HOMEÓPATAS EN CANCÚN Y PLAYA DEL CARMEN

La HOMEOPATIA es un Método Terapéutico que consiste en dar al enfermo dosis bajas o infinitesimales de la sustancia, que administrada a dosis altas y a sujetos sanos, provoca en ellos síntomas semejantes o parecidos a los del enfermo.

 

medicosencancun

Dra. Ángela María Valdés Bernal

Homeòpata

 

Coyuca #29 cancun Qroo.

Tel.(998) 8870830

 

medicosencancun

Dr. Pedro Lara Calderón
Médico Homeópata

 

Av. Nader #31 esq. Durazno SM2A

 

Tel. 884-32-94

 

medicosencancun

Dra. Silvia Gomez Guillot

Homeopata

calle Sac-xib #6 SM26
Tel.(998)887-00-54

 

medicosencancun

Dr. Jose Luis Hernández Marín

Homeopata

Calle Róbalo Sm3 # 58
Tel.(998)887-16-94

 

Psic.Ignacio Manuel Guerrero Gantus
Ced.Prof. 3857297

*Licenciatura en Psicología. UVM
*Especialidad en enfermedades crónicas y agudas.
Hospital Nacional Homeopático Mex. DF.

*Master en homeopatía.
Universidad de Valencia. España.

*Certificado Internacional.
Universidad Cubana de Homeopatía.

*Certificado Internacional.
Centro Universitario de Alternativas Médicas (CUAM). Mérida

Atención a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores.
Enfermedades de vías respiratorias y alergias.
Enfemedades gástricas, colón,etc.
Hipertensión.
Diabetes, Sobrepeso.
Ansiedad, insomnio.
Atención integral de enfermedades crónicas y agudas.

ver pagina web

Dr.José Raul Guerrero Ramos
Cirujano Oftalmólogo
U.N.A.M – I.P.N Ced prof. 164513 S.S.A 30951

Torre Milenium Altabrisa. Consultorio 409 y 410

Citas. 9992361512 / 9992229394

Centro Homeopatico y Acupuntura
Ced. Prof. 556886 IPN
Ced. Prof. 658988 IPN

Especialidad en terapéutica homeopatica
Certificado por el Consejo Mexicano en Homeopatía
Somos médicos cirujanos y homeópatas egresados del IPN
Certificación en Acupuntura China
Contamos con más de 35 años de experiencia de trabajo dedicado al alivio del dolor y sufrimiento humano.

Atención a padecimientos crónicos y agudos en pacientes de cualquier edad.

Obesidad (control de peso), reumatismo y artritis, enfermedades de la piel, enfermedades circulatorias, insomnio, estados emocionales, enfermedades gástricas, diabetes, alergias y asma, in-fertilidad, enfermedades urinarias, enfermedades respiratorias y enfermedades músculo-esqueléticas

Contamos con nuestro botiquín de medicina Homeopatica con extenso surtido de medicamentos de primera calidad.

La consulta médica incluye los medicamentos homeopaticos que el paciente requiera preparado personalmente por el médico.

En nuestros tratamientos de acupuntura utilizamos insumos de primera calidad importados de oriente.

Acupuntura china clasica
Electroacupuntura
Rayo laser
Auriculoterapia
Moxibustion
Ventosas
Tel. 9999200645

www.medicinahomeopatayacupuntura.com

mundomedicoyhomeopatico@prodigy.net.mx

Calle 25#528-E x 62 Col. Alcalá Martín. Mérida Yucatán.

Dra Martha Acevedo Olvera

Ced. Prof.713282 UNAM

Homeopatía y Herbolaria

Laser Médico

Flores de Bach

Bioescaner

Factor de Transferencia

Celulas Madre

Calle 35 no 362 loc. 4 Plaza Polígono 108 frente a Chedraui Macroplaza

Cel.9999013433

Tel. Consultorio 01(999)312 8082

marthaacevedoolvera@gmail.com

¿Qué es y para que sirve la homeopatia?

¿Qué es y para que sirve la homeopatia?

