BARIATRAS EN CANCÚN

El médico bariatra en Cancún se ocupa de las causas, prevención y tratamiento de la obesidad. Además de la farmacoterapia de obesidad, la bariatría se relaciona con las cirugías de obesidad. Hoy en día existen Bariatras Clínicos y Bariatras Quirúrgicos quienes son los que operan y puede untilizar muchas técnicas quirúrgicas como bypasss gastrico, manga gastrica, y muchos más, todos ellos con muy buenos resultados complementados con otrS ESPECIALIDADES MÉDICAS. La Bariatría es la especialidad médica que se ocupa de la definición y tratamiento de la obesidad o el control de peso. En Bariatras en cancún encontrará los especialistas que practican esta especialidad en la zona de Cancún, playa del Carmen y Tulum.

 

logogaleniaDr. Jorge Treviño Carrillo

Bariatra

 

Hospital Galenia. Cancún Q.Roo
Tel.(998)8915200

¿Cuándo se considera que una persona tiene obesidad?

¿Cuándo se considera que una persona tiene obesidad?

Muchas personas piensan que tienen exceso de peso cuando en realidad no es así. No tener las medidas de una modelo no implica sobrepeso en absoluto. De hecho, todas las personas necesitan grasa en el cuerpo, y en una persona normal debe constituir entre el 10 y el 18 % de su peso total. En las mujeres la cifra se eleva hasta entre 18% y 25 % del total de su peso.

El Sobrepeso y la Obesidad se asocia con incremento de enfermedades cardiovasculares, hipertensión arterial, diabetes mellitus, hipercolesterolemia, aterosclerosis, cánceres de mama, próstata, ovario, útero, colon, y páncreas.

Actualmente el paso inicial en la evaluación clínica de la obesidad son las medidas del peso y de la estatura, y luego evaluar el grado de sobrepeso y obesidad utilizando el Índice de Masa Corporal (IMC) ya que existe una muy buena correlación entre el IMC y la cantidad de grasa corporal. La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja su utilización por lo fácil y practico de su funcionamiento.

Se calcula de manera muy sencilla, dividiendo tu peso en kilos entre tu altura en metros (elevado al cuadrado) de la forma siguiente:

Picture

Por ejemplo.  Tenemos que Diana pesa 68 kg y mide 1.45 m.  Entonces dividimos 68 / 1.45 x 1.45 =   68/ 2.10 = 32.38.

El IMC de Diana es de 32.38, utilizando las tablas de clasificación, la sitúa que tiene Obesidad Grado I y por tanto la pone en riesgo Moderado de sufrir las enfermedades antes mencionadas.

Picture

Es una buena idea que calcules el IMC de toda tu familia utilizando la fórmula y las tablas de referencia para saber que tanto riesgo tienen. Cabe mencionar que estos cálculos solo son para adultos y no aplican para personas menores de 20 años.

Es importante no-solo evaluar el grado de sobrepeso y obesidad, sino también la localización de la grasa. Las complicaciones metabólicas del exceso de grasa ocurren fundamentalmente cuando la grasa se localiza en la cintura y sobre todo cuando la grasa es intraabdominal.

¿ES la obesidad una enfermedad?

¿ES la obesidad una enfermedad?

La consideración o no de la obesidad como enfermedad ha generado no pocos y acalorados debates entre la comunidad científica. No olvidemos que de su distinta consideración derivarán importantes consecuencias económicas. La razón es sencilla, si desde un punto de vista oficial la obesidad se observa como una enfermedad el coste de su tratamiento (farmacológico, educación nutricional y cirugía en los casos que correspondan) tendrá muchas más posibilidades de estar subvencionado por la sanidad pública.

A mediados de junio del 2013 la Asociación Médica Norteamericana reconoció de forma oficial a la obesidad como una enfermedad.

Esta consideración no es compartida por todo el mundo. Por ejemplo una voz bastante autorizada, la del Dr. David Katz, director del Centro Universitario de Prevención e Investigación de la Universidad de Yale sostiene que la obesidad es la respuesta fisiológica y por lo tanto, normal y esperable, a un exceso alimentario facilitado por un entorno de superabundancia y de extremada presencia de elementos que imposibilitan cualquier actividad física importante.

Pero esta situación no quiere decir que, por tanto, las personas con obesidad o “kilos de más” no requieran atención médica.

La cuestión es que, sea o no la obesidad una enfermedad, no está en tela de juicio que un peso excesivo está asociado a diversos problemas de salud, lo que vuelve primordial sí, el tratamiento de la obesidad, pero sobretodo su prevención.

