La verdad es que muchos padres desconocen que esta enfermedad dental puede afectar a niños muy pequeños, pero la conocida como caries del biberón es una de las consultas frecuentes que atienden los odontopediatras de nuestra clínica dental en Barcelona.

 

biberon-caries

QUÉ ES LA CARIES DEL BIBERÓN

Este tipo de caries infantil causa lesiones en los dientes temporales de los niños que pueden llegar a destruirlos muy rápidamente. Afecta a pequeños de corta edad, por lo que es difícil de detectar si no se lleva al niño a revisiones con su odontopediatra regularmente.

 

¿Cómo puedes saber si tu hijo padece caries del biberón? La lesión inicial es una pequeña mancha en los dientes, pero el problema es que rápidamente se hace mayor y adquiere un color amarillento. Si no se detecta en seguida, puede llegar a afectar la raíz del diente y crear una lesión inflamatoria importante.

¿POR QUÉ SE LLAMA CARIES DEL BIBERÓN?

Aunque puede aparecer en los niños que toman leche materna de manera prolongada en el tiempo, el origen más habitual de este tipo de caries infantil es que el niño tenga el biberón en la boca constantemente, o un chupete impregnado de alguna sustancia azucarada.

Muchos padres dejan al niño dormirse con el biberón, pero el azúcar de su contenido se impregna en los dientes y crea las bacterias que acaban originando la caries. Además, hay que tener en cuenta que el esmalte de los dientes de leche tiene muy poca densidad, con lo cual es muy fácil que se provoque la lesión.

 

LAS CONSECUENCIAS DE LA CARIES DEL BIBERÓN

La caries del biberón puede precipitar la pérdida de dientes temporales, lo que puede tener consecuencias importantes en su capacidad para masticar o pronunciar bien. Además, hay que tener en cuenta que las posibles infecciones originadas son difíciles de tratar en un paciente de corta edad.

Igualmente, la falta precoz de dientes de leche puede alterar la erupción de los dientes definitivos, causando problemas de espacio y de estética.

EL TRATAMIENTO

Uno de nuestros odontopediatras especializados valorará el alcance de la caries del biberón que sufre tu hijo y decidirá cuál es su tratamiento más adecuado. En los casos más leves puede bastar con una obturación de composite, mientras que las lesiones mayores pueden necesitar de coronas o fundas para los dientes. En los casos más graves se llega al tratamiento del nervio del diente de leche, o a la extracción de la pieza.

Si se extrae la pieza, el dentista infantil optará por la aplicación demantenedores de espacio que eviten problemas en la erupción de los dientes definitivos.