si algo altera el funcionamiento normal del cerebro, se puede producir un ataque epiléptico. Identificar la causa de las crisis puede ser útil al decidir sobre un plan de tratamiento. Sin embargo, en más del 70% de personas que padecen epilepsia no se puede identificar la causa.

Algunas causas de epilepsia:

  • Enfermedades de otros órganos, como enfermedades del hígado y de los riñones, diabetes y alcoholismo.
  • Epilepsias familiares.
  • Problemas antes del nacimiento que afectan al crecimiento del cerebro.
  • Problemas durante el parto, como lesión cerebral.
  • Lesiones de la cabeza, sobre todo por accidentes de coche.
  • Tumores cerebrales.
  • Infecciones del cerebro, como meningitis o encefalitis.
  • Otra enfermedad que dañe o destruya el tejido cerebral.
  • Hemorragia cerebral, es decir formación de un coágulo de sangre en el interior del cerebro.
  • Envenenamiento por plomo.

¿Cómo se trata la epilepsia?

El primer paso es acudir al especialista para asegurarse de que el paciente tiene epilepsia antes de comenzar cualquier tratamiento. El diagnóstico de epilepsia requiere que se hayan sufrido al menos dos crisis no provocadas. Una vez hecho el diagnóstico es recomendable comenzar el tratamiento lo antes posible y seguirlo con regularidad.

El tratamiento más común utiliza fármacos antiepilépticos (FAE), que logran controlar las crisis en aproximadamente el 70-80% de los pacientes. Los medicamentos restauran el equilibrio químico de las neuronas y atenúan las descargas eléctricas anormales.

Entre un 20-30% de personas no responden al tratamiento farmacológico simple (con un solo medicamento) y hay que combinar varios fármacos. Aún así algunas epilepsias no responden la medicación y puede ser necesario recurrir a la cirugía o a la estimulación del nervio vago (ENV) mediante la implantación de un electrodo bajo la piel del cuello.

Aunque el tratamiento mejora la calidad de vida y la mayoría de los casos logra controlar las crisis, los pacientes de epilepsia todavía deben hacer frente al estigma social derivado del desconocimiento de la enfermedad.

Enfermedades y trastornos neurológicos más frecuentes

Enfermedades y trastornos neurológicos más frecuentes

  • Conmoción cerebral
  • Convulsiones febriles
  • Demencias
  • Demencia multi-infarto
  • Demencias seniles: su prevención
  • Desmayo (síncope)
  • Distonía
  • Dolor de cabeza (cefalea)
  • Encefalitis
  • Encefalitis japonesa
  • Enfermedad de Alzheimer
  • Enfermedad de Creutzfeldt-Jakob
  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad del sueño
  • Epilepsia
  • Esclerosis múltiple
  • Golpe de calor
  • Ictus (accidente cerebrovascular, apoplejía)
  • Mareo y náuseas matinales durante el embarazo
  • Mareo en el anciano
  • Meningitis
  • Miastenia gravis
  • Migraña
  • Neurofibromatosis
  • Complicaciones de la Diabetes, IV: Neuropatía
  • Parálisis facial
  • Síndrome del túnel carpiano
  • Síndrome de fatiga crónica
  • Síndrome de las piernas inquietas
Astérix…un troll en la neurocirugía científica

Astérix…un troll en la neurocirugía científica

Al principio creía que se trataba una broma de un amigo. Luego pensé que un hacker había pirateado la página de Pub Med donde encontré el artículo para reírse de la comunidad científica. Sin embargo, cuando tuve acceso al documento original, me di cuenta de que era real…

Un grupo de investigadores del Departamento de Neurología de la Universidad de Düsseldorf han realizado un estudio que aquí les dejo acerca del número de lesiones y traumatismos cerebrales que aparecen… ¡¡¡en los comics de Astérix!!!

Claro que lo que más me ha impactado no es que haya personas que se dediquen a realizar este tipo de “estudios” (hay gente “pa tó“), sino que se publiquen en una revista científica especializada como es “Acta Neurochirurgica”, perteneciente a la editorialSpringerLink .

Pero ya que he tenido la paciencia de leer el artículo…analicémoslo concienzudamente.

Los investigadores identificaron, mediante el análisis de 34 libros pertenecientes a la mítica serie cómica francesa,  704 víctimas de lesiones en la cabeza.