La reciente decisión de la Universidad de Barcelona de suprimir de su plan académico el máster en Medicina Homeopática ha vuelto a poner la homeopatía en el punto de mira. El centro alude a la “falta de evidencia científica” que, según sostiene, define a este método terapéutico, pero lo cierto es que la homeopatía es prescrita por más de 10.000 médicos en España y los pacientes que recurren a este tipo de medicamentos se cuentan por miles. La Sociedad Española de Medicina Homeopática (SEMH) apela a los más de 200 años de experiencia clínica de médicos homeópatas en todo el mundo y a los trabajos de investigación que se realizan en este campo para reclamar su carácter científico pero, ¿qué es exactamente la homeopatía y para qué se utiliza?

¿Qué es la homeopatía?

La homeopatía es un método terapéutico que se basa en la ley de similitud o de los semejantes, la cual afirma que una sustancia que provoca determinados síntomas en una persona sana, en pequeñas cantidades, es capaz de curar los mismos síntomas o semejantes en una persona enferma.

Los homeópatas elaboran los tratamientos consultando libros de referencia que se conocen como repertorios, donde, para la elaboración de un remedio homeopático se consideran factores como el conjunto de los síntomas de cada paciente, el estado físico y psicológico del mismo o su historia médica y de vida. Desde sus comienzos, la homeopatía ha sido objeto de debate y controversia entre los expertos en medicina (farmacéuticos, médicos, etcétera) y cuenta con defensores y detractores. Algunos expertos la han categorizado como una pseudociencia.

Medicamentos homeopáticos

Los medicamentos o remedios homeopáticos son elaborados mediante sucesivas diluciones en agua o alcohol, de manera que la sustancia original que produce los efectos de la enfermedad quede reducida a una cantidad infinitesimal. Los productos que se utilizan para elaborar estos remedios pueden ser de origen animal, vegetal o químicos (minerales u orgánicos). Para elaborar el medicamento homeopático se sigue un proceso determinado:

  • Dilución: Es la desconcentración progresiva de la sustancia. Se consigue mediante su disolución en agua o alcohol. La idea es repetir el proceso de disolución tantas veces como sea necesario, hasta que la sustancia no sea perceptible, es decir, diluir lo diluido hasta completar el proceso.
  • Dinamización: Se debe realizar después de cada desconcentración y consiste en agitar fuertemente la disolución.

Los expertos en homeopatía defienden que para elaborar un medicamento de este tipo es necesario tener en cuenta tanto los síntomas característicos de la enfermedad como los particulares que presenta cada enfermo ante una misma patología, por lo que el primer paso que se debe tener en cuenta es la elaboración de una historia clínica detallada del paciente y la realización de todas las pruebas necesarias para un correcto diagnóstico de la enfermedad. El medicamento homeopático se utiliza tanto como tratamiento único como complementario con fármacos convencionales.

¿Remedio efectivo o efecto placebo?

Algunos estudios han conseguido demostrar que las sucesivas disoluciones de la sustancia que provoca síntomas de diversas enfermedades terminan por hacer desaparecer por completo todo resto de la misma, por lo que el principio en el que se basa la homeopatía quedaría refutado. Sin embargo, los expertos en esta disciplina defienden su eficacia apelando al efecto memoria que posee el agua. Según esta teoría, el agua puede recordar las sustancias con las que ha entrado en contacto y adquirir, en cierto modo, algunas de sus propiedades (en este caso, curar los síntomas que la sustancia, en grandes cantidades, provoca).

Otros estudios afirman que los tratamientos homeopáticos deben utilizarse de forma complementaria con los farmacológicos, ya que tendrían un efecto placebo. Los defensores de esta teoría defienden que el propio paciente puede auto influenciarse por la percepción de recibir un tratamiento efectivo, pero realmente se trataría de una sustancia inocua, esto es, sin efectos directamente relacionados con el tratamiento de los síntomas de una enfermedad. La explicación científica viene dada por la estimulación de una zona del cerebro del enfermo al creer que el tratamiento terminará con la patología, lo que daría como resultado la mejoría de los síntomas.

Por otro lado, aunque la homeopatía está respaldada por muchos especialistas e instituciones, algunos expertos y estudios la han definido como una “farsa”, un remedio sin fundamento basado en teorías que van en contra de la ciencia. La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja su uso para el tratamiento de enfermedades importantes como la malaria, el sida, la tuberculosis, la gripe común o la diarrea infantil.

