Lo que hace al tabaco adictivo es la nicotina, un componente natural que se encuentra en la hoja de tabaco y que por ende está presente en sus diferentes formas y usos, cigarrillos, tabaco para fumar, tabaco para masticar, pipas, entre otros. Para ayudar al fumador que desea dejar este vicio, debemos entender  las principales razones de la adicción al tabaco en la psicología del fumador.

ES UN ESTIMULANTE

Muchos fumadores utilizan el tabaco como un estimulante para crear, trabajar y socializar, ya que ayuda a desinhibirse por sus efectos estimulantes y de éxtasis.

PRESIÓN DEL GRUPO, POR ESO NACE LA ADICCIÓN ADICCIÓN AL TABACO EN LA PSICOLOGÍA

Una de las razones más fuertes por las que se inicia en el vicio del tabaco o se dificulta dejarlo es por la acción que tiene el grupo con el cual el fumador interactúa, ya que en su mayoría son fumadores y lo impulsan a fumar junto a ellos para sentirse parte del grupo.

PRODUCE PLACER

El poder placentero que produce el tabaco es uno de sus principales aliados ya que al fumar un cigarrillo después de una comida, de tener sexo o en una fiesta acompañado de unos tragos de alcohol, es tan fuertes que pocos cambiarían este sentimiento de placer.

ES UN CALMANTE

El efecto causado en el fumador por el tabaco  ante una situación de estrés o ansiedad, hace que una vez inhalado genere una sensación de calma y plenitud que relaja al adicto, por lo que cada vez que esté frente a este sentimiento, es más fácil recurrir a un cigarrillo para calmarse que a otro método más sano.

Por estas razones, es que la persona  pasa de un cigarrillo, al otro y luego al otro creando la  adicción al tabaco en la psicología del fumador, que no puede ser cambiada sino por especialistas que lo ayudarán a superarlo, si deseas   concluir esta adicción te recomendamos los especialistas en Psicología deAmedics, seguro te ayudarán a lograr tu objetivo.