Las principales variables que se tuvieron en cuenta a la hora de realizar el estudio fueron, el sexo de las víctimas, el país de origen tanto de los agresores como de los agredidos, si los agresores actuaban bajo el efecto de sustancias dopantes y si el uso o no del cascofue determinante en la prevención del traumatismo craneoencefálico…sigo pensando que alguien me está gastando una broma…

Según el minucioso estudio, de las 704 víctimas solamente 6 son mujeres y el resto, 698, son hombres…ya estamos liados.

La gran mayoría de los agredidos agraviados pertenecían al Imperio Romano (63.9%) mientras que solamente 120 fueron galos, 50 piratas de país de origen desconocido, 20godos, 14 normandos, ocho vikingos, cinco británicos y, para que no faltara nadie…¡¡¡cuatro extraterrestres que también se llevaron su ración de guantazos!!!

Pero lo bueno viene ahora, la discusión de los datos.

Según los autores, estas diferencias étnicas en cuanto al riesgo de sufrir lesiones se corresponden con lo observado en estudios sobre datos reales. Diversos estudios han establecido, por ejemplo, que en ciudades como Johannesburgo (Sudáfrica), el barrio del Bronxen Nueva York, las personas de raza negra padecen con más frecuencia casos de traumatismoesto me supera.

Respecto a los agresores hemos de reconocer queAstérix y Obélix eran unos cracks…el 87.1% de las lesiones fueron causadas por los irreductibles galos,  siendo los propios Astérix y Obélix responsables de más de la mitad. Mientras, lospobres romanos, se defendían como podían y solamente pudieron causar el 32 % de las lesiones en la cabeza.

De modo testimonial hay que indicar que los piratas solo pudieron provocar un triste traumatismo craneal en sus enemigos…si Jack Sparrow levantara la cabeza…

Pero tranquilos…hay noticias esperanzadoras. Según los autores, la mayor parte de los pacientes ficticios se recuperan de la contusión al cabo de unos minutos, mejorando por completo en un corto tiempo…ya respiro más tranquilo.

Sin embargo, según el estudio publicado, larápida recuperación de los personajes resulta “sospechosamente sorprendente”, debido a los arcaicos métodos de diagnóstico y a los pobres tratamientos que disponían los galenos de la época.

En un momento de lucidez, los autores admiten una limitación en el estudio, y es la“falta de seguimiento continuado” a los pacientes, ya que muchos de los personajes que son golpeados por los galos y salen volando por los aires (a veces tan deprisa que sus sandalias quedan en tierra) no vuelven a asomarse por las viñetas.

En estos tiempos en los que la prevención de riesgos está tan de moda, aunque nos la pasemos la mayoría por el forro, los investigadores han tenido el “acierto” de evaluar si lapresencia de casco en los combatientes influyó en el número de traumatismos craneooencefálicos.

Los importantes resultados muestran cómo, a pesar de que el 70.5% de las víctimas llevaban un casco, “en la gran mayoría de los casos” se había perdido. Conclusión: la presencia de casco disminuye el número de traumatismos craneoencefálicos…¡¡¡no me lo puedo creer!!!

Pero el punto fuerte del trabajo científico es el que aborda el estudio del “doping craneal”. Según los afamados investigadores de la Universidad de Dusseldorf, el 83 % de los responsables por las lesiones consumían un agente de dopaje denominado “la poción mágica”.

Los autores afirman que esta sustancia contiene muérdago y se cree que da fuerza sobrehumana. De hecho, descubrieron, los que la consumían propinaban golpes más brutales a sus víctimas.

Además, los científicos implicados en este gran descubrimiento señalan que un componente del muérdago, la lectina, tiene una gran relación con los tumores cerebrales, pero que son necesarias más investigaciones que muestren su correlación con el número de traumatismos craneales provocados por Astérix y Obélix

Pero al margen de los datos “objetivos” que se muestran en el citado artículo, no hay que perderse de vista las justificaciones del estudio según los propios autores. Según ellos, el principal objetivo del trabajo es llamar la atención sobre el traumatismo craneoencefálico, que hoy en día es una importante causa de muerte en niños y jóvenes adultos…se ve que ahora el lector internacional lee todos los días “Acta Neurochirurgica”…

Si quieren saber mi opinión les reconozco que, debido a mi sentido del humor tan “peculiar”, no veo mal mezclar la ciencia con ciertos aspectos humorísticos de nuestra vida cotidiana.