Tipos de homeopatia

Tipos de homeopatia

Existen diferentes corrientes y escuelas homeopáticas.

En la actualidad hay 3 bien diferenciadas: unicismo, pluricismo y complejismo.

– UNICISMO. Los máximos seguidores son Samuel Hahnemann (creador) y James Tyler Kent.

Es la llamada Homeopatía Clásica. En ella se usa un sólo medicamento, con un sólo principio activocon dosis única o repetida con potencias comprendidas entre la Tintura Madre (T.M) y la 100.000 CH (CM), para tratar el cuadro sintomático más característico. Una vez desaparezca, modifiquen o se añadan más síntomas se vuelve a valorar, se retira normalmente el medicamento anterior y se añade otro según los síntomas característicos de esa valoración.

Lo primordial del unicismo es usar un sólo medicamento unitario y dejarlo actuar hasta que agote su acción y deje de aportar beneficios para la persona que lo toma. Si aún no ha curado el caso se vuelve a valorar, retirar el medicamento anterior y añadir uno nuevo.

Es la corriente original, clásica, de Samuel Hahnemann. Descritas en su libro Órganon de la Medicina.

– PLURICISMO.
Su máximo seguidor y difusor es
Leon Vannier, médico francés del siglo XX.

El pluricismo ya se venía ejerciendo en Francia en la época de Hahnemann.

“Leon Vannier decía que el se consideraba unicista por convicción, pero tuvo que inclinarse hacia el pluricismo por obligación, pues veía muchos casos excesivamente confusos para poder ser tratados con remedios únicos.”

El pluricismo se basa en la administración simultánea de medicamentos unitarios (tubo o gotas con un sólo principio activo; ej: apis mellifica 9 CH)Se prescribe un remedio constitucional o de fondo para tratar el problema principal, el que genera y desequilibra el organismo, en potencia alta (30-200 CH)a dosis semanal o mensualy además otro remedio en potencia baja o media (5 CH y 15 CH respectivamente, por ejemplo) para tratar la sintomatología más molesta y por la que normalmente acude la persona a consulta, como por ejemplo un dolor de estómago, tos, cefalea, etc. Un ejemplo de tratamiento pluricista es: Staphysagria 200 CH + Gelsemium 9 CH ó Ignatia 30 CH + Argentum nitricum 7 CH.

Vannier, junto a Nebel, fueron los introductores del miasma Tuberculinismo y de la Teoría de los Drenadores.

Es una corriente válida y muy común, ya que prescribir homeopatía pluricista es más fácil que la unicista. Cabe destacar que aunque se practique con normalidad no es la homeopatía de Samuel Hahnemann. Éste, en el Órganon de la Medicina, relata claramente el unicismo y su forma de practicarla.

– COMPLEJISMO.
El complejisto es un intento de “alopatizar” la homeopatía.

Pretende sintetizar una enfermedad agrupando diversos medicamentos que experimentalmente se sabe que alivian un síntoma en cuestión.

Se agrupan uno o varios medicamentos en bajas potencias para cada síntoma y se administran todos a la vez en forma de complejo.Normalmente se usa la escala decimal de hahnemann (DH)Ejemplos comerciales de homeopatía complejista: Stodal (tos), Sedatif (nerviosismo, somatizaciones), Obesocomplex (sobrepeso), Dermocomplex (afecciones dérmicas), etc. 

Hay que recalcar que estos medicamentos actuarán en la superficie del problema, si es agudo podría restaurar la salud (tos por un catarro) pero no curará ningún cuadro crónico o un gran problema de fondo, sino más bien tapar y cronificar aún más el estado, debido a la nula individualidad medicamentosa y las bajas potencias usadas.

Nació a finales del siglo XX pasado en la búsqueda de una mayor facilidad para la prescripción, en base únicamente a los síntomas y sin tener para nada en cuenta al individuo, debido al auge que poseía la homeopatía a finales del siglo XIX, se hizo un intento de estandarizar diferentes mezclas de remedios para enfermedades específicas y así ayudar al farmacéutico a la hora de recomendar un producto homeopático para problemas leves.

Mitos sobre la homeopatía

Mitos sobre la homeopatía

Mito 1: Los tratamientos homeopáticos trabajan lentamente.

