Puede parecer difícil de creer para todas las personas dependientes de la nicotina, pero existen métodos para dejar de fumar que sí funcionan. Cuando la voluntad para dejar este vicio no es lo suficientemente fuerte, es posible buscar ayuda para dejar el cigarrillo. Estos son 3 tratamientos contra la adicción al tabaco, que pueden ayudar a superar esta dependencia.

TRATAMIENTOS DE REEMPLAZO DE NICOTINA

Este procedimiento consta en el uso de productos que aportan nicotina al organismo en bajos niveles y que ayudan a aliviar el síndrome de abstinencia, cuando una persona está abandonando el cigarrillo. Para esto se emplea goma de mascar con nicotina, o parches que se adhieren en la piel para aportar este efecto.

Dicho método también tiene la ventaja de que al no producir el placer que se experimenta al fumar, no tiene posibilidades de despertar ninguna clase de dependencia. También existen inhaladores y sprays que se utilizan directamente sobre el sistema respiratorio.

MEDICACIÓN EN LOS TRATAMIENTOS CONTRA LA ADICCIÓN AL TABACO

Para atacar esta dependencia a la nicotina, también se han desarrollado medicaciones. Uno de ellos es elbupropión que trabaja como un antidepresivo, lo cual es una necesidad al dejar este hábito. También existe el nitrato de vareniclina que actúa en las neuronas que han sido afectadas por la nicotina, lo cual ayuda a los adictos al tabaco a dejar de fumar.

TRATAMIENTOS CONDUCTUALES

Se trata de toda clase de terapia que aluda a la psicología de la persona, para ayudarla a dejar de fumar. Este pude incluir una charla con fumadores anónimos, o grupos de apoyo similares, dónde se brinda apoyo psicológico para asistir a personas con este problema.

Estos tratamientos contra la adicción al tabaco, también incluyen la lectura de materiales de autoayuda, y procesos cognitivos conductuales. Son importantes para apelar a la voluntad del individuo.