En esa dirección, unos científicos ingleses pertenecientes al King’s College London han bautizado precisamente con los nombres de Astérix y Obélix a unos genes que acaban de descubrir y que tienen gran importancia en el campo de la bioquímica. Este estudio ha sido publicado en la prestigiosa revista PLoS One. (doi: 10.1371/journal.pone.0019157)

Pero lo del artículo sobre el que versa el post de hoy en Scientia va mucho más lejos.

A pesar de que no soy tan estúpido como para no ver cierta dosis de sentido de humor en el artículo, no me parece bien publicar este tipo de “trabajos” en revistas especializadas, de reconocido prestigio en el campo de la medicina, a no ser que queramos darles alas a los “magufos” que nos llaman “frikis” por dedicarnos a la investigación…ya estoy esperando a mis “trolls” habituales….

Claro que ya puestos, una serie de incógnitas me traen “de cabeza”…y nunca mejor dicho:

* ¿Ha sido el proyecto financiado por alguna institución pública o privada?

* ¿Qué cara puso el editor de la revista cuando recibió el artículo en cuestión?

* ¿Con qué criterio eligió dicho editor a los especialistas internacionales “en el tema”que revisaron el trabajo?

* ¿Brindaron los autores del trabajo con la “pócima mágica” cuando se les comunicó la decisión de la revista de que habían decidido publicar el trabajo?

Claro que, después de releer el artículo he pensado que quizás la pequeña desviación de tabique nasal que presentamos un alto porcentaje de los niños de mi edad no fuese debida a aquellos dichosos columpios…sino a la cantidad de veces que nos tocábamos la nariz viendo los episodios de…¡¡¡Vickie el Vikingo!!!…habrá que estudiarlo…

 

Jose

Que es la neurocirugia?

Que es la neurocirugia?

 

La neurocirugía

Es la especialidad médica que se encarga del manejo quirúrgico y no quirúrgico de determinadas patologías del sistema nervioso central, periférico y vegetativo, incluyendo sus estructuras vasculares; la evaluación y el tratamiento de procesos patológicos que modifican la función o la actividad del sistema nervioso, incluyendo la hipófisis y el tratamiento quirúrgico del dolor.

Como tal, la cirugía neurológica abarca el tratamiento quirúrgico, no quirúrgico y estereotáctico de pacientes adultos y pediátricos con determinadas enfermedades del sistema nervioso, tanto del cerebro como de las meninges, la base del cráneo, y de sus vasos sanguíneos, incluyendo el tratamiento quirúrgico y endovascular de procesos patológicos de los vasos intra- y extracraneales que irrigan al cerebro y a la médula espinal; lesiones de la glándula pituitaria;

ciertas lesiones de la médula espinal, de las meninges, y de la columna vertebral, incluyendo los que pueden requerir el tratamiento mediante fusión, instrumentación, o técnicas endovasculares; y desordenes de los nervios craneales y espinales todo a lo largo de su distribución.

 

 

 

 

 Enfermedades que trata un neurocirujano:

El neurocirujano es mas que un cirujano de cerebro; esta especialidad esta preparada para el manejo de los pacientes con traumatismos craneales o de columna; enfermedades cerebro vasculares, como aneurismas intracraneales o arterias ocluidas en el cuello como son las carótidas, que puede terminar en infarto cerebral; dolor crónico de espalda baja; defectos del nacimiento; tumores cerebrales y de medula espinal; todas anomalías de nervios periféricos ( cara, brazos, piernas , pies y manos).

Los trastornos de cerebro, medula y nervios periféricos mas comúnmente tratados por el neurocirujano, entre otros incluyen:

enfermedad de arterias carotideas ( estenosis)

-síndrome de túnel del carpo ( compresión nervio mediano)

-trastornos de columna cervical ( hernia disco, inestabilidad, listesis, etc)

-dolor crónico ( central, periférico, columna vertebral, etc)

-craneosinostosis

-epilepsia.

-trauma craneal y de columna.

-hernias de disco (cervical, torácica y lumbar)

-hidrocefalias ( niños y adultos)

-aneurismas intracraneales.