Ciertas condiciones como dolor de cabeza, resfriado y gripe pueden ser curadas rápidamente con remedios homeopáticos. Las enfermedades más serias tales como eccema y acné tardan más en sanar, simplemente porque son complicadas.

Mito 2: La medicina homeopática no funciona para enfermedades graves y mortales.

Esta medicina alternativa, como la medicina convencional, pueden tratar enfermedades potencialmente mortales como la diabetes y el cáncer. De hecho, algunos estudios han demostrado que el medicamento homeopático funciona tan bien como la medicina convencional en el tratamiento de enfermedades como la malaria. Sin embargo, no todas las enfermedades mortales son tratables con medicamentos homeopáticos.

Mito 3: La medicina homeopática es similar a la ayurvédica y hierbas medicinales.

Todos estos tres sistemas médicos son formas alternativas de medicina, pero no iguales. La medicina homeopática utiliza sustancias naturales diluidas en alcohol o agua, mientras que la medicina herbal utiliza plantas. La medicina ayurvédica, que se originó en la India, trabaja en el principio de que todos los materiales de las plantas, animales y minerales se pueden utilizar para curar enfermedades.

Mito 4: Los tratamientos homeopáticos son sólo para los seres humanos.

Los remedios homeopáticos también pueden utilizarse en animales. Estos remedios son cada vez más populares para tratar las enfermedades de las mascotas, como el estrés, la ansiedad y las alergias.

Mito 5: Los medicamentos homeopáticos no se debe utilizar con medicamentos modernos.

Los medicamentos homeopáticos pueden trabajar bien con medicamentos modernos. Por ejemplo, los pacientes que están pasando por la quimioterapia disminuyen los efectos secundarios con la ayuda de los tratamientos homeopáticos.

Mito 6: Todos los tratamientos homeopáticos para tratar una enfermedad son adecuados para toda la gente.

La medicina homeopática trata a cada persona de manera diferente. Por lo tanto, un solo medicamento no sirve para tratar a cada persona que tiene la misma enfermedad o condición médica.

El remedio adecuado depende de los síntomas específicos de un paciente. Este principio está muy lejos de la medicina tradicional, que proporciona un solo medicamento para tratar las condiciones generales.

Mito 7: Los medicamentos homeopáticos son difíciles de encontrar.

Eso era un mito hace unos años. Pero en la actualidad, muchos de los remedios homeopáticos están disponibles en las grandes farmacias. Los grandes minoristas venden medicamentos homeopáticos para enfermedades como la gripe, los resfriados y el insomnio.

Sin embargo, los recursos especializados, o los establecidos por los homeópatas para tratar un caso determinado, no están disponibles fácilmente. Estos medicamentos están disponibles en Internet, en las farmacias y tiendas naturistas.

Mito 8: Usted puede auto tratarse una vez que haya adquirido los conocimientos sobre medicina homeopática.

Para enfermedades como la gripe y los resfriados, esto puede ser verdad. Pero el tratamiento de las enfermedades crónicas y complicadas requiere la experiencia de un médico homeópata bien entrenado.

Mito 9: La medicina homeopática no ha demostrado su eficacia en casos a gran escala.

Esta concepción errónea, se deriva de algunas personas que buscan información incorrecta, no es verdad. Varios casos exitosos son, de hecho, bastante conocidos

Mito 10: Los medicamentos homeopáticos no tienen sustancias que puedan ser medidas.

La mayoría de los remedios homeopáticos tienen sustancias cuantificables, aunque otros contienen sustancias que no los son.

Top 10 de mitos sobre la homeopatía

Top 10 de mitos sobre la homeopatía

A pesar de que la homeopatía es muy popular como una medicina alternativa, muchas personas no están muy informadas sobre la forma en que realmente funciona. A continuación se enumeran 10 conceptos erróneos de las personas en relación con la medicina homeopática.

 

Mito 1: Los tratamientos homeopáticos trabajan lentamente.

Ciertas condiciones como dolor de cabeza, resfriado y gripe pueden ser curadas rápidamente con remedios homeopáticos. Las enfermedades más serias tales como eccema y acné tardan más en sanar, simplemente porque son complicadas.

Mito 2: La medicina homeopática no funciona para enfermedades graves y mortales.