Tipos de obesidad

Tipos de obesidad

La obesidad puede clasificarse de distintas formas. Si la calculamos según el IMC (índice de masa corporal), que es el porcentaje de grasa corporal existente en el cuerpo, se considera que las mujeres son obesas cuando su índice de masa corporal supera en un 33% el que debiera ser mientras que en hombres, es un 25%. Pero la obesidad también puede clasificarse atendiendo a factores como el riesgo, la distribución de grasa, la causa u otros factores.

Tipos de obesidad según el riesgo

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la obesidad puede dividirse en:

  • Normopeso: IMC 18,5 – 24,9 Kg/m2
  • Sobrepeso: IMC 25 -29 Kg/m2
  • Obesidad grado 1: IMC 30-34 Kg/m2
  • Obesidad grado 2: IMC 35-39,9 kg/m2
  • Obesidad grado 3: IMC 40-49,9 kg/m2
  • Obesidad grado 4 u obesidad extrema: IMC >50 kg/m2

Tipos de obesidad según la distribución de grasa

  • Obesidad abdominal o androide (forma de manzana): la localización del exceso de grasa se encuentra en el abdomen, el tórax y la cara. Está muy asociada con la diabetes y enfermedades del corazón.
  • Obesidad periférica o gioide (forma de pera): la grasa acumulada se encuentra en muslos y caderas. Se da especialmente en mujeres y está relacionada con problemas como las varices y la artrosis en las rodillas.
  • Obesidad homogénea: no existen una predominancia de exceso de grasa en una zona localizada sino que la grasa se reparte por el cuerpo en las mismas proporciones.

Tipos de obesidad según la causa

  • Genética: es una de las más comunes. Es aquella en la que el paciente ha recibido una herencia genética o predisposición para tener obesidad.
  • Dietética: Es otra de las más comunes. Se da por llevar un estilo de vida sedentario unido a la ingesta de alimentos de alto valor calórico.
  • Obesidad por desajuste: aparece debido a un fallo (desajuste) en la saciedad. La persona nunca se encuentra satisfecha al comer y siempre siente la necesidad de seguir injiriendo más alimentos.
  • Defecto termogénico: no es un tipo de obesidad frecuente. La causa el organismo al no quemar las calorías eficientemente.
  • Obesidad Nerviosa: la sufren aquellas personas que sufren otras enfermedades como la hipoactividad u otros tipos de problemas psicológicos. La obesidad la produce el sistema nervioso central cuando altera los mecanismos de saciedad.
  • Enfermedades endocrinas: Tampoco es muy frecuente. Es generada por enfermedades endocrinas como el hipercorticísmo o el hipotiroidismo.
  • Obesidad por medicamentos: algunos medicamentos producen acumulación de grasa. Ocurre con algunos tipos de antidepresivos o corticoides por ejemplo.
  • Obesidad cromosómica: se asocia a defectos cromosómicos como aquellas personas que sufren síndrome de Down o de Turner.

Fuente: www.laobesidad.org.es

 

Conoce lo que viene después de una cirugía bariátrica

Conoce lo que viene después de una cirugía bariátrica

La brusca baja de peso provoca la caída de los tejidos. Aquí los procedimientos más comunes que se realizan para solucionarlo.

Con las cirugías bariátricas el paciente baja de peso de forma considerable, por lo que muchas veces, post éstas, recurren a nosotros, los cirujanos plásticos y de reconstrucción ante la caída de los tejidos, para intervenirse y revertir esta situación, que es lo que llamamos: cirugías post bariátricas. El sostén de los tejidos es la grasa y al perderla con la baja de peso, éstos caen. Si se pierde la elasticidad de los tejidos, la piel no es capaz de volver a su posición original, produciéndose exceso y flacidez de ésta. Esta caída será en mayor o menor cantidad, dependiendo de los kilos que se haya bajado y la calidad de la piel. En este tipo de intervenciones puede comprometerse todo o parte del cuerpo: muslos, brazos, estómago. Están las denominadas body lift superior (intervenciones de la cintura hacia arriba: mamas y estómago) y body lift inferior (de la cintura hacia abajo; glúteos y muslos). Entre los requisitos para poder hacerse las cirugías post bariátricas están: estar de alta, el peso debe estar estable, es decir, ni de subida ni de bajada, sin anemia y sus exámenes normales. Verse con los tejidos caídos del cuerpo es una experiencia fuerte, donde es esencial trabajar como equipo multidisciplinario, con apoyo de nutriólogos y sicólogos, ya que mirarse así puede provocar algún trastorno, como depresión. Por otro lado, nosotros como cirujanos debemos ser sinceros e indicar que este tipo de cirugía deja cicatrices, muchas veces más notorias que otras intervenciones. Explicaré en qué consisten las cirugías post bariátricas más frecuentes:

1.- Pexia mamaria: cirugía que tiene como propósito levantar y reafirmar el seno caído cuya piel ha perdido tono y elasticidad. La caída o descenso de las mamas puede ser leve, moderado o severo, lo que ayuda a reposicionar la areola y el pezón.