-estenosis canal lumbar

-mielomeningoceles

-enfermedad de parkinson.

-espina bifida.

-lesiones medulares ( traumáticas, tumorales, infecciosas )

-hemorragias e infartos cerebrales (stroke)

-neuralgia trigémina, facial, glosofaringea.

-tumores cerebrales y medulares.

¿DE QUÉ COLOR ES EL VESTIDO? UNA EXPLICACIÓN NEUROLÓGICA

¿DE QUÉ COLOR ES EL VESTIDO? UNA EXPLICACIÓN NEUROLÓGICA

No sabemos si este es el primer vestido viral de la ciberhistoria, pero las extrañas reacciones que ha causado la imagen –todavía fuente de intensas discusiones– nos inspiró una ironía: también podría ser el primer caso de “daltonismo social”, en consideración a las cambiantes percepciones del color que dio lugar el mismo estímulo.

La explicación –claro– es otra. Nuestro amigo y colaborador Alejandro Beceyro tradujo el mejor artículo disponible en la web sobre la cuestión, escrita por el neurólogo y divulgador Steven Novella.

***

Esto es bastante sorprendente –no solo por la velocidad en que se ha convertido en algo viral– sino por el efecto en sí mismo. Se está dando en estos momentos un intenso debate en las redes sociales acerca de si éste vestido es negro y azul o blanco y dorado. Échele un vistazo y decida usted mismo.

Buzzfeed abrió actualmente una encuesta donde hasta ahora hay un 72% de usuarios que ve blanco y dorado y un 28% azul y negro. Hasta el momento son cerca de 2 millones de votos, de modo que parece ser estadísticamente significativo.

Yo veo negro y azul, indistintamente de qué pantalla sea, o que versión de la foto. Esto no parece ser una cuestión de monitores o condiciones de observación.

En mi opinión, el motivo por el cual se ha viralizado tan rápidamente es que la gente queda sinceramente sorprendida cuando advierte que la imagen que tenemos del mundo es, en última instancia, una construcción subjetiva de nuestros cerebros. Taylor Swift escribió en relación a éste debate:

 “No puedo entender este raro debate y me siento como si me estuvieran tomando el pelo. Estoy confundida y asustada. P.D. es obviamente azul y negro” 

Esto lo resume todo: ella piensa que debe ser un truco (es decir, un truco mental) y está asustada y confundida; pero, al mismo tiempo, está completamente convencida que su percepción es la verdad objetiva.

vestido_nEn realidad, es claramente una ilusión óptica; un tipo de ilusión conocida como “constancia del color”.Nuestro cerebro ha evolucionado para favorecer  la coherencia antes que la precisión, tanto en lo referente a la memoria como a la percepción. Si vemos a un tigre corriendo a través de un bosque con el Sol filtrándose entre el follaje, lo importante es que percibamos la entidad “tigre” como una constante, y no una configuración cambiante de manchas y formas.

La percepción de un color en la retina puede cambiar dramáticamente en diferentes condiciones de iluminación. Esto podría engañar a nuestro sistema perceptivo, provocando que interpretara como una serie de elementos sueltos (luces y sombras) lo que en realidad es una sola entidad. Para corregir la percepción en el sentido de que se trata de una sola entidad nuestro cerebro ha desarrollado algoritmos de corrección de sombras y color. El blanco, que en condiciones de baja iluminación se ve azul, es corregido por nuestro cerebro y se interpreta como blanco.

Aquí hay una versión en blanco y negro de esta ilusión.

checkershadow_illusion-1-192x300

El tono de los cuadros A y B son idénticos, pero nuestro cerebro los interpreta como blanco y negro: éste asume que se trata de tonos similares en condiciones de iluminación diferentes, y corrige nuestra percepción por el efecto del sombreado.

La de abajo es una intensa ilusión óptica, ahora en color. Las rayas verdes y azules son en realidad exactamente del mismo color. Nuestro cerebro las percibe como totalmente distintas debido a los colores que las rodean, que debido a lo que interpreta como un patrón de sombreado, lo fuerzan a hacer corregir el tono de color en sentidos opuestos.