Esta medicina alternativa, como la medicina convencional, pueden tratar enfermedades potencialmente mortales como la diabetes y el cáncer. De hecho, algunos estudios han demostrado que el medicamento homeopático funciona tan bien como la medicina convencional en el tratamiento de enfermedades como la malaria. Sin embargo, no todas las enfermedadesmortales son tratables con medicamentos homeopáticos.

Mito 3: La medicina homeopática es similar a la ayurvédica y hierbas medicinales.

Todos estos tres sistemas médicos son formas alternativas de medicina, pero no iguales. La medicina homeopática utiliza sustancias naturales diluidas en alcohol o agua, mientras que la medicina herbal utiliza plantas. La medicinaayurvédica, que se originó en la India, trabaja en el principio de que todos los materiales de las plantas, animales y minerales se pueden utilizar para curar enfermedades.

Mito 4: Los tratamientos homeopáticos son sólo para los seres humanos.

Los remedios homeopáticos también pueden utilizarse en animales. Estos remedios son cada vez más populares para tratar las enfermedades de las mascotas, como el estrés, la ansiedad y las alergias.

Mito 5: Los medicamentos homeopáticos no se debe utilizar con medicamentos modernos.

Los medicamentos homeopáticos pueden trabajar bien con medicamentos modernos. Por ejemplo, los pacientes que están pasando por la quimioterapiadisminuyen los efectos secundarios con la ayuda de los tratamientos homeopáticos.

Mito 6: Todos los tratamientos homeopáticos para tratar una enfermedad son adecuados para toda la gente.

La medicina homeopática trata a cada persona de manera diferente. Por lo tanto, un solo medicamento no sirve para tratar a cada persona que tiene la misma enfermedad o condición médica.

El remedio adecuado depende de los síntomas específicos de un paciente. Este principio está muy lejos de la medicina tradicional, que proporciona un solo medicamento para tratar las condiciones generales.

Mito 7: Los medicamentos homeopáticos son difíciles de encontrar.

Eso era un mito hace unos años. Pero en la actualidad, muchos de los remedios homeopáticos están disponibles en las grandes farmacias. Los grandes minoristas venden medicamentos homeopáticos para enfermedades como la gripe, los resfriados y el insomnio.

Sin embargo, los recursos especializados, o los establecidos por los homeópatas para tratar un caso determinado, no están disponibles fácilmente. Estos medicamentos están disponibles en Internet, en las farmacias y tiendas naturistas.

Mito 8: Usted puede auto tratarse una vez que haya adquirido los conocimientos sobre medicina homeopática.

Para enfermedades como la gripe y los resfriados, esto puede ser verdad. Pero el tratamiento de las enfermedades crónicas y complicadas requiere la experiencia de un médico homeópata bien entrenado.

Mito 9: La medicina homeopática no ha demostrado su eficacia en casos a gran escala.

Esta concepción errónea, se deriva de algunas personas que buscan información incorrecta, no es verdad. Varios casos exitosos son, de hecho, bastante conocidos

Mito 10: Los medicamentos homeopáticos no tienen sustancias que puedan ser medidas.

La mayoría de los remedios homeopáticos tienen sustancias cuantificables, aunque otros contienen sustancias que no los son.

Conociendo la homeopatía

Conociendo la homeopatía

El término homeopatía proviene del griego “homoios” cuyo significado es semejante y “pathos” que significa sufrimiento o enfermedad. Se basa en la ley de la similitud, por lo que lo similar cura lo similar. Samuel Hahnemann (1755-1843) es considerado el padre de la homeopatía y estableció uno de sus principios: las sustancias que a elevadas dosis provocan en personas sanas unos determinados síntomas, pueden llegar a curarlos si se le admionistran dichas sustancias en dosis infinitesimales y dinamizadas. Se podría definir la homeopatia cómo un método terapeútico natural que estimula la fuerza vital del organismo para que consiga llegar a un equilibrio de salud.

Los medicamentos homeopáticos se obtienen a partir de cepas (materias primas de origen vegetal, animal, mineral o químico), que se someten a procesos de potenciación. Dichos procesos consisten en diluciones y agitaciones sucesivas y estandarizadas. No se trata de una simple dilución sino que se requiere de un proceso más complejo.