2. Lifting de brazos: corrige el exceso de piel, es decir, se saca la que está colgando. Y la cicatriz queda expuesta, en el bíceps. Se estira la piel para dejarla tensa, lisa, sacando ese molesto “colgajo de piel”.

3. Abdominoplastia: para estos casos se retira el exceso de piel y se  repara la pared abdominal anterior, ya que con los cambios de peso los músculos abdominales se separan y adelgazan. Con esta cirugía se devuelve su posición original, mejorando el aspecto y contorno, además de acentuar la cintura. Es de las más comunes cuando han habido variaciones  importantes de peso en esta zona. Esta cirugía deja una cicatriz en la parte baja del abdomen (como una cesárea ampliada hacia las caderas, y otra alrededor del ombligo).

4.- Lifting de muslos: intervención para estirar la piel que se ha caído de éstos. Consiste en soltar un poco de piel, y luego se suspende para dejar una superficie lisa. Queda una cicatriz en la zona de la ingle.

5.- Lifting de glúteos: mejora el entorno, volumen y por lo tanto, aspecto de la zona glútea. El implante se utiliza cuando la grasa no es suficiente, para el volumen que se busca. La recuperación de estas cirugías es en promedio de una a dos noches en la clínica y reposo relativo de 10 días. Hay que cuidar las cicatrices con apósitos especiales, usar faja por unas cuatro semanas y hacer sesiones de kinesioterapia.

BYPASS GÁSTRICO: UNA OPCIÓN PARA EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

BYPASS GÁSTRICO: UNA OPCIÓN PARA EL TRATAMIENTO DE LA OBESIDAD

El bypass gástrico o cirugía de derivación gástrica es una de las técnicas de cirugía bariátrica (procedimiento que busca cambios en la fisiología del cuerpo para conseguir pérdidas de peso mantenidas y duraderas en el tiempo) para tratar la obesidad mórbida, condición en la que una persona tiene 50 kg o más por encima de su peso ideal.

La cirugía bariátrica no es una cirugía estética, no está libre de riesgos, no es fácil y no es mágica. Al igual que otros tratamientos para la obesidad, requiere de cambios en el estilo de vida y mantener dietas saludables para garantizar resultados a medio y largo plazo.

Candidatos a cirugía de derivación gástrica

Personas de 18 a 60 años con:

  • 50 kg o más por encima del peso ideal que no pueden bajar de peso con dieta, ni con ejercicio
  • Un índice de masa corporal de 35 – 39.9 Kg/m2 más alguna enfermedad asociada como diabetes mellitus, hipertensión arterial, apnea obstructiva del sueño, entre otras.
  • Índice de masa corporal mayor de 40kg/m2

 

Procedimiento

La cirugía se realiza bajo anestesia general; se hacen pequeñas incisiones en el abdomen para instalar el laparoscopio, que consta de una cámara y dos o tres pinzas; así el cirujano opera a través de un monitor que le permite ver el interior del abdomen.

El cirujano divide el estómago en una sección superior pequeña y una inferior más grande. La sección superior es aproximadamente del tamaño de una nuez, recibe el nombre de bolsa y en ésta irán los alimentos que se ingieren, almacenando solo 30 ml de éstos.

Después de tener la bolsa, el cirujano conectará una parte del intestino delgado llamado yeyuno a un pequeño agujero de la bolsa. El alimento ingerido viajará directamente al intestino delgado, de esta manera el organismo absorberá menos calorías.

Las ventajas de realizar este procedimiento por medio de laparoscopía con respecto a la cirugía abierta son:

  • La hospitalización será más corta y la recuperación más rápida
  • Será menos dolorosa
  • Las cicatrices son más pequeñas
  • Existe menor riesgo de padecer una hernia o una infección

Esta cirugía tiene una duración de 2 a 4 horas.

 

Después del procedimiento

La mayoría de las personas permanecen en el hospital durante 3 a 5 días después de la cirugía.

Durante los primeros 3 días no podrá ingerir alimentos sólidos, se iniciará la alimentación con líquidos claros y poco a poco irá incorporando papillas o purés, hasta llegar a comidas sólidas suaves bajas en calorías.

 

Pronóstico

La mayoría de las personas  que se someten a un bypass gástrico, pierden de 5 a 10 Kg cada mes, en el primer año después de la cirugía. La pérdida de peso disminuirá con el tiempo, siempre y cuando lleve al pie de la letra la dieta y la actividad física que el médico y el nutriólogo indiquen.

La técnica del bypass gástrico muestra una baja de peso consistente del 65 al 70% del sobrepeso a 5 años de seguimiento.