El caso del vestido es una ilusión de constancia de color semejante, pero además una ilusión de estímulos ambiguos.

color-constancy1-300x168Este tipo de ilusiones producen información contradictoria en nuestros cerebros, de modo que hay distintos modos de interpretación igualmente válidos.¿Recuerdan la ilusión de la bailarina girando? Esta ha sido una de mis entradas más populares, por la misma razón en que éste vestido se ha convertido en viral. Nuestros cerebros pueden ver la bailarina girando indistintamente hacia la izquierda o hacia la derecha. Hay montones de ilusiones parecidas (si es una joven o una anciana, en qué sentido se enfrentan dos cubos, ver una copa de vino o dos caras, etc).

La foto del vestido se produce exactamente ese tipo de ambigüedad en relación a la iluminación y el sombreado. Por lo tanto, los cerebros de las distintas personas harán distintas suposiciones e interpretarán el objeto como sobreexpuesto o subexpuesto. ¿Hay que corregir el brillo de la imagen, o corregir los colores debido a que están en sombra? Recordemos que el blanco tiende al azul en la sombra, de modo que nuestros cerebros pueden optar por corregir el azul como blanco, o corregir las partes doradas más oscuras del vestido llevándolas al negro.

Vestido completoConclusión

Este es un fenómeno viral divertido que deja una enseñanza útil. El debate acerca del color del vestido se debe a una ilusión óptica. No hay motivos por los cuales debamos sentirnos “asustados y confundidos”, esto es sólo algo acerca de cómo funcionan nuestros cerebros.

Quiero hacer hincapié que no se trata de un extraño caso aislado. Así trabaja nuestro cerebro todo el tiempo. Lo que percibimos es una ilusión, basada en algoritmos que hacen suposiciones razonables acerca de distancia, sombras, tamaño, movimiento y color de lo que percibimos. Pero son solo suposiciones, y por lo tanto pueden ser erróneas o engañosas.

Por cierto, parece que el vestido es objetivamente negro y azul, de modo que parece que el 72% de la gente está equivocada.

DUDAS COTIDIANAS DE PACIENTES EPILEPTICOS

DUDAS COTIDIANAS DE PACIENTES EPILEPTICOS

La epilepsia es una patología neurológica que se desencadena por la actividad anormal de un grupo de neuronas que descargan de un modo excesivo. Para considerar a un paciente epiléptico debe tener al menos dos crisis.

Existen múltiples manifestaciones:

De modo genérico podemos diferenciarlas en crisis generalizadas y parciales.

  • Generalizadas: En las que se produce una desconexión del medio. Las mas conocidas son las llamadas crisis generalizadas tónico clonicas en las que el paciente cae al suelo, sufre movimientos convulsivos, puede morderse la lengua y perder el control esfinteriano. Pero no son las únicas. En niños son frecuentes las llamadas crisis de ausencia (antiguamente conocidas como “petit mal”), en ellas el paciente permanece con la mirada fija, sin interacción con el medio, pueden durar escasos segundos y continuar con su actividad normal. Dado que pueden suceder varias veces al dia es importante diagnosticarlas sobre todo en niños por su posible interferencia en el rendimiento escolar.
  • Parciales: Son muy variables pueden ser visuales, sensitivas, motoras, vegetativas… En general se trata de fenómenos que aparecen y desaparecen de modo súbito, repetido y estandarizado (son tipicas la sensación de miedo no explicado con piloerección, malestar epigástrico, movimiento de una extremidad….). En estos casos es importante descartar la presencia de lesión subyacente.

 

Mitos y realidades sobre la epilepsia.

No se trata de pacientes violentos, de hecho aunque en la literatura se encuentra el término “psicosis epileptógena” esto es excepcional.

A pesar de la creencia generalizada, no necesariamente se asocia a personalidades especiales ó a deficit cognitivos. Si bien pueden existir trastornos asociados, ésto dependerá del caso concreto. La epilepsia puede aparecer en el contexto de un síndrome polimalformativo, ser secundaria a una lesión cerebral y tendran las manifestaciones típicas de éstos, pero también puede ser idiopatica, es decir, de causa no conocida y en estos casos las repercusiones dependerán del control de las crisis.

