En 2009, cerca de 3,3 mil millones de personas, proximadamente el 50% de la población mundial estaba expuesta al paludismo o malaria, especialmente las personas que viven en los países más pobres. De esos, 2.500 millones de personas en riesgo, 800 000 mueren a causa de esta enfermedad.

El Día Mundial del Paludismo, instituido por la 60ª Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2007, supone un reconocimiento de los esfuerzos desplegados en todo el mundo para controlar eficazmente la malaria. Esa jornada ofrece la ocasión para que:

los países de las regiones afectadas aprovechen las experiencias de los demás y prestarse apoyo mutuo;
los nuevos donantes se adhieran a una nueva alianza mundial contra la malaria;
las instituciones de investigación y académicas expongan sus adelantos científicos a los expertos y al público en general; y
los asociados internacionales, las empresas y las fundaciones den a conocer sus actividades y el modo de expandir las iniciativas que han dado buenos resultados.