En una era donde parece que se nos ha olvidado los buenos hábitos alimenticios, no es poco común que surjan nuevos trastornos alimenticios que dañen nuestra salud e imagen física; la anorexia nerviosa llegó a convertirse en el mayor temor de mucha gente al creer que sus seres queridos pueden dejar de comer para perder varios kilos, sin embargo la megarexia, que es lo opuesto, debe preocuparnos aún más.

Al igual que la anorexia, la megarexia implica una distorsión de la imagen corporal, pero en este caso, la persona padece obesidad pero no se somete a ningún tipo de tratamiento ni hace algo por su salud, ya que al verse en el espejo no percibe su obesidad.

Sin embargo la megarexia no se trata de una cuestión estética, pues la obesidad puede llegar a causar enfermedades graves como diabetes, síndrome metabólico, apnea, gota, trastornos cardíacos, etc. Las personas que padecen de megarexia consideran que su talla y peso es adecuado y que no representa ningún peligro a su salud, por lo que continúan con una dieta rica en carbohidratos, grasas saturadas, azúcares y todo tipo de comida chatarra, que no aporta ningún beneficio a su organismo, por lo que además de obesos suelen estar mal nutridos. La mala alimentación y desnutrición de las personas con megarexia suelen causar otro problema: la falta de actividad física.

megarexia-2

La megarexia se considera un trastorno alimenticio nuevo, totalmente opuesto a la anorexia y la bulimia, los más conocidos; sin embargo además de los pacientes, las personas de su entorno tampoco notan que es necesario acudir al médico para solicitar ayuda.

Estudios científicos indican que el déficit de nutrientes de estos pacientes provoca una alteración bioquímica en el cerebro, lo que causa la falta de consciencia de la enfermedad. Debido a que la obesidad se ha considerado como una epidemia en el mundo, se prevé que existan millones de megaréxicos, inconscientes de su enfermedad.

Cómo reconocer a un megaréxico:

  •  A pesar de su obesidad, la persona no lleva una alimentación balanceada ni hace ejercicio regularmente; incluso puede burlarse de las dietas y el deporte, viéndolas como actividades inútiles y aburridas.
  • Se sienten orgullosos de su figura, negando su enfermedad.
  • Perciben su cuerpo como vigoroso, fuerte o diferente.
  • Crean una falsa autoestima e imagen de sí mismos, sin reconocer que tienen un problema.

Ya que la megarexia es un trastorno dismórfico corporal es necesario contar con ayuda médica y psicológica; reconocer el problema es el primer paso, pues la obesidad no sólo afecta la imagen corporal, sino que puede dejar graves secuelas a corto o largo plazo, además es imperativo cambiar los hábitos diarios: llevar una dieta de acuerdo con las necesidades nutricionales de cada persona, realizar una actividad física al menos 5 días a la semana, un descanso adecuado, entre otras medidas que pueden ayudarnos a llevar una vida más sana y placentera.

Además podemos buscar recursos extra que nos ayuden a eliminar la grasa corporal, acudir con un especialista es el primer paso, ya sea con un nutriólogo o medico bariatra para recibir una correcta dieta alimenticia que incluya los nutrientes necesarios, hacer ejercicio regularmente, ayudarnos de la cirugía estética o los tratamientos para bajar de peso, entre muchos otros tratamientos.

En la clinica de obesidad de MedicoPlástica contamos con expertos en el área de nutriologia, bariatria, y tratamientos corporales sin cirugía donde podemos ayudarle a mejorar su salud y alcanzar la figura que tanto desea con nuestros médicos especialistas; llámenos y programe su cita de valoración.