Por tanto el diagnóstico de epilepsia no implica necesariamente la existencia de una alteracion cognitiva. Si bien es cierto que en el contexto de ciertos síndromes de la infancia que presentan retraso mental, éste se acompaña de crisis epileticas: encefalopatías mitocondriales, encefalopatías hipóxicas connatales…entre otras muchas. Por otro lado solo reseñar que la presencia de crisis repetidas y mal controladas de localización en lóbulo temporal si podría llegar a causar limitaciones en un futuro; de igual modo el uso crónico de ciertos fármacos se asocia con déficit de atención o afectación cognitiva prinicipalmente en tareas ejecutivas.

Deporte: No existen contraindicaciones salvo para deportes de riesgo (se recomienda no realizar alpinismo, nadar siempre acompañado…), de hecho el deporte aeróbico podría ser beneficioso.

Salidas nocturnas: Es importante mantener un ritmo de sueño vigilia adecuado. En caso de no cumplirse intentar descansar al día siguiente y sobre todo no conducir ni realizar  otra actividad peligrosa. No deben añadir otros factores de riesgo de crisis como consumo de alcohol y mucho menos olvidar la medicación.

Viajes: Tan solo precisa informe medico para justificar el uso de farmacos

En edad escolar es muy importante que el niño, los profesores y los compañeros conozcan el diagnóstico (por supuesto adaptado a las capacidades de cada uno), para saber cómo actuar y para evitar rechazo. En casos en los que asocie una discapacidad la educación estará adaptada a esta.

Profesiones: No existe impedimento para casi ninguna actividad, con excepciones: piloto y aquellas profesiones que requieran el empleo de armas de fuego

Conducción: su limitación esta directamente relacionada con el control ya que exige un periodo mínimo libre de crisis de un año con tratamiento estable o de 6 meses en caso de solo presentar mioclonias.

DEMENCIA FRONTOTEMPORAL: LA DEMENCIA MAS PSIQUIATRICA

DEMENCIA FRONTOTEMPORAL: LA DEMENCIA MAS PSIQUIATRICA

La demencia frontotemporal, en términos de prevalencia, es la segunda demencia degenerativa en menores de 65 años. En mayores de 65 años se sitúa en tercera posición. Es probable que esta estimación se encuentre infravalorada debido a que los síntomas que la caracterizan son frecuentemente difíciles de identificar.

 

Clínicamente, esta demencia se define como un conjunto de síndromes caracterizados por una alteración progresiva del comportamiento y/o lenguaje, en relación con una atrofia focal de los lóbulos frontal y temporal. En este contexto, existen tres variantes fundamentales. La más frecuente de ellas es la variante conductual, donde el trastorno de comportamiento predomina sobre la afectación de otras esferas.

 

Es definida como un cambio progresivo en la personalidad y el comportamiento (3 primeros años), donde la memoria y capacidades visuoespaciales están relativamente preservadas en estadios iniciales (ver tabla 1, criterios de consenso 2007 Rascovsky). El paciente carece de introspección, es decir, no es consciente de lo que le está pasando, y las exploraciones física y neurológica pueden ser inicialmente normales, por lo que se requiere un estudio más amplio, detallado y dirigido a su búsqueda, en el que es fundamental la entrevista con los familiares.

 

Durante años se ha prestado gran atención al deterioro cognitivo asociado a la Enfermedad de Alzheimer (alteración de la memoria como síntoma primordial asociada en su evolución a afectación de otras áreas cognitivas como la orientación o el lenguaje), dejando relegados otros déficits dentro de una demencia que pueden causar una grave pérdida de funcionalidad como son las alteraciones conductuales. Además, la presencia de éstas sin afectación cognitiva asociada ha conllevado una importante confusión y frecuentemente a clasificarlas dentro de un amplio rango de patologías psiquiátricas (ej: trastornos afectivos, etc.).

 

A día de hoy, el tratamiento de esta enfermedad neurodegenerativa sigue siendo sintomático, es decir, dirigido a paliar la clínica comportamental que afecta primariamente al paciente y secundariamente a sus cuidadores principales, haciendo que la convivencia pueda ser, en muchos casos, insostenible. Sin embargo, la investigación no se detiene y esperemos que en un futuro próximo nos aporte nuevos tratamientos dirigidos a su prevención y/o resolución.

 

El pronóstico vital de la Demencia Frontotemporal varía entre los 6-11 años desde el inicio de la clínica y 3-4 años tras su diagnóstico. Los enfermos tienen una menor supervivencia y mayor rapidez de deterioro cognitivo y funcional que el observado en la Enfermedad de Alzheimer.