LA ANSIEDAD DESPUÉS DE CIRUGÍA BARIATRICA

LA ANSIEDAD DESPUÉS DE CIRUGÍA BARIATRICA

Uno de los aspectos que más miedo produce después de una operación bariátrica es el miedo a volver a engordar

La ansiedad es estadísticamente uno de los aspectos más comunes en el comportamiento del obeso

Muchas personas con poco tiempo de operadas empiezan a sentir hambre. No es real, es ansiedad

La gran mayoría de los obesos confundimos hambre con ansiedad

Cuando nos operan, las causas psicológicas de la obesidad siguen intactas. El índice de fracaso de operación tiene mucho que ver con eso

Es sumamente difícil lograr estabilidad en el peso si no se controla y trata la ansiedad

En el obeso, la comida generalmente siempre esta acompañada de momentos felices. Esta asociación a veces es muy dañina

Cuando se es obeso la ansiedad no se siente mucho ya que uno la mata comiendo

La ansiedad asociada a las ansias de comer atacan generalmente en la tarde noche

Uno de los aspectos fundamentales de los cuales carecemos los obesos es el autocontrol

Si no se trata la ansiedad después de una operación bariátrica, los índices de fracasos tienden a aumentar

Después de una cirugía bariátrica, la ansiedad y la depresión son comunes en los primeros días. Si persiste, debe ser tratada

La mejor motivación para no sucumbir a la ansiedad por comer es acordarse de donde viene uno. Remembrar la obesidad

Si uno asocia el comer con ansiedad con los kilos que uno tenía al ser obeso, es una buena herramienta para detenerla

La ansiedad por comer sobre todo en los operados bariátricos va unida a procesos metabólicos y aspectos psicológicos

Técnicas de relajación y respiración a conciencia pueden ayudar muchísimo contra la ansiedad por comer

Una buena herramienta para controlar la ansiedad por comer es tomar agua, comerse un vegetal o una fruta

Muchas veces la ansiedad es por dulce o carbohidratos específicamente, para palearla psicológicamente: distraerse

Después de una cirugía bariátrica el hambre se reduce casi en su totalidad. Si se siente hambre debe tomarse en cuenta la ansiedad

Comer por lo menos 5 veces al día reduce significativamente la ansiedad

No asistir al psicólogo antes y después de una cirugía bariátrica es una irresponsabilidad hacia sí mismo y un gran riesgo

La cirugía bariátrica produce cambios rápidos, significativos e intensos en poco tiempo. Nuestra mente no es buena procesando cambios bruscos

Todos los cirujanos nos dicen que la cirugía bariátrica es una ayuda no una panacea. La mayoría eso no le paramos. Pensamos que es la SOLUCION

La cirugía bariátrica no es la solución per se. Sin el concurso del paciente y su cambio mental, la operación fracasa

Por poner un ejemplo: una persona con bypass no puede comer una bolsa de torontos de golpe, pero si uno cada hora. Engordará

Muchas veces las personas con mucha ansiedad necesitan ayuda farmacológica. No deben negarse a eso

Controlar la ansiedad siendo obesos es una cosa, pero fundamentalmente tenemos que cambiar nuestros hábitos mentales

 

Dieta de Aporte Proteico

Dieta de Aporte Proteico

Pierde kilos sin rebote

La experiencia clínica ha consolidado a las Dietas de aporte proteico como un tratamiento médico eficaz para la pérdida de peso, permitiendo que el paciente pierda peso de forma rápida, saludable, segura y sin sensación de hambre.

Se consumirán productos nutricionales 100% naturales compuestos por un adecuado índice proteico provenientes de la albúmina de huevo, suero de leche, chícharo y soya y con la cantidad necesaria de carbohidratos y grasas. Junto con estos preparados, se pueden consumir una cantidad ilimitada de un listado de verduras permitidas. Esto hace que el organismo elimine la grasa localizada sin generar pérdida de masa muscular, flacidez y conservando la vitalidad habitual.


Además de perder los kilos sobrantes, esta dieta médica permitirá que mantengas tus niveles de micronutrientes en las cifras ideales, ya que consumirás éstos de manera exógena, es decir, en forma de cápsulas, consiguiendo por tanto, una mejoría en el aspecto de la piel, el cabello, entre otros.

La dieta se realiza siempre bajo un seguimiento médico. El cumplimiento del protocolo establecido, de una forma rápida y sin carencias básicas para el organismo, ya que junto con los sobres preparados que sustituirán a tus comidas, se suman una serie de complementos minerales y vitamínicos que nos darán la vitalidad de siempre.

Enumerando los beneficios de la Dieta de Aporte Proteico, tenemos lo siguiente:

Pérdida de peso de manera rápida y segura

Amena y variada, ya que los sobres tienen diferentes sabores y texturas

No pasarás hambre!

Fácil preparación

Evita la pérdida de masa muscular y aumenta la pérdida de masa grasa

Mantiene tu vitalidad habitual, no te sientes decaído como cuando realizas otras dietas