La terapia homeopática puede ser en algunos casos una terapia alternativa a la farmacología convencional o alopática. Pero como norma general creo que la homeopatia debe considerarse como una herramienta más dentro de la medicina, es decir, complementaria. Será labor del médico aplicar en cada caso concreto lo que considere más apropiado.

Cada vez son más los profesionales médicos que se interesan por esta terapia y empiezan a aplicarla. Los medicamentos homeopáticos prácticamente no tienen contraindicaciones y se pueden usarse en pacientes de cualquier edad y también en embarazadas. También es posible combinarlos con otros medicamentos, siguiendo en todo momento las pautas del médico.

Los medicamentos homeopáticos, solos o junto con otros fármacos alopáticos, se usan en enfermedades agudas como la griope o la diarrea. También en enfermedades crónicas (alergias, asma, ansiedad, etc.) y en infecciones: ciatitis, otitis, etc. Para el caso concreto del cáncer no es una opción curativa pero si puede ayudar de forma complementaria, ayudando a mejorar el estado general físico y anímico del paciente.

Algunas dolencias necesitan de un tratamiento rápido: procesos gripales, dolores dentales, etc. Otros en cambio son más a largo plazo: alergias, asma, etc. Es aquí donde la homeopatía, sola o combinada con medicamentos alopáticos, es más eficaz. Esto es debido a que ayuda al organismo para que sea capaz de disminuir y espaciar crisis y recaídas.

También cabe destacar el caracter preventivo de los medicamentos homeopáticos, debido a que ayudan a regular el organismo para que, de esta manera, reaccione fuertemente a las agresiones externas.

En definitiva la terapia homeopática es una herramienta más para la mejora de nuestra salud.

Curar una enfermedad va más allá del alivio de los síntomas

Curar una enfermedad va más allá del alivio de los síntomas

Cuando a uno le duele la rodilla lo primero que desea es que le deje de molestar. Quizás el tratamiento inicial es usar un analgésico o un antiinflamatorio. Y es lógico hacer esto, pero no deberíamos quedarnos aquí. Junto con nuestro médico deberíamos investigar las causas y actuar en consecuencia. El mencionado dolor de rodilla puede ser la consecuencia de un golpe recibido haciendo deporte, de una mala postura al sentarse o del estrés, que ha atacado a la parte de nuestro cuerpo que estaba más débil.

Para ir más allá de los síntomas, el profesional médico debe (o debería poder) cococer nuesrtra forma de vida, nuestros hábitos, cómo nos enfrentamos a los problemas,… Para ello necesita implicación y tiempo. Lo primero existe prácticamente siempre. Lo segundo ya es otro tema… En muchos sistemas sanitarios el paciente se ha convertido en un número y el médico ha de atender en X minutos a cada uno de ellos. Creo que esto es una visión a corto plazo y nada aconsejable, Si las enfermedades no se tratan en profundidad vuelven a producirse, lo que conlleva más sufrimiento y también más gasto económico.

Algunas terapias, entre ellas la homeopatia, abogan por ir más allá. Curar es mucho más que atajar unos síntomas. Cada persona es diferente, tiene una constitución física distinta, reaccionamos de diferente manera ante los problemas y enfermamos distinto. Pongamos dos ejemplos. Pedro padece de insomnio causado por el estrés en el trabajo y se levanta todas las mañanas con dolor de cabeza, María tiene un problema de asma, que le impide descansar adecuadamente por la noche y los días que ha dormido poco le duelen las articulaciones. Quizás en un primer momento se pueden tomar analgésicos y medicamentos que ayuden a conciliar el sueño, pero los verdaderos objetivos serán solucionar los problemas de Pedro en el trabajo y averiguar la causa última del asma de María.

La homeopatia es especialmente eficaz en pacientes que de forma reiterada padecen infecciones (de garganta, de oidos, urinarias, etc.) y en las enfermedades crónicas. En dichios casos el médico homeópata va a investigar cada caso en profundidad para ofrecer un tratamiento totalmente personalizado. Por ello la primera consulta es aproximadamente de una hora de duración. La homeopatia toma la enfermedad como un desequilibrio que afecta al individuo en su totalidad. Para equilibar el organismo será necesario implicación y dedicación del profesional médico y también del paciente, que debe estar dispuesto a cambiar los hábitos que sean